Ya hay alta circulación de Ómicron en el país

A menos de un mes de que se confirmara el primer caso de la variante Ómicron en la Argentina, ya se propagó a varias de las jurisdicciones más pobladas del país, según estimaciones preliminares del Instituto Malbrán, el programa PAIS de monitoreo genómico y detecciones realizadas con una técnica desarrollada por el investigador del Conicet Maxi Juri Ayub.

El primer paciente que llegó a la Argentina con esta descendiente del virus original regresó a San Luis el 30 de noviembre después de desarrollar una actividad laboral en Sudáfrica. Tenía el esquema de vacunación completo y ya había contraído la enfermedad en marzo de 2021, pero el 2 de diciembre se enteró de que personas con las cuales había estado en contacto habían sido diagnosticados con Covid y consultó al sistema de salud para que le hicieran el test, que arrojó resultados positivos.

Desde entonces, se supo de eventos de “supercontagio” de Ómicron en Córdoba y se dictaminó el inicio de la transmisión comunitaria en esa provincia. Pero aunque no se dio información del resto, el aumento vertiginoso de casos notificados en las últimas dos semanas (con un crecimiento de hasta el 1200%) y detecciones realizadas por diversos grupos indican que la variante ya está propagándose en buena parte del país. Con mayores precisiones, esto se confirmará en los próximos días en el nuevo reporte que dará a conocer el consorcio PAIS.

“Datos completos todavía hay pocos –explica Josefina Campos, directora de la Unidad de Genómica del Anlis-Malbrán–. Aunque estamos secuenciando, tenemos una foto un poco desfasada porque las muestras que recibimos llegan con diez días o dos semanas de retraso. Estamos viendo que viene aumentando en todas las regiones, pero no tanto como en Córdoba. Por otro lado, observamos que aunque por ahora no es la variante predominante, de acuerdo con varias muestras que secuenciamos de manera urgente sí se está registrando un crecimiento rápido en CABA y en la Provincia de Buenos Aires (PBA). Creo que en dos semanas vamos a ver un desplazamiento de Delta”.

Casi todas las jurisdicciones hacen PCR de variantes (tamizaje o screening) y luego envían algunos casos a confirmar por secuenciación. “Nosotros no secuenciamos, pero tenemos un kit que diferencia Ómicron de Delta [la variante dominante hasta ahora] y para confirmar esos resultados la primera vez que lo usamos enviamos todo a secuenciar –cuenta el inmunólogo Jorge Geffner, vicedirector del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Retrovirus y Sida (Inbirs)–. Nos dio perfecto, o sea que podemos diferenciar sin problema. Hoy por hoy, en tres días distintos, sobre 30 positivos de CABA nos está dando entre un 80 y un 90% de Ómicron. Nos impresionó, desplazó casi totalmente a Delta. Esto es lo que explica el enorme aumento de notificaciones que está teniendo la ciudad. Y en PBA pasaría algo similar. La Argentina, en ese sentido, se parecería a Sudáfrica, porque en Europa  están coexistiendo Ómicron y Delta 50 y 50, o 60 y 40 más o menos”.