Se terminó el sueño de la Libertadores para San Lorenzo

Por Lucila Coccia.

Las Santitas cayeron por 0-2 ante Nacional y quedaron eliminadas de la Copa Libertadores. Los goles del conjunto uruguayo los convirtieron Yamila Bedell y Esperanza Pizarro con dos minutos de diferencia para sentenciar el partido.

En la última fecha del Grupo D, San Lorenzo se jugaba una final en el estadio Arsenio Erico de Paraguay. Las ganadoras de este encuentro se aseguraban un lugar en los Cuartos de Final, ya que ambos equipos habían ganado ante Capiatá y habían caído ante el poderoso Corinthians.

En el inicio del encuentro San Lorenzo fue más que Nacional. Salió a buscar el triunfo con sus exponentes en el ataque y no tardaron en llegar las oportunidades. Un remate de Débora Molina, que se fue por poco en el lado izquierdo del arco, anunciaba el juego de las Santitas en Paraguay, con muchos intentos y poca efectividad. Quizás la más clara del primer tiempo para las argentinas fue un centro por la izquierda que le llegó a Nicole Hain en el área chica. La “20” de las Santitas no logró esquinarla de primera y el remate se encontró con la arquera de Nacional.

Sin embargo, Nacional fue entrando en partido hacia el final de la primera parte y tuvo una oportunidad de romper el cero con Daniela Gómez Montans, que remató sola por la derecha. La arquera de la selección, Vanina Correa respondió de la mejor manera para defender el cero en su arco. 

En la segunda parte, los equipos cambiaron los roles, las uruguayas crecieron en la posesión de la pelota y San Lorenzo buscó hacer la diferencia de contraataque. A los 70 minutos, Nacional selló su buen momento con su primer gol. Luego de un lateral por la derecha y un mal despeje de la defensa del Cuervo, Yamila Bedell remató al primer palo, que una estática Correa no pudo contener. Con el poco resto para salir a buscar el encuentro, San Lorenzo cayó en un bajón anímico y las uruguayas sacaron provecho.

A dos minutos del primer gol, la “10” charrúa, que había tenido un gran partido, picó al espacio para recibir el pase del mediocampo y quedar frente al arco sin marca. Esperanza Pizarro no tuvo problemas para definir esquinado a la derecha ante una mirada atónita de Correa, que nada tenía para hacer.

Con este resultado, San Lorenzo cosechó dos derrotas y una victoria en esta edición y quedó eliminado en la fase de grupos de la Copa Libertadores. Las Santitas repitieron la actuación de 2009, año en que debutaron en la competencia.