Veronica Gomez hace historia y por primera vez Argentina tendrá una jueza en la CIDH.

Veronica Gomez se convirtió en la primera jueza argentina en llegar a la Corte Interamericana, uno de los tres tribunales regionales de protección de los derechos humanos, conjuntamente con la Corte Europea de Derechos Humanos y la Corte Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos. Es una institución judicial autónoma cuyo objetivo es aplicar e interpretar la Convención Americana.

Cabe destacar que el Gobierno argentino postuló a la Dra. Gómez para ocupar una de las cuatro vacantes existentes a partir de enero de 2022 en el principal tribunal de la región, con la firme convicción de la necesidad de alcanzar la paridad de género en órganos internacionales de Derechos Humanos.

El canciller de Costa Rica, Rodolfo Solano, celebró durante la sesión “ver a tres distinguidas mujeres en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Su sola presencia es un aire fresco de convocatoria para que la mujer en nuestro continente pueda seguir avanzando no solamente en las conquistas de sus derechos sino en el liderazgo que deben seguir ejerciendo”.

El presidente entrante Ricardo Pérez Manrique, quien dio inicio al Año Judicial Interamericano 2022, resaltó los cambios que trae: “Luego de casi dos años de trabajo virtual nos volvemos a reunir” y, en ese sentido, auguró “un tribunal abierto y cercano a la gente y sus diversos actores, con oídos y ojos bien atentos para conocer e interpretar la compleja situación de la región. Para oír a quienes no tienen la posibilidad de ser escuchados, a las personas en situación de vulnerabilidad, que son millones en la región”.

Pérez Manrique agradeció muy especialmente la vocación de servicio de los Jueces salientes, incluyendo al jurista argentino Eugenio Raúl Zaffaroni, y resaltó la composición de la nueva Corte con tres mujeres señalando que “la impartición de justicia tanto nacional como internacional, debe construirse sobre la base de la paridad de género. En el mundo no debe haber tribunales colegiados sin paridad o un adecuado balance entre hombres y mujeres”.

La Corte Interamericana ejerce una función contenciosa, dentro de la que se encuentra la resolución de casos contenciosos y el mecanismo de supervisión de sentencias y una función consultiva.