Se firmó el convenio para la construcción de Atucha III

Este martes, el gobernador bonaerense Axel Kicillof  participó en la firma de un acuerdo para construir la central nuclear Atucha III, que se emplazará en Zárate. Según las estimaciones, las obras demandarán la creación de 7 mil nuevos puestos de trabajo.

El desarrollo del proyecto, se indicó en el informe oficial, “generaría 7.000 puestos de trabajo directos y 2.000 indirectos en la etapa de construcción, así como 500 empleos durante la operación comercial, y el sostenimiento de otros 12.000 vinculados directa e indirectamente a la industria metalúrgica nacional”.

El mandatario bonaerense participó esta mañana mediante videoconferencia del acto en el que se suscribió el contrato entre la compañía Nucleoeléctrica Argentina SA (NA-SA) y la Corporación Nuclear Nacional de China (CNNC) para la construcción de la central Atucha III, un reactor de 1.200 MW que se instalará en el Complejo Nuclear Atucha de la localidad de Lima, en Zárate.

Participaron los presidentes de la CNNC, Yu Jianfeng; y de la NA-SA, José Luis Antúnez; los embajadores de la Argentina en China, Sabino Vaca Narvaja; y de China en la Argentina, Zou Xiaoli; el director adjunto de la Autoridad de Energía Atómica de China, Huang Ping; el ministro bonaerense de Seguridad, Sergio Berni; la diputada nacional Agustina Propato; y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.

En ese marco, Kicillof destacó que “estamos celebrando la firma de un contrato histórico entre China y la Argentina, que por un monto de 8.300 millones de dólares va a generar mucha actividad y va a crear empleo tanto para la construcción como para la gestión de la central nuclear, consolidando a la provincia de Buenos Aires como la región con mayor peso en términos energéticos dentro de nuestro país”.

El Gobernador señaló que “luego de que en 2015 acordáramos la construcción de esta central nuclear, debimos afrontar cuatro años de retrocesos en los que se suspendieron los trabajos y todos los avances que habíamos alcanzado”“Hoy en la República Argentina todos somos conscientes de que sin energía no tenemos desarrollo posible”, añadió.

Según se informó, el contrato suscripto estima la provisión de la ingeniería, construcción, adquisición, puesta en marcha y entrega de una central del tipo HPR-1000, que utilizará uranio enriquecido como combustible y agua liviana como refrigerante y moderador. Atucha III tendrá una vida útil inicial de 60 años, en tanto que las obras que comenzarán a fines de este año requerirán la creación de más de 7 mil empleos y una integración aproximada del 40% de proveedores nacionales.

“Trabajaremos en estrecha colaboración con la Argentina para avanzar de manera segura y eficiente en la construcción de Atucha III”, aseguró Yu Jianfeng y añadió: “Desde la CNNC continuaremos ampliando los espacios de cooperación nuclear, inyectando un fuerte impulso para la consolidación de la asociación estratégica integral entre nuestros países, apoyando el desarrollo económico y social para beneficio de nuestros pueblos”.

Por su parte, Antúnez indicó: “Este contrato no es un hecho aislado, sino que forma parte de los lazos diplomáticos de 50 años entre la Argentina y China, que tuvieron un hito histórico en 2014 con la puesta en vigencia de la asociación estratégica integral entre nuestros pueblos”. “Con el mismo espíritu, este convenio busca que podamos abastecer la demanda eléctrica de la Argentina con energía de base, limpia, segura y sustentable para contribuir a combatir los efectos del cambio climático”, dijo.

Nucleoeléctrica Argentina SA es la empresa pública que opera y construye centrales nucleares en el país. En la actualidad, tiene a su cargo la operación y comercialización de la energía eléctrica generada por las centrales Juan Domingo Perón – Atucha I, Néstor Kirchner – Atucha II y Embalse, en tanto que también provee servicios de ingeniería a otras empresas nucleares del mundo, entre las que se encuentran empresas subsidiarias de la CNNC.