POCO MAS DE 70 MINUTOS EN TERRITORIO FRANCES

Por Alessandra Minnicelli.

Llegamos puntuales a la Embajada y también con puntualidad nos recibió la Embajadora Mme Claudia Scherer-Effosse, una mujer joven, cordial, atenta y curiosa que nos comentó su interés por informarse como “en vidriera” desde los medios, pero en contacto con la realidad y que por eso quería escucharnos.

Nuestra visita, que fue difundida gracias al impulso del periodista Daniel Tognieti en su programa “Siempre es Hoy “(en la mañana de radio por am 530), se inserta en la Campaña internacional que hemos definido desde la LADH y el Foro por la Democracia y la Libertad de los Presxs Politicxs. La tarea – como cuando la dictadura y la violación a los DDHH -, es internacionalizar el Lawfare en la Argentina y la persistencia de los presos políticos como su dato más ominoso, pero no único ni siquiera principal, y el Lawfare como la mayor violación de DDHH en Argentina porque rompe definitivamente la igualdad ante la ley, la base misma de la convivencia democrática.

Y efectivamente el encuentro giro en torno al lawfare explícito en cada causa judicial, como estrategia de “abusar” de la ley (o del derecho) y utilizarlo como instrumento de castigo punitivo para disciplinar a dirigentes políticos, sociales, sindicales.

Una metodología cuya finalidad es destruir o “eliminar” al enemigo, no solo logrando su mayor debilidad y vulnerabilidad sino también “eliminar” la defensa en tanto garantía fundamental de quien es defendido en una causa judicial y así lo explicamos recorriendo cada expediente.

Repasamos en el encuentro las causa – viciadas de nulidad que deben ser revisadas , todas fueron armadas desde una denuncia mediática, testigos arrepentidos extorsionados,  peritos truchos y jueces y fiscales guionando en cada etapa del proceso ; hechos que ya son de público conocimiento por investigaciones en otras causa ( Dolores ) , por la denuncia realizada la vice presidenta CFK en su declaración indagatoria en la causa Obra Pública y por las propias palabras del Presidente de Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Buenos Aires y las difundidas –y acalladas – del Presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Provincia de Jujuy donde la legisladora del Parlasur (MC) Milago Sala continua desde el 15.01.2016 privada de su libertad.

La clara violación de las garantías procesales, constitucionales y convencionales agravada en nuestro país por su incorporación a la constitución en la Reforma de 1994, nos llevó a repasar los intentos legislativos en trámite, nos referimos al proyecto de ley de convencionalidad – que tiene estado parlamentario -, al Proyecto de “reformita” de la administración de Justicia, al de modificación del Ministerio Publico Fiscal.

Y tres datos surgieron con insistencia; las manifestaciones sobre el NUNCA MAS del Presidente Fernández ante la Asamblea Legislativa; el Informe de la Comisión de Seguimiento de los Organismos de Inteligencia, que se vincula con causas en trámite, en especial con la de Lomas de Zamora y la de Dolores y las Presentaciones ante el Relator Especial ante la ONU Dr. García Sayán.

Los tres datos que funcionan como “en expectativa” porque de ellos se derivan acciones que aún estamos reclamando, que aún estamos esperando para corregir, para revisar las causas armadas desde el Lawfare.       

El primero tiene que ver con la gestión conjunta de Abogados por la Justicia Social (AJus), Iniciativa Justicia(IJ) y La Liga Argentina por los Derechos Humanos(LADH) en la presentación de la denuncia realizada ante el relator especial sobre la independencia de magistrados y abogados de Naciones Unidas Diego García Sayán, puso de relieve las irregularidades y atropellos de jueces, fiscales y abogados en el marco de la guerra jurídica y señaló “preocupaciones por un supuesto plan sistemático y estructural de amedrentamiento al Poder Judicial de la República Argentina por parte del Poder Ejecutivo Nacional, mediante intimidaciones, traslados y designaciones ilegales de jueces”. Este Gobierno retiro la presentación hecha por el gobierno de Macri y no se conoce que se haya dado una nueva respuesta.

El reciente reclamo al relator de la ONU que formalizo la LADH se planteó que salvo las decisiones de la Dra. Caamaño, interventora de la Agencia Federal de Inteligencia quien intenta cortar las relaciones de espías con jueces, los trece casos denunciados ante la ONU y que el relator reclamo al Estado Argentino y que en enero de 2020, el Presidente se comprometió a resolver, ninguna de ellas se resolvió por lo que la Corte, el Procurador, el Consejo de la Magistratura, los jueces de Comodoro Py  cooptados por la mesa judicial del Macrismo.

El segundo es el compromiso asumido por el Presidente Fernández ante la Asamblea Legislativa, de poner fin a la destrucción de las garantías constitucionales y restablecer el Estado de Derecho en su planteo de NUNCA MAS, y que se promueva la inmediata REVISION de las causas, con las herramientas jurídicas de que dispone el Estado.

A un año de gobierno, NO HAY ACCIONES DEFINIDAS DESDE EL Poder Ejecutivo Nacional para que cese el LAWFARE que ha servido para perseguir a funcionarios y líderes políticos, sindicales y sociales del gobierno argentino 2003-2015, ninguna decisión se ha tomado contra el accionar del gobierno de la Alianza Cambiemos, en su embestida de destrucción de ese proyecto político y de sus realizadores.

Reclamaremos en nuestra campaña internacional que se CUMPLA con este compromiso. 

Y el tercero es el Informe de la Comisión del Senado de seguimiento de los Organismos de Inteligencia , que completa y confirma , el espionaje ilegal , el lawfare y la persecución para la que se montó una superestructura de la que participaron los peritos “truchos“ que actuaron en varias de las causas más sensibles, (ej. GNL que motivo el vergonzoso desafuero legislativo de mi compañero Julio De Vido por entonces Diputado Nacional (2015-2019 ) y ex Ministro de Planificación federal Inversión Publica y Servicios 2003-2015 ).

La democracia no puede coexistir con la Judicialización de la política ni con presxs políticxs. Está comprobado que la causa de sus detenciones es pura y exclusivamente política; que obedeció a un mandato supranacional; que las órdenes salieron de una “Mesa judicial “difundida y publicitada encabezada por el ex presidente Mauricio Macri y sus más altos colaboradores; que fueron ejecutadas con la interrelación entre el aparato mediático, la Agencia Federal de Inteligencia la justicia federal y otros sectores del Poder Judicial y de la política l.

Las causas continuaran en manos de jueces que no han sido sorteados (fórum shopping) y en las que intervinieron magistrados puestos a dedo por el gobierno Macrista.

Nuestro país necesita Justicia, Paz e Instituciones sólidas, necesita para ello que se visibilice el lawfare que ostente categoría jurídica y de esa forma sea base para la necesaria revisión de las causas.