Mística

Por Daniel Prassel.

Domingo de sol, post lluvias, acá estamos, con la fe renovada y el compromiso de siempre, faltando una semana nomas para la compulsa legislativa que pondrá en discusión nuestros primeros años de gobierno del Frente de Todos, hay que meterle con todo en estos últimos días.

Sabemos muy bien que ha habido y hubo dificultades, que hay cosas por mejorar y que ningún gobierno es perfecto, pero también sabemos que los hospitales estaban, que se repartió la torta hacia los de abajo, que están empezando a cerrarse paritarias arriba del 40% y que aunque te lo recontra instalaron, las vacunas llegaron y gracias a eso hoy estamos volviendo a poder proyectar que país y que vida queremos para nuestro Pueblo.

Se ha banalizado tanto la Pandemia, que a veces parece que solo sucedió en Argentina y no en el mundo entero, pero acá estamos, frente a una cuestión electoral que nos convoca y que debemos pelear, si pelear, porque el enemigo es grande y pisa fuerte, esta agazapado esperando un traspié para aparecer con más fuerza.

Teniendo claro todo esto, hay que salir como siempre, a dar todo pero también recuperando la mística, esa palabra que tanto usamos pero que a veces en pos de correcciones políticas actuales muchas veces olvidamos.

Debemos recomponer el espíritu y reconciliarlo con cada una de nuestras acciones, alimentarlo, cuidarlo y agrandarlo, el mundo está pasando un momento de particular complejidad, donde disvalores como el individualismo y el egoísmo extremo, ganan terreno fértil y se le meten a nuestra sociedad fácilmente, impregnando las mentes con los peores sentimientos.

Vemos listas de opositores cargadas de violencia, odio, malos augurios, y ahí te pones a pensar que importante es tener un gobierno Peronista, que cree en otra cosa, que busca mejorar y no dañar, que levanta ladrillo por ladrillo cada día para que todas y todos podamos vivir un poquito mejor.

Este próximo domingo se jugaran esas cosas, si ratificamos un rumbo que está empezando a arrancar luego de ir superando la Pandemia, o si nuevamente esos sectores llamados volátiles se confunden y eligen opciones contraías a sus propios intereses.

Debemos confiar en el Pueblo, hablemos y escuchemos, abracemos y mostremos lo que pudimos hacer en estos dos años, con la frente y mirada altas, acá podemos hacerlo ya que no tenemos en nuestras filas a personajes siniestros que solo buscan beneficios personales.

No podemos adelantar ningún guarismo, el final está abierto y decide el Soberano, sea cual sea el mensaje, seamos capaces de estar a la altura y seguir fortaleciendo la democracia, sistema imperfecto de gobierno pero que siempre puede ser perfectible.

Seamos constructores de más y mejor democracia, ayudemos en los comicios, no permitamos ningún desmán, cuidemos la convivencia entre compatriotas, no entremos a los perversos juegos que nos proponen los medios masivos de comunicación que solo buscan desestabilizar el orden y la paz común para sacar su ventajita de siempre.

Empecemos a caminar hacia la vida que queremos, la Patria que merecemos y que debemos defender a diario, ya que siempre nos querrán robar la alegría, y en ese acto seguir sumiéndonos en crisis y tristezas para esquilmar el patrimonio nacional.

Pensemos como hacerlo, debatamos, discutamos, hagamos política y lio como pidió alguna vez el Secretario Gral. De la Unidad Básica Vaticano.

Honremos el legado peronista que nos convoca y que nos marca muy claro por donde andar, levantemos muy altas las banderas de Perón, Evita, Néstor y Cristina, con los 30 mil en la memoria y no permitamos que nos vuelvan a quitar lo que es nuestro.

Con alegría, amor, militancia, recuperemos la mística y la liturgia, que tanto nos alimenta la vida, que tanto nos cuida el alma y que tanto andamos necesitando, que de las boludeces se ocupen otros, levantemos la vara en el debate político y no perdamos tiempo en nimiedades, ganemos las elecciones PASO, nada más peronistas que ganar elecciones.

Los Triunfos Colectivos Son Posibles”, como nos dicen las Abuelas de Plaza de Mayo.

Más Estado, Más Solidaridad, Más Comunidad, como nuestrxs 30.000 nos enseñaron.