Una joven lucha por su vida y un asesino está prófugo

Un hombre interrumpió una fiesta de cumpleaños, porque le molestaba la música, y comenzó a disparar a los presentes. Una de esas balas le dio en el pecho a Sandra Lozano, una joven de 16 años que ahora pelea por su vida en el Hospital Penna.

Sara, la hermana de Sandra, aseguró que un hombre desconocido se hizo presente en la casa y pidió que bajen la música, momentos después, regresó y abrió fuego sin mediar palabras.

Sara cuenta que el agresor efectuó aproximadamente ocho disparos y agregó que “me di cuenta que mi hermana tenía un disparo en el pecho, reacciono y ahí me tiro encima de ella para tratar de protegerla. Ahí me pasó una por la costilla rozando“. 

El estado de salud de Sandra es grave. La bala pasó por el corazón, el pulmón y dejó tres orificios. Quedó parapléjica, según el informe médico.

El resto de los heridos ya fueron dados de alta y el atacante está prófugo. La policía aún no da con su paradero y por ahora el hecho es tomado como homicidio.

Sara pide justicia de manera urgente por su hermana y todos los heridos.