REFUTAR: Fake News, Viale, el PRO y otras yerbas

FAKE NEWS

Cada tanto, me parece bueno parar un poco la pelota y pensaren esto de las Fake News. No es que no lo hacemos, pero el trabajo es principalmente detectar y, como se llama esta sección, Refutar.

En este caso, los invito a «El conocimiento de la ignorancia», escrito por Oscar Rodríguez para este portal.

El conocimiento de la ignorancia

Jorge Lanata, Luis Majul, Baby Etchecopar, Joaquin Morales Solá, Los Leuco, Nelsón Castro. Todos ellos generadores de desinformación. Generadores de una grieta entre la población. La baja calidad informativa en estos pseudo periodistas los ubica en grandes operadores que logran provocar una alarmante reacción en la sociedad.

Marchas anti cuarentena, quema de barbijos, antivacuna rusa, antivacuna China.

Cristina, Cristina, Cristina…

No pedimos que esta raza de periodistas deje de existir, nada más lejos de nuestro deseo, de hecho, se los podría tomar como buenos standaperos. Si no provocaran tanto daño, serían hasta cómicos.

Lo importante en estas situaciones es saber que estamos consumiendo mierda, es saber que estamos entre mercenarios de la desinformación.

A ver… y para que se me entienda hacia dónde va esta nota.

No quiero caer en todos aquellos que consumen este tipo de periodismo, ellos son víctimas. O tal vez la victima soy yo…, alguien decía: “La duda es la jactancia de los intelectuales”

Hay muchas cosas para reflexionar y para discutir, pero antes, al menos nos tenemos que poner de acuerdo en los temas de discusión. No podemos entrar en discusiones retóricas que no conducen a nada.

No puede ser que caigamos siempre en el mismo error, viene un gobierno neoliberal provoca una tremenda crisis, económica, social, sanitaria y ¿qué hacemos?, escuchamos en los medios a aquellos que generaron la crisis, así de esa manera les damos la oportunidad de que nos vuelvan a cagar. 

¡No sabemos nada, pero lo peor es que no sabemos que no sabemos nada!

¿Podemos decir entonces que Sócrates estaba en lo cierto?, o no….

La ignorancia socrática. Reconocer sobre aquello que no sabemos.

Me llama la atención en lo “expertos” que nos hemos convertido en desarrollo de vacunas y en temas judiciales, últimamente. Salir a denostar una vacuna sin entender el proceso que lleva su elaboración, es la falta de reconocimiento de lo que ignoramos.

Salir a opinar sobre la reforma judicial con el argumento que es impulsada para favorecer a tal o cual persona es también no reconocer aquello que ignoramos.

Provoca una sonrisa además de cierta bronca escuchar que: “esta justicia corrupta defiende a CFK”, ahora cuando se propone una reforma, se vuelven a oponer, porque dicen que va a beneficiar a Cristina Fernández de Kirchner. ¿Será posible?

Claro, que la realidad es una construcción, unos la construyen de una manera y otros la construimos de otra, ahora bien, lo que nos separa de las diferentes construcciones de realidad es, en todo caso, nuestra posición en relación a la ignorancia que poseemos en determinados temas. Aceptamos la ignorancia, o la ignoramos. 

Qué sabemos de vacunas para salir a tomar posición en contra o a favor, que conocemos de la reforma judicial para salir a tomar posición a favor o en contra.

Los grandes sofistas, los que salen eyectados de sus sillones y dejan de consumir basura por un ratito, para salir a dar la vuelta al perro por el obelisco, con consignas vacías de argumentos, mientras los poderes reales se regocijan con el logro obtenido, movilizar a los que ignoran su ignorancia. Lejos de lo que nos quieren hacer creer; unos miles de locos con banderas Argentinas no son representativos del conjunto de la sociedad.

No hay debates serios, carecen de argumentos, así no se puede generar un intercambio enriquecedor que permita sacar algo concluyente. 

Eso está faltando, ¿cómo se rompe la subjetividad?

Cristina es una chorra… se repite como argumento central en esas manifestaciones minúsculas, bueno a ver. En qué te basas para mantener tal afirmación…

Se robo un PBI…

FAAAA!!!!

Volvemos al compañero Sócrates, para Sócrates, el primer paso para alcanzar el saber es la aceptación de la propia ignorancia. Si sabemos que no sabemos, y sabemos que Jorge Lanata, tampoco sabe sobre los procedimientos por los cuales debe pasar una vacuna para que sea utilizada, ergo no podemos prestarnos al juego nefasto de protestar por protestar.

El ignorante, no se da cuenta de esto.

Entonces qué hace, agarra la bandera Argentina y sale, ¿A que sale? Bueno, lo ignora, pero él cree que así defiende a la República.

Tenemos que apelar a la ignorancia consciente, examinar aquellas variables que afectan al desconocimiento y a la incomprensión consciente.

Tal vez sea el único antídoto contra los intentos de desinformación que generan estos mercenarios, operadores mediáticos. Lograr correr el velo de oscuridad con el que nos tapan día a día comprendiendo que los medios no son medios, son fines. Tienen el fin de imponer sus propios intereses apelando a la mentira y a la confusión.

Será imperioso llegar al conocimiento de nuestra propia ignorancia. Solo así, podremos poner limitaciones a los medios hegemónicos, para poder tomar a estos pseudo periodistas como lo que verdaderamente son, payasos mediáticos.

Entender que la derecha forma parte de ese poder mediático.

Y como tal harán todo, para obtener el poder político. ¡En nosotros está el poder de dejarlos sin poder!

Visualizar nuestra propia ignorancia….

¿No les pasa que, al sentarse a mirar este circo, escuchan cosas que parecen sacadas de un buen libreto humorístico?

Sin embargo, cada palabra, cada imagen, cada gesto, está direccionado para generar descontento, desconfianza, odio, ceguera.

Trabajan con nuestra propia ignorancia, juegan con nuestra falta de conocimiento y también con nuestro desinterés.

Todo lo que han manifestado en los medios hegemónicos sobre la vacuna Rusa es incorrecto.

Mienten con el propósito de lograr un país triste enfermo sumido en la desesperanza.

Tenemos que incentivar el debate público, pero no con temas impuestos, hoy tenemos que debatir seriamente sobre qué modelo de país queremos.

No caer en el engaño.

Solo por el desastre económico, cultural, social, que cometieron en los últimos 4 años pudimos sacarnos de encima al neoliberalismo y fue como volver del fondo del mar, volver a respirar.

Pero….

El diálogo racional, ¿Con quién se puede llevar adelante?

¿Con la oposición? ¿Con cuál?

Con la que acusa al gobierno de homicidio.

Con la que incentiva el contagio masivo, convocando marchas sin sentido.

Cuál es la porción de la oposición con quien debatir. No hay liderazgo.

No hay dueños políticos del 41%, el dueño son los medios hegemónicos de incomunicación.

Cada debate que iniciemos debe estar basado en principios éticos, encaminado a la búsqueda de la verdad.

Si tomamos los principios éticos propuestos por Karl Popper, lograremos un enriquecimiento en los debates propuestos. Es cierto que los pseudo periodistas mencionados, carecen absolutamente de principios éticos.

Para poder romper la subjetividad nos tenemos que basar en el conocimiento objetivo imponiendo el pensamiento crítico a los mensajes y a la información que nos bajan.

Si bien la verdad es una construcción, cuantos más elementos objetivos poseemos mejor vamos a elaborar conocimiento fáctico.

El intento de ocultar la existencia de nuestra propia ignorancia es el pecado más grande que podemos cometer.

Tenemos que estar continuamente al acecho para detectar información malintencionada.

El conocimiento de la ignorancia, nos facilitará elaborar ese conocimiento fáctico fundamental para no caer en errores de opinión y de acción.


OTRAS YERBAS

Por si no quedó claro los intereses que defiende el PRO, acá se lo aclaran ellos mismos. Así, a cara de perro, con gráfico y todo.

Les comparto el enlace de la cuenta verificada, para que vea usted que esto es real.


ACÁ ESTOY

Venimos repartiendo relativamente parejo a los periodistas que operan a corazón abierto. Hace rato, si es que no fue nunca, que no hablamos de uno de ellos. Un joven de buena proyección. Creo que se cansó de que no le demos bola y salió con todo.

No sé qué responderte, Jony.


DICCIONARIO DE LOS MEDIOS HEGEMÓNICOS

Imagen