REFUTAR: Pichetto, marcha opositora, Massa y otras yerbas

FAKE NEWS

Para nuestra querida prensa hegemónica, por momentos, es mejor hacer silencio que mentir. Esto suele pasar cuando ningún periodista quiere operar a corazón abierto y justificar acciones injustificables. Un buen ejemplo pueden ser los «pases» de propiedad estatal a algún privado amigo.

Otro buen ejemplo puede ser el que cita a continuación Silvina Caputo. Resulta que Miguel Ángel, entre gallos y medianoche, se mandó una que no fue tapa, ni bajada.

Pichetto no fue noticia

Por Silvina Caputo.

El 25 de junio pasado el ex candidato a vicepresidente de Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto, fue designado Auditor General de la Nación con la abstención del bloque del Frente de Todos, presidido por Máximo Kirchner, y el rechazo de los bloques de izquierda.

La candidatura de Pichetto fue postulada por los tres jefes de bloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (Pro) y Maximiliano Ferraro (CC-ARI), para cubrir el cargo que dejó vacante el radical Jesús Rodríguez, quien a comienzos de este año había asumido en reemplazo del peronista Oscar Lamberto.

Ritondo afirmó en aquel momento que Pichetto reunía «las calidades técnicas y personales para desempeñarse como auditor», algo refutado por la vicepresidenta del bloque del Frente de Todos, Cecilia Moreau quien alertó en nombre del bloque oficialista.

«Más allá de cualquier consideración, de los 37 años de ejercicio en los diferentes cargos públicos de Pichetto» no se debe olvidar «la inmensa cantidad de declaraciones, de consideraciones que el ex senador viene manifestando de manera cada vez más frecuente sobre los sectores más vulnerables de la Argentina, que son a su vez los que necesitan más presencia del Estado, ni que hablar en estos momentos de pandemia», manifestó Moreau.

Meses después, con la designación ya efectuada, el ex legislador que en octubre cumplió 70 años, ya es noticia por su gestión, aunque no salga en los medios.

Esta semana el diputado nacional del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo José Luis Ramón cuestionó a Pichetto por crear más de 200 cargos en la AGN, al considerar «excesivo» esa previsión de personal.

Llama aquí la atención la imperiosa necesidad del excandidato de generar puestos de trabajo a diestra y siniestra, cuando desde la campaña se pronunció por el recorte de los gastos del Estado y por el ajuste como única salida posible de la Argentina.

«En épocas donde se pide austeridad, Miguel Ángel Pichetto generando esta previsión de personal lo que hace es excesivo. Y nos da mucha bronca. Aquellos que hablan de ética y austeridad crean más de 200 cargos nuevos. No es de primera necesidad para un organismo que vaya a saber que controla», enfatizó el denunciante mendocino.

La defensa de Pichetto fue pobre, se limitó a responder que las decisiones de ese tipo no son de su exclusiva responsabilidad y aludió a la existencia de una «campaña que busca generar repudio en la sociedad».

Según Pichetto, al asumir «el presupuesto y la planta de personal ya estaban aprobados. No soy el presidente de la Auditoría, no tengo facultades sobre la administración del organismo», se excusó; mientras el diputado José Luis Ramón retrucó con que «se incrementaron los cargos un 20 por ciento» desde que tomó control de la AGN.

Imaginemos que alguien del Frente de Todos hubiera cometido semejante «gasto». Imaginemos que lo hubiera hecho Cristina. Cristina, Cristina. Si, ese bendito nombre repetido como un mantra toda la semana.

La misma que es denunciada de tantas cosas -todavía no probada ninguna- que sería imposible enumerar en estas líneas. Esa que aman los Majul, los Leucos, los Viale heredados de los almuerzos. Los hijos, nietos y amigos del poder concentrado que en el fondo no hacen más que mostrarnos lo bien posicionados que estamos, lo bien que elegimos, si de mirar al otro se trata.

Como sea, Pichetto no fue tapa. No tuvo que deambular por los medios explicando la denuncia. Encima, se dio el lujo de aparecer en los pocos medios no concentrados intentando una tímida defensa de la carta de la Presidenta del Senado, donde los propios le dieron un micrófono, soñando con una inminente conversión.

Eso sí, en Radio Mitre, no se privó de decir – la misma semana- que estamos en un país donde «se sobredimensionan» algunas cuestiones políticas y que «solo así se explica el acompañamiento de un sector tan grande a la Vicepresidenta»


OTRAS YERBAS

Volvió a marchar la oposición. Algo relativamente divertido es que se vuelve una ruleta rusa para el cronista cada vez que se acerca a preguntarle a alguien por qué está marchando. Lo curioso es que en esta última manifestación, en Bariloche, hubo un grupo al cual no hacía falta preguntarles nada:

Marcha por la libertad.

Parece que a los prestigiosos periodistas les molestó el típico video donde se recopila la cantidad de veces que dicen «Cristina». Tomaron cartas en el asunto. Leuco jr., el más inteligente de los suyos, paso a llamarla «Elizabeth». Descolocó a los fanáticos K por completo y no saben por dónde entrarle.

Ahora, el que pegó un giro tremendo a todos, fue Pagni. Cambió la estrategia y ahora en lugar de decir «Cristina», dice «Sergio Massa».


DICCIONARIO DE LOS MEDIOS HEGEMÓNICOS

8N: Dícese de una marcha apartidaria y pacífica que busca paz y libertad en esta Argentina condenada a que se roben la república todos los días.