Nicolás Kreplak: “En la provincia había estado de abandono”

Dialogamos con el Vice Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires Nicolás Kreplak. No solo hablamos de la situación actual, producto de la Pandemia, sino que pudimos reflexionar sobre el proyecto de salud de la gestión del gobernador Kicillof y el que legaron del Macrismo.

Muy concentrado en la gestión no tuvo reparos a la hora de analizar el gobierno de María Eugenia Vidal:

Cuando entramos en la gestión en la provincia la verdad es que había “estado de abandono”, no solamente una enorme deuda en la cadena de pagos sino, además, sobretodo la ausencia absoluta de un proyecto sanitario. Una serie de hospitales, más o menos, abandonados y una serie de programas prácticamente desmembrados y sin funcionalidad, pero como proyecto sanitario la provincia había una gran ausencia”.

También el joven vice ministro de Salud analizó el proyecto Sanitarista que tienen junto a Daniel Gollán, actual ministro de Salud: “Estábamos trabajando en reconstruirlo, en reconstruir una mirada sistémica, un Estado que coordine y conduzca. Apareció la Pandemia y yo creo que más que alterarnos el proyecto por ahí nos hizo ir más rápido en ciertos aspectos, en una fuerte integración en los distintos subsectores, nos hizo avanzar muy fuerte en la inversión, sobre todo en hospitales, y ahora estamos trabajando fuertemente en el Ministerio de Salud de la Provincia para coordinar el trabajo territorial».

Nosotros lo que queremos hacer, y es parte de nuestro proyecto sanitario, es articular el desarrollo de un sistema de salud, con una mirada integral, basado en la estrategia de elección primaria. Esto quiere decir, poder trabajar desde el territorio, con la población, una atención de la salud integral, que piense en la prevención, en la promoción de la salud y que tenga una estrategia interdisciplinaria, no solamente medica sino con la presencia de las otras disciplinas de la salud y podamos tener abordajes no solo basados en la atención de una enfermedad sino con otra líneas de cuidados y que articulen niveles de complejidad del sistema, desde el primer nivel, desde el consultorio, el trabajo comunitario extra institucional de las diferentes instituciones que en cada barrio y cada localidad se dá para organizarse, sea en los lugares trabajo, sea en los centros de jubilados, sea en las escuelas, desde ahí arrancar el trabajo y llevarlo ordenadamente a los lugares de alta complejidad, según la necesidad, y que la oferta sea función también de esta necesidad. Esta es la línea de trabajo que tenemos».

Para desarrollarlo hay innumerables estrategias que estamos presentando, articulando y llevando delante.

Lo que no queremos de ninguna manera: ni pensar, ni interpretar no hacer que la Pandemia se entienda como una alteración a la lógica del sistema de salud, porque de hecho es una enfermedad, entonces, lo que nosotros entendemos qué es lo que hay que hacer con el sistema de salud es lo que hay que hacer con el sistema de salud para una Pandemia también.

Lo que sucede es que no estaba, entonces estamos apurándonos en algunos aspectos que estaban muy enflaquecidos y hay cuestiones que son más de mediano y largo plazo que tenemos que ir trabajándolas, y que estamos en ese proceso de trabajo, y que también la Pandemia acelera esa discusión, pero lo que definitivamente no queremos es que cuando pasa la Pandemia se abandone esa discusión, tenemos que capitalizar esa discusión para lo que se venga después”.

Kreplak también se refirió a la situación de la Obra Social de los empleados del Estado Provincial, el IOMA: “la seguridad social, IOMA, PAMI, las Obras Sociales también tienen que trabajar en lo que nosotros llamamos Sistema Nacional Integrado de Salud. En donde el sector Público, el Estado, coordina y se apoya en un fuerte sector público y la seguridad social especialmente las obras sociales provinciales, nosotros, hablando del IOMA en particular, pensar articular a la salud no como un bien de transa, no como un negocio sino pensarlo principalmente como un derecho. Para eso hay que posicionarse fuerte para, por ejemplo, a la hora de hablar de medicamentos, de la compra de medicamentos con un fuerte actor que compre todo junto y poder reducir los costos y negociar mejor.

También la producción pública de medicamentos, donde las organizaciones sociales pueden participar y deben participar. El IOMA es una de las Obras Sociales más importantes del país, que además atiende y cuida a los trabajadores del Estado, así que sin duda que si nosotros queremos un estado que piense en la gente la Obra Social que cuide a los trabajadores del Estado hay que estar pensando en esta misma línea y no en la compra y venta de mercancía y servicios de Salud sino en la prevención y la promoción”.

Por último se refirió al tema más urgente, el Coronavirus y la Cuarentena en la Provincia y el país.

La pandemia es una enfermedad, el coronavirus, el Covid es una enfermedad de transmisión sencilla respiratoria y eso hace que donde haya más densidad poblacional y por supuesto mas hacinamiento tenga más posibilidades de contagio, también, el Covid, tiene ciertas poblaciones como objetivo que son sobre todo los que tienen factor de riesgo, adultos mayores en particular.

«Entonces, vemos que en los sectores vulnerables donde hay más hacinamiento y hay menos densidad de respuesta del sistema de Salud, es donde hay más riesgo además de los lugares donde se concentran personas con factor de riesgo, como en los hospitales o los geriátricos o las instituciones donde se encuentran enfermos. Entonces, sin duda, es uno de los principales lugares donde hay que cuidar con mucha vigilancia activa, con un diagnóstico muy rápido para poder separar a los contagiados y sospechosos del resto de la población y lograr hacer esto que podemos llamar Control de Foco. Nada de esto se puede dar si el resto de la sociedad mira para el costado y si el resto de la sociedad no está preparada en cuidarnos y en reducir la contagiosidad, reducir la transmisión del virus de unos a otros».

Entonces las dos partes: reducir la contagiosidad mediante el distanciamiento social, mediante el aislamiento, mediante reducir la actividad que nuestro Pueblo hace todo lo posible y por otro lado la acción sanitaria más específica que es la búsqueda activa y el control de los focos”.