Susana Ré:» A la gente con capacidades diferentes las toman en las empresas para flexibilizar las condiciones laborales»

Hoy en Identidad Colectiva entrevistamos a Susana Ré directora General de la Fundación Infancias, que trabaja con niños y adolescentes con diversas discapacidades sobre su alfabetización y la posibilidad de inclusión laboral y charlamos sobre la eliminación de la pensiones por discapacidad.

Recibiendo las noticias, día a día de cosas que son impensadas, como esto que paso en los últimos días, respecto de las pensiones de cosas que se han logrado y se quiere volver para atrás y realmente preocupada porque de estas decisiones que parecen efímeras y parece que un día se dice una cosa al otro día otro, depende un montón de gente y familias y sufrimientos, esto es lo grave»

La fundación Infancias, se constituyo hace 30 años y trabajamos con chicos con discapacidades mentales, es una escuela donde tenemos cinco planes de estudio, con diferentes niveles de rendimiento y con diferentes niveles de complejidad. No hacemos las admisiones a través de las patologías, pero si de las posibilidades que tienen de aprendizaje, tenemos planes de estudio de recuperación, que es muy similar a la escuela común y que admite un pequeño desfajase entre lo cronológico y o mental, y son todos planes de alfabetización,  y tienen la posibilidad de alcanzar una salida laboral.

Yo no se a que se refería el Ministro, porque si vamos a hablar de la salida laboral que tiene cualquier joven en nuestra sociedad es bastante precaria en lineas generales»

Entonces la verdad que el desconocimiento que tiene sobre la realidad de  los chicos con Síndrome de Down, o de cualquier otra, porque cuando hablamos de las pensiones no contributivas, hablamos de todas las discapacidades,  no hablamos solo del Síndrome de Down, obviamente para la generalidad de la gente la discapacidad es (SD), hay 500 millones de patologías diferentes.

Si vamos hablar de lo laboral, vamos mal, pero si vamos hablar de estos chicos, las condiciones en los que son tomados en muchas oportunidades son muy precarias, osea que la salida laboral es entre comillas, por otro lado nuestra población, con la que yo estoy y comparto todos los días, van a necesitar de una mirada y de un control de los que los rodean toda la vida, no es que tienen trabajo y los soltas a la vida y no pasa nada, nuestra sociedad es muy compleja, con lo cual las cosas que tienen que hacer siempre son más difíciles para ellos»

No se entiende que algo que venia funcionando, que permitía que los padres de estos chicos  que una sus mayores preocupaciones y los que trabajamos con estos chicos tenemos, es darles cierta tranquilidad.

La mayor preocupación de un padre cuando viene a inscribir a su hijo a una escuela para que tenga un futuro es: ¿Que va a ser de mi hijo el día que yo no este?

Con esta medida el sufrimiento de los padres no tiene techo, porque hasta que no lo vean insertado a la sociedad, si para un papá con niños que no tienen problemas mayores es una preocupación los hijos siempre, para estos padres es de terror.

En estos últimos 30 años que trabajamos con Infancias, puedo relatar como ha sido la cruzada que han establecido los padres y el sector de la discapacidad respecto de la cobertura que hay, si el Estado no lo hace el mercado no lo va hacer, el estado tiene la obligación y hoy ya es ley, cuando empezamos en el 87, 88 no había nada para estos chicos, en los 90 se hizo nomenclador nacional y fue una obligación del Estado a través de las obras sociales o de el programa federal de cubrir las necesidades de nuestros alumnos en salud y educación, y estos fueron logros que se dieron durante 3 décadas»

Es una medida absurda, y esperamos que se revea, porque nadie lo va a permitir y hay que seguir peleando.