Opinar es fácil, construir política no

Por Daniel Prassel

Menuda tarea la que estamos encarando hoy como gobierno, teniendo que hacernos cargo de una gestión anterior que durante cuatro años saqueó nuestros recursos, regaló el patrimonio nacional, nos endeudó y vulnero cuanto derecho te imagines, siempre con macana y gases en mano y ni hablar de la trama de espionaje que recién estamos conociendo, sin olvidarse de la debacle estructural a la que nos arrastró la dictadura cívico-militar con su plan económico, esbirro que todavía no hemos podido hacer retroceder a pesar de los gobiernos del Cro Néstor y la Compañera Cristina, donde se recuperaron derechos, valores comunitarios y políticas públicas de dignidad, redistribución de las riquezas y respeto innegociable de los derechos humanos, tenemos también que sumarle la complejidad este fenómeno mundial que por ahora no afloja, pero ojo, aunque el panorama se presente complicadísimo, siempre tenemos el as de espadas, el movimiento social, popular y político que supo pararse por encima de las ideologías hegemónicas para crear su propia historia, a la que siempre por razones obvias se pretende mancillar o invisibilizar, pero que afortunadamente van 75 años sin que lo puedan lograr, estamos orgullosos de nuestra identidad y sabemos que las soluciones a nuestra encrucijada histórica no las vamos a encontrar afuera sino recreando, actualizando y construyendo las mejores decisiones políticas fieles a nuestra premisa de justicia social, ese definitivamente es el camino por seguir.

Quería arrancar señalando estas cuestiones porque estamos a solo dos días de un nuevo aniversario del Bombardeo a Plaza de Mayo, un hecho que sin dudas poco tiene que ver con la república y la democracia, sino que más bien, fue un mensaje claro de que lo se estaría por venir en nuestra querida Patria, no es errado pensar ese infame ataque al Pueblo donde fueron masacrados niños, ancianos, trabajadores como los inicios del genocidio que sufrimos años después.

Dicho esto, y retomando desafíos y debates que consideramos urgentes, hoy vamos a empezar a reflexionar y pensar, desde la mayor de las humildades posibles, sobre la integralidad y complementariedad de los derechos humanos, que por supuesto nunca están sueltos por ahí sino que están estrechamente conectados y relacionados, y que en su conjunto hacen la agenda política formal más genuina de un Pueblo, ya que todos son importantes y aportan a la dignidad de las mujeres y hombres que construyen una comunidad.

Si empezamos por mirar hoy la sociedad, hay derechos de base que no están garantizados y el contexto Pandémico ha dejado al descubierto muchos de ellos, por ejemplo lo que está pasando en el Barrio Vulnerado 31 de Retiro donde por total irresponsabilidad y desidia del gobierno de Caba exploto el Covid 19, de ninguna manera es lo mismo que lo que puede suceder en Nordelta donde jamás faltaría el agua más de 8 días, ahora bien si eso es evidente y obvio, porque como sociedad lo aceptamos mansamente, perdónenme pero las empresas masivas de comunicación se ocuparon más del asesinato de Floyd en EEUU que de la muerte de Ramona Medina, ahí de ninguna manera hay casualidades sino que nos van moldeando para decirnos con que hay que indignarse y con que no, aclaro para los trasnochados de siempre que ambas muertes nos indignan, pero siempre absolutamente siempre la prioridad empieza por nuestra casa, hay que cortarla con espejarse siempre con lo que sucede afuera y esquivarle seguido a lo que viene pasando adentro, así estaremos jodidos para toda la cosecha.

Tampoco nos tenemos que quedar en la crítica inconducente, hay que tener propuestas, proyecto y planificación que puedan lograr objetivos, dejo una simple apreciación, es inconcebible que con la extensión de tierra que tenemos como país, hoy el acceso a la vivienda digna sea un problema, un plan nacional de construcción de viviendas podría ser la respuesta, la realidad nos dicta que ya se hizo entre 1947 y 1955 (los dos primeros gobiernos de Perón, en los que se dictaron la Ley de Propiedad Horizontal en 1948 y la primer Ley Nacional de Vivienda dentro del 2º Plan Quinquenal, entre otras leyes y acciones en este rumbo) y se construyeron alrededor de 500 mil viviendas nuevas. No todas a través de acción directa (en general con componente importante de subsidio y dirigida a los sectores de menores ingresos), sino también por acción indirecta (créditos del BHN para otros sectores con capacidad de ahorro).

Pensemos juntos entonces sobre la importancia de una medida como esta, por un lado generas puestos de trabajo arquitectos, ingenieros, albañiles, electricistas, carpinteros, ferreteros, materiales de construcción, muebles y todo lo que se necesita, pones en marcha las variables de la economía en ese ciclo virtuoso que tanto bien le hace y lo más importante de todo, le das la posibilidad de un proyecto de vida a cada compatriota que podrá cumplir el sueño de comprarse su casita, con todo lo que eso sabemos que significa.

Como decimos siempre, es un buen momento para animarse a estas discusiones, tenemos las mujeres y hombres indicados en los lugares de decisión para poder avanzar hacia esa comunidad justa por la que nos levantamos a luchar a diario, son tiempos difíciles y tampoco desconocemos eso, pero debemos seguir insistiendo en construir más organización política para que la agenda no sea impuesta por periodistas quienes ni siquiera conocen tu realidad y mucho menos les interesa, tenemos que seguir sumando a esta lucha, defender cada derecho es no abandonar los ideales y banderas de nuestrxs 30000 hermanxs, el mejor homenaje es que sus vidas, no hayan sido en vano, en eso estamos!

El capitalismo foráneo y sus sirvientes oligárquicos y entreguistas han podido comprobar que no hay fuerza capaz de doblegar a un pueblo que tiene conciencia de sus derechos.” Evita

Más Estado, Más Solidaridad, Más Comunidad, como nuestrxs 30.000 nos enseñaron