Resumen internacional 17 – 03

Grupo puebla responde a las declaraciones de Almagro sobre Bolivia.

El Grupo de Puebla manifestó su preocupación sobre las declaraciones de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos-OEA- sobre un supuesto “abuso de los mecanismos judiciales” en Bolivia, donde se desconoce de manera flagrante la independencia de poderes en ese país. Luis Almagro presume, sin fundamento alguno, que se trata de una campaña de persecución dirigida desde el gobierno a quien acusa de apelar “a instrumentos represivos”.

El comunicado acompañado de las firmas de los ex presidentes Rafael Correa, Ernesto Samper, Dilma Rousseff y Fernando Lugo sostiene “no le reconocemos autoridad moral al secretario Luis Almagro, después del papel que cumplió la Misión de Observación a su cargo en las elecciones de 2019, tras las cuales se produjo el golpe de estado en contra del gobierno de Evo Morales, cuyas responsabilidades se están juzgando en este momento por la justicia boliviana”.

 La Misión de la OEA publicó un informe, sin ningún soporte estadístico para justificar una segunda vuelta electoral a partir de un fraude no demostrado, como meses después pudieron constatarlo centros académicos en los Estados Unidos (Centro de Investigación de Economía y Política- CEPR; el laboratorio electoral del MIT; universidad de Pensilvania y la Universidad de Tulane).

A su vez el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia criticó “la injerencia colonialista” con la que Almagro apoyo el golpe de Estado y reconoció Jeanine Añez como presidenta.

Biden tensiona las relaciones bilaterales con Rusia 

Cruce de declaraciones entre Washintong y Moscu después de que el presidente estadunidense Joe Biden calificara de “asesino” a Vladimir Putin y que el estado ruso “pagara” las consecuencias por las injerencias en las elecciones americanas pasadas sin aportar ningún tipo de pruebas. Previa a la disputa electoral entre Trump y Biden la secretaria de estado acusó en un comunicado que Rusia e irán intentaron interferir en elecciones, denigrar la candidatura de Biden y socavar la confianza pública en el proceso electoral.

Sin embargo el departamento de justica constato “no encontramos evidencia de que algún actor afiliado a un gobierno extranjero manipulara los resultados electorales.

Desde Rusia sostienen que las acusaciones son infundadas y se utiliza como pretexto para aplicar nuevas sanciones y eludir responsabilidades internas del país americano.

Maria Zajarova- representante oficial del ministerio de relaciones exteriores de Rusia- expreso al canal RT “para nosotros es esencial ver que rutas podemos tomar para arreglar las relaciones bilaterales que se encuentran en un estado grave desde hace varios años. Los riesgos de una ruptura entre ambos países tendrían gravísimas consecuencias, lo cual profundizaría la actual situación hacia un callejón sin salida”. 

La cancillería rusa convoca a su embajador en Estados Unidos por el deterioro de relaciones, recomponer la situación actual.

Al mismo tiempo el departamento de comercio estadounidense anunció que ampliara las restricciones a exportaciones rusas en respuesta al supuesto uso de armas químicas o bilógicas por el envenenamiento de Aleksei Navalni.

Las sanciones comerciales entrarían en vigor el 18 de marzo. Se abre así un periodo de incertidumbre entre el eje “Washinton-Moscu”.