Orgullosamente porteña

Por Oscar Rodríguez.

Ya se largó, ya se largó…

Empezó la campaña y la miserabilidad del sector político que representa intereses ajenos a los del pueblo argentino está en su punto más alto.

El coucheo con el que tratan de mantener a sus convencidos, está basado en: “la moderación”, “los valores republicanos”, “la importancia de poner un freno al kirchnerismo” y “la unidad”.

Claro que de ideología y sobre modelos de país no van a debatir. Pierden por goleada.

El fuerte de campaña va a estar basado en un profundo antikerchnerismo.

En palabras del candidato Ricardo López Murphy:

“Nuestra prioridad es vencer al kirchnerismo”

Se pelean, no para demostrar quien tiene las mejores propuestas, se pelean para ver quien agrede más al Kirchnerismo y para ver quien logra la bendición de Magnetto.

Los acróbatas de Juntos por el cambio, los campeones del salto, no tienen mucho para mostrar, vienen de gobernar el país, cuyas consecuencias nefastas la vamos a sufrir por muchos años.

Vidal, candidata en la ciudad de BsAs, se decía “Orgullosamente bonaerense”, le duró solo 4 años, pasó de la base aérea de Morón a la Recoleta, en helicóptero.

El “colo” Santili, pasó de capital a provincia en un maravilloso salto, merecedor de una medalla olímpica… de lata.

En qué confusión están metiendo a su escueto electorado.

Y por ahí van, los que se atribuyen ser los defensores de la democracia, deambulando con su miseria ideológica, tratando de mantenerse desde un discurso empobrecido y flojo de papeles.

En estas elecciones ventilan sus propias miserias, sus mezquindades y sus deseos de poder.

La pelea comenzó, con acusaciones de un lado y del otro. En el ring que se les propone desde los estudios de TN, los contendientes tratan de tirar sus mejores manos para convencer a un juez que busca candidato para el 2023.

Sale la que tiene más horas en los estudios de TV que en la cámara de diputados, Lilita tira el primer derechazo y da en el mentón de Facundo Manes, lo acusa de mitómano.

Patito, te saco el 13%, Bullrich, le zampa un gancho a Stolbizer con un “hipócritas”, “sembradores de desconfianza” este disparo va para Manes de parte de Ritondo.

Manes saca manos, como puede, está recibiendo de todos lados, “que no utilicen fondos públicos para la campaña”, golpe para Larreta.

“Yo creo que Rodríguez Larreta debería revisar su lógica de construcción política porque por este camino vamos a debilitar y a poner en riesgo a Juntos por el Cambio, por el norte aparece Gerardo Morales, subido a un radicalismo debilitado y cómplice de los 4 años del Macrismo.

El gobernador jujeño siguió tirando manos arremolinadamente, con la esperanza de obtener la bendición del juez HM, pensando más en el 2023 que en la actualidad.

La estrategia de demolición del antagonista es típicamente PRO, la creación del enemigo, esta vez le tocó a los radicales.

“mi límite es la derecha y la derecha es MACRI”

Vociferaba a los cuatro vientos  Raúl Alfonsín.

Si bien ahora todos se quieren despegar de Macri, lo cierto, es que todos son cómplices de una de las mayores deudas generadas, son responsables de convertir al ministerio de salud en secretaria. Y son cómplices y responsables de la peor degradación que sufrió el país en 4 años de gobierno de CEOS.

Para Gerardo Morales, Rodríguez Larreta es: “el gordito del barrio que cuando lo sacan se lleva la pelota”.

Buena mano, pero no alcanza.

Mientras tanto…

Acorralado por las causas judiciales por espionaje y muy comprometido por el envío de armamento y efectivos militares para colaborar con el golpe de estado en Bolivia, Macri se escapó a Europa.

Ya todos lo quieren jubilar dentro de su propio espacio político.

Imposible, todavía tiene que dar muchas explicaciones y sus secuaces también.

Lo cierto es que Magnetto le soltó la mano.

“Que diría usted si Alberto Fernández va a jugar al tenis con uno de los jueces que tienen la causa correo argentino”

Tremenda gancho de derecha al mentón de Macri de una de las periodistas insignias de TN.

Nocaut técnico. Fuga a Europa…

Esta pelea en un ring televisivo, una verdadera puesta en escena no nos tiene que hacer olvidar que son todos lo mismo. Todos son MACRI. No hay pos macrismo.

Incluso Facundo Manes, conocido como el ministro de la felicidad, quien dice que nunca formó parte del gobierno ni de Macri ni de Vidal, en julio del 2016 el neurocientífico se incorporó al equipo de la “orgullosamente bonaerense” devenida a “orgullosamente porteña”.

29 de julio de 2000, solo frente a un espejo se pegó un tiro el hombre que logró salvar la vida de millones de personas en el mundo, Rene Favaloro.

No sirvieron los pedidos, las súplicas y los ruegos, para cobrar una deuda que el PAMI tenía con la fundación.

“El PAMI tiene una vieja deuda con nosotros, de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían”, de esta manera se expresaba Favaloro. 

El responsable del PAMI: Horacio Rodríguez Larreta.

Otra piedra más en la mochila del jefe de gobierno, sucesor de Mauricio Macri.

Está claro, ¿NO? Porque no quieren debatir modelos de país e ideología.

A pesar de las peleas mediáticas y coucheadas ellos siempre estarán: juntos por el cambio, para pedir y reclamar la propina, el cambio, que les pueden dejar el poder económico.