Ni línea dura ni tibios: Peronistas Kirchneristas

Por Claudio Posse.

  • ¿Qué haces negro, vos de que línea política sos?
  • Y… ya sabes, yo soy peronista
  • ¿Pero de que línea?
  • Ahhhh, soy peronista de la línea kirchnerista
  • Dale negro, pero que línea dentro del kirchnerismo
  • La verdad no entiendo!!!
  • De la línea dura, de la línea tibia, etc.
  • Apa… no sabía que había tantas líneas, ¿y que representan?
  • La línea dura, por ejemplo, cree que existen Presos Políticos, en no acuerdo con el FMI si no tenemos como pagarlo, en enfrentar a la clase dominante, etc.
  • Me da un poco de intriga el “etc.” ¿Y la línea tibia?
  • La línea tibia dice que los Presos Políticos en realidad son detenciones arbitrarias, que hay que pagar en menos plazos al FMI, que con el establishment hay que sentarse a tomar café, etc.
  • Si así son los tibios, la verdad ya no quiero saber cuáles son los “etc.”.

No importa mucho si este dialogo existió o no, lo importante son las definiciones conceptuales y el sentido común dando vueltas alrededor de “qué somos”.

Para mí no es tan complejo definirme políticamente. Yo soy un peronista que después del 2003 se hizo de la línea Kirchnerista, ¿Por qué? Sencillamente creo en las, hace mucho consensuadas, “tres banderas”: Independencia Económica, Soberanía Política y Justicia Social.

Pero, tratemos de pensar juntos y juntas.

El miércoles pasado, 24 de Marzo, recordamos el inicio de la dictadura cívico-militar-clerical, mientras todos y todas nosotras nos refugiamos en la memoria para recordar que las historias que no se cuentan de generación en generación suelen repetirse, muchos de nuestros compañeros PRESOS POLÍTICOS tuvieron que soportar en el penal cruzarse con las BESTIAS juzgados por los delitos de LESA HUMANIDAD. Nuestros compañeros que dieron su vida, que relegaron tiempo con su familia, que dejaron su vida por pensar en el otro, hoy tienen que sufrir la cárcel, producto de la persecución política, mediática y judicial (Lawfare), en el marco de un gobierno popular.

Cuando vemos que, en el gobierno, surgido del Frente de Todos donde la columna vertebral y la cabeza es el peronismo, esta repleto de macristas en sus segundas y terceras, entendemos porque el gobierno tiene tantos problemas de “política comunicacional”, y claro, ¿Cómo no vamos a tener problemas si el gobierno es una especie de campo minado, repleto de macristas?

Y… ¿cómo vamos pensar que estamos bien encaminados si tenemos 11% de pobres, la inflación (generada por los grupos de siempre), la indigencia, los chicos y chicas en la calle y más?

Entonces, los peronistas (de la línea Kirchneristas), no somos la línea dura (menos que menos tibia), somos la consecuencia histórica de 17 de octubre del 1945, de los derechos adquiridos de los y las trabajadoras, de la constitución de 1949, de la resistencia durante los 18 años de proscripción, del fifty-fifty, de la resistencia a la dictadura genocida, de los pibes de Malvinas, de la recuperación de la democracia, de la resistencia al neoliberalismo, del 19 y 20 de diciembre, de la anulación del punto final y la obediencia debida, de las Madres y abuelas de Plaza de Mayo.

Somos la consecuencia de Néstor Kirchner.

Por eso, no somos ni línea dura y, menos que menos, tibios.

Porque somos Peronistas de la línea Kirchnerista.

Y al que no le guste… se jode, se jode.