Malvinas: Rechazo a las prácticas militares británicas en la isla

Por Ezequiel Vega.

El Gobierno argentino rechazó en los términos más contundentes la realización de maniobras militares por el Reino Unido, a través del llamado ejercicio Cape Bayonet, lo que constituye una injustificada demostración de fuerza y una deliberada violación de las numerosas resoluciones de las ONU y de otros organismos internacionales.

El Estado argentino tiene conocimiento de que, en tales ejercicios, intervienen diferentes fuerzas británicas que forman parte del despliegue militar de ocupación ilegal por parte del Reino Unido en las Islas Malvinas. 

En el texto, se remarca que la persistencia del Reino Unido en la realización de ejercicios militares en el Atlántico Sur contraviene específicamente la resolución 31/49 de la Asamblea General de Naciones Unidas, que insta a ambas partes (la Argentina y el Reino Unido) a que se abstengan de adoptar decisiones unilaterales que entrañen la introducción de modificaciones en la situación mientras las Islas están atravesando el proceso de negociación recomendado por el organismo.

Daniel Filmus, secretario de Malvinas, Antartida y Atlántico del sur, manifestó que “los ejercicios británicos violan todas las recomendaciones aprobadas por la ONU y por los acuerdos de los países con costas en el Atlántico Sur. Nuestro país reitera el llamado al Reino Unido a no realizar acciones militares en la región y a retomar las negociaciones diplomáticas por la soberanía en las islas en las condiciones que establece la resolución 2065 de la ONU”.