Nos Siguen Pegando Abajo

Por Daniel Prassel.

Avanzando indefectiblemente hacia el 14 de noviembre, seguimos dando la pelea cotidiana en todas partes, por supuesto que el escenario imperante no solo es complejo sino también delicado, sin ir más lejos veamos cómo estamos en materia de medidas políticas que intenten frenar la escalada obscena de los precios de los alimentos, las cuales no solo son resistidas por esos formadores, aunque se parecen más a deformadores, de los mismos, lo cual nos empuja a repensar el grado de profundidad que habrá que darle a las próximas decisiones que se avecinen.

La tranquilidad de tener un compañero como Feletti nos transmite alguna seguridad, lo que realmente preocupa es la poca espalda que tenemos a veces como gobierno para bancar lo que hay que bancar, porque acá anuncias algo e inmediatamente la alianza oposición-medios-justicia sale con los tapones de punta a destruir lo que le pongas enfrente.

Tenemos que tener en principio, plena conciencia del país que tenemos, acá sobran recursos, el problema de siempre es quien los maneja, esos famosos monopolios que tanto sufrimos hoy tienen casi la exclusividad en algunos productos, obvio eso dificulta cualquier medida a favor del Pueblo.

De todos modos, la salida es con más Peronismo, lo dijo Cristina en la Ex Esma y por ahí debemos circular, hay que olvidarse de Don Raúl por un buen rato y empezar a apretar los botones que sean necesarios, siempre apelando a la responsabilidad política.

Hoy no queda mucho margen para seguir aguantando, gracias a nuestro gobierno la Pandemia empieza a aflojar y se recupera de a poco el dinamismo económico y sus índices, pero insisto, empecemos a reconstruir urgente las verdaderas prioridades que son las de siempre, jubilados, laburantes, jóvenes y por supuesto temáticas como al educación, el trabajo y la seguridad.

Perder un solo día en otras cuestiones no hace más que acrecentar las chances del enemigo histórico de nuestro Pueblo, que por supuesto esta agazapado para clavarnos nuevamente las garras cuando pueda, y sabemos además que ellos sí que son revanchistas y cultores del odio de clase.

A los empresarios nacionales que se la jueguen todos los beneficios, a los especuladores todas las trabas posibles, el Pueblo también son ellos y no pueden desentenderse del dilema que vive el mundo en la actualidad.

Sigamos insistiendo en recuperar no solo la economía, sino la cultura del trabajo, las estructuras de contención, los valores humanos y la buena política, sino el panorama se presentara muchísimo más peligroso e incierto, no cometamos entonces errores del pasado.

Hagamos de la humildad nuestra moneda de cambio, dejemos soberbias inútiles para momentos más holgados, a no joder con lo que se viene y enfaticemos siempre en el Soberano, Nuestro Pueblo!!!!

Más Estado, Más Solidaridad, Más Comunidad, como nuestrxs 30.000 nos enseñaron.