Troskeando por un sueño

Por Daniel Prassel.

Escuchá a Daniel Prassel en «Troskeando por un sueño» acá.

Estimadxs, como bien saben sobre las tomas de tierras, nos hemos referido en artículos anteriores, vale reiterar que no cambiamos el diagnostico, hay un grave problema de acceso a la vivienda que data de varios años, que por supuesto nos corresponde resolver porque somos siempre los únicos que pensamos en serio en estas problemáticas, acá nos conocemos muy bien y los demás gobiernos de distinto signo político al nuestro siempre nos traen encendidos discursos donde dicen que esto y aquello y al final de los mismos ni una cosa ni la otra, históricamente ha sido el Peronismo quien piensa en la vivienda como un derecho humano, y si bien, no hay tiempo posible de espera para decirle a quien no tiene donde vivir que tenga paciencia, lo que paso en Guernica nos deja mucha tela para seguir cortando.

Lo primero que hay que decir acá, es que en el episodio, participan necesariamente, me salió una frase con ribetes jurídicas, distintos actores, tenes por un lado las familias necesitadas de un lugar para poder vivir, asentarse y desarrollar su vida, el dueño del campo, los vivos de siempre que ven en el kilombo la posibilidad de manotear algo, las autoridades, el poder judicial, la policía, los medios y por si fuera poco la tan mentada opinión pública a favor y en contra sobre el tema.

Ahora bien hagamos un poquito de memoria, porque si bien la represión cuando se desata no distingue más que, para pegarle y castigar a todo lo que se mueva, yo me acuerdo bien que durante el gobierno de Macri se decidía reprimir y listo no había más que agregar, por si te olvidaste te tiro los que se me vienen a la mente rapidito: Indoamericano, Htal Borda, Reforma Previsional, Docentes, Jubilados, Verdurazo, lo que paso hace dos días no tiene mucho que ver con esto, y te pido que en lugar de que nos enojemos y nos pongamos tristes, hagamos el esfuerzo de ver toda la película para poder aproximarnos no solo a ver los hechos sino a poder comprenderlos.

La orden de desalojo del predio estuvo firmada muchísimo tiempo antes de que se produjera, lo cual podría haber significado que ese desalojo hubiera sucedido hace bastante, y la verdad que eso no sucedió porque hubo un gobierno provincial a la altura que cuando tuvo que intervenir lo hizo, montando un dispositivo interministerial donde no solo relevaron la situación de todas las familias que allí se encontraban sino que abordaron otras carencias de las mismas, y esto lo puedo afirmar porque no me lo contaron los medios, tengo cientos de compañeras y compañeros que fueron durante todos estos días que duro el dispositivo como voluntarios para ayudar en la toma, a repartir alimentos, a revisar cuestiones médicas, de violencia intrafamiliar y de género, entre otras cuestiones.

Tal es así que el 80% de las familias acepto la propuesta de las autoridades y se fueron relocalizando en sus distintos distritos, ah pero eso no te lo cuenta nadie porque obviamente no es la idea, la idea es que nos pongan al mismo nivel que el gobierno de Macri corriéndonos por izquierda, y en ese acto nos pretenden seguir esmerilando para socavar el Frente, no me sorprende de los representantes de la Troskitud que ya les conocemos bien el pelaje, pero si me preocupa que valiosos compañerxs caigan en esta nueva trampa de nuestros enemigos reales, que son justamente los que nunca estarían a favor de que todos y todas tengan acceso como dicen los movimientos sociales que realmente la pelean a tierra, techo y trabajo.

Buen momento entonces para parar la pelota y analizar en contexto, para no equivocar nuevamente la mira y seguir apuntando a los verdaderos garcas, que no son aquellos que tienen que tomar un pedacito de tierra, sino los mismos de siempre, pero ojo busquemos equilibrio, ni pomposas declaraciones revolucionarias ni aceptar la tragedia mansamente, hay que seguir visibilizando este debate urgente que es el acceso a la vivienda digna, porque puede ser la gran llave para reactivar buena parte de la economía, generar trabajo genuino, motorizar el comercio interno y garantizar dignidad a nuestro Pueblo.

Tenía ganas de referirme puntualmente a las y los representantes de la “Izquierda” que casualmente jamás están con el Pueblo, cosa rara ¿no? Pero honestamente, creo que si lo hiciera, también caería en otra trampa discursiva, a las que hábilmente siempre nos quieren arrastrar para distraernos de los objetivos principales, hay que gobernar y saldar deudas sociales que nos dejaron nuestros predecesores, les damos libertad de acción para que monopolicen el mercado de las fotocopias, quizás con eso realmente, estén al menos, haciendo un aporte real y comprobable (ya que nunca los vistes en otra) a nuestra economía que tanto necesitamos dinamizar.

Más Estado, Más Solidaridad, Más Comunidad como nuestrxs 30.000 nos enseñaron.