MACRI: peleas con su propio espacio político tras no presentarse ante la Justicia de Dolores

La decisión del ex presidente Mauricio Macri de no presentarse a la citación indagatoria en la causa por presunto espionaje ilegal a familiares del ARA San Juan generó críticas de diferentes sectores.

Uno de los primeros en salir a cuestionarlo fue el candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Facundo Manes, quien opinó que se debía presentar “como cualquiera de nosotros”.

Cabe recordar que el juez federal subrogante de Dolores, Martín Bava, decidió citar a Macri por tercera vez a indagatoria tras rechazar la recusación planteada por la defensa del ex mandatario. “Si a cualquiera de nosotros nos convocan, tenemos que ir, por más que sea injusta la causa”, dijo Manes en declaraciones a la prensa.

A esta posición se sumó el candidato a senador y diputado nacional de Juntos, Luis Juez, al entender que “procesalmente, es un error que Macri no se haya presentado en el juzgado”.

“No nos podemos defender ante una infamia como se defiende Cristina (Fernández de Kirchner)”, sostuvo y añadió: “Hay momentos en los que te tenés que defender como se defiende el decente, el honesto, el injustamente acusado: a los patadones, presentándome”.

En tanto, la coalición de Juntos por el Cambio se despegó de las críticas y respaldó la decisión del ex presidente. “La conducta del juez Bava es abuso de poder en plena campaña electoral”, sostuvo JxC a través de un comunicado.

El ex mandatario también fue cuestionado desde el oficialismo. Al respecto, la portavoz del Gobierno nacional, Gabriela Cerruti, calificó la actitud como “antirrepublicana y completamente contradictoria con el discurso que llevan adelante” desde la oposición.

Y añadió: “La misma fuerza política que usó a la Justicia para perseguir a la oposición, ahora sigue hablando de republicanismo cuando el líder de esa fuerza ni siquiera se presenta”.

Por su parte, el abogado defensor Pablo Lanusse sostuvo que Macri “no espió ni ordenó espiar” a los familiares de las víctimas del hundimiento, y afirmó que “no hay ninguna prueba para imputarlo” en esa causa. También dijo que se trata de una “persecución canalla” y agregó que hay “intereses extrajudiciales” en la investigación.