Se abre el debate sobre el proyecto Compre Argentino

El proyecto de compre Argentino, que busca mejorar los márgenes de preferencia para empresas locales en las licitaciones públicas, fue analizado este martes por un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados y podría tener dictamen favorable el jueves, de manera de poder acelerar su tratamiento en el recinto de sesiones.

El debate se realizó en un plenario de las comisiones de Industria y Presupuesto -que conducen los legisladores oficialistas Marcelo Casaretto y Carlos Heller- con la presencia de la subsecretaria de Industria, Julieta Loustau; y el Director Nacional de Compre Argentina, Julian Hecker.

Al abrir la reunión, Casaretto dijo que la discusión del proyecto continuará el jueves para proseguir el debate entre los legisladores y no descartó que ese día se pueda avanzar en la redacción del despacho de comisiones.

Fuentes parlamentarias del oficialismo dijeron que el objetivo es emitir despacho este jueves y, si hay acuerdo, poder realizar la sesión ese mismo día para tratar este tema, junto con otros referidos a industrias culturales y beneficios para la compra de unidades nuevas para taxis.

El eje del debate estuvo centrado entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio en la incorporación del Pami dentro de la norma, debido a que la dependencia oficial es la principal compradora de medicamentos, así como en la creación de un Fondo FiducIario.

La iniciativa, enviada en diciembre pasado por el Poder Ejecutivo, contempla la posibilidad de elegir como proveedora a una empresa nacional a pesar de que sus precios se excedan -hasta un determinado tope- a las propuestas que puedan hacer compañías extranjeras.

A través de su implementación, el Gobierno estima que podría ahorrar US$ 500 millones por dejar de contratar proveedores extranjeros.

Por otra parte, el proyecto eleva las preferencias de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) nacionales de un 15% a un 20%, en tanto que las demás pasan del 8% al 15%.

La iniciativa contempla la posibilidad de elegir como proveedora a una empresa nacional que se excede en los precios ofertados por multinacionales.