Lucrecia Cardoso:»El ajuste de Macri beneficia solamente a un 5% ó 10% de la población»

Lucrecia Cardoso, precandidata a Diputada Nacional por Unidad Porteña, en la lista de Unidad Ciudadana, ex Presidenta del INCAA, hablo con nosotros esta mañana sobre la caída de la actividad cultural en el país, y el cambio rotundo de las políticas de este Gobierno. Escucha la nota completa en el siguiente link.

La campaña actual, se desarrolla con muchos recorridos en territorio, con visitas a varios sectores productivos, el formato es ese ir a escuchar a la gente»

Esta elección es muy rara, yo creo que la última elección la del 2015, con la intervención de una campaña muy publicitaria, como la que tuvo Cambiemos, de alguna manera cambio la mirada sobre las campañas políticas, esta idea de los globos amarillos, los discursos evangélicos, vacías de contenido, apelando solamente al estado de animo, como un discurso emocional sin contenido, de alguna manera nos sorprendió a todos en ese momento, más allá que fue una elección muy peleada, Macri logro en base a mentoras de campaña, falsas promesas falsos compromisos, capturar una porción de voto muy importante.

Esta campaña con lo que tiene que ver con Unidad Ciudadana, tiene que ver con varias cosas, una es aceptar que las redes son una parte muy importante de la comunicación política, la segunda es que debatimos en un ámbito  donde los medios masivos y concentrados de comunicación están en contra de Unidad Ciudadana, y muy a favor de blindar el plan de Gobierno de Macri y sus consecuencias»

Entonces hay un debate que se da en los medios de comunicación, que es el que instala el oficialismo, que trata de hacer eje en la corrupción, en el combate a las mafias, y de tapar absolutamente lo que son las consecuencias del ajuste, las consecuencias del modelo económico que vino a traer el Macrismo y a profundizar después de octubre si gana.

Por otro lado Unidad Ciudadana, trata de visualizar las consecuencias de este modelo económico, las consecuencias del ajuste, y como lo hacemos, mostrando a los protagonistas, a los que sufren este ajuste, en todas sus variantes, porque este ajuste beneficia solamente a un 5% o 10% de la población ligado a la economía financiera, ligados a los recursos de extracción, al campo, ya que les han sacado las retenciones, o los que participan de la timba financiera, el resto estamos todos afuera de eso»

Con respecto al sector cultural, había un conjunto de políticas que iban en esa linea, desde la Ley de Comunicación Audiovisual, que lo que hacia era establecer cuotas de pantalla para la producción nacional, local independiente; las políticas  del Ministerio de Planificación que iban en sentido del acceso de lo que es la fibra, la última milla, Argentina Conectada y demás.

En ese marco de políticas, también las políticas de contenidos audiovisuales que ayudaban por un lado a cumplir la ley, y generaban contenido para que por esas carreteras efectivamente circulara contenido nuestro, y para eso había que federalizar la producción, que estaba muy concentrada en el área metropolitana.

Cinco o seis años antes de la Ley de Comunicación Audiovisual, el 90% de las ficciones se producía en el área metropolitana, lo producían 5 productoras de 3 empresas, esto cambio cuando se federalizo la producción, y se empezó a generar contenido de ficción, animación, documental en todas las provincias del país.

Todo esto dejo una capacidad instalada muy grande, y un saldo de unas 6000 – 7000 horas fomentadas por el Estado Nacional desde distintos programas, no solamente del instituto de Cine, y esto potencio la Industria Cinematográfica; todo esto estaba basado en un modelo económico que permitía a la gente, además de tener una trabajo, una jubilación, una asignación por hijo, ademas recuperar otros derechos como acceder a los consumos culturales»

Por eso las entradas de cine en Argentina a pesar de que atravesamos el salto tecnológico, el salto digital,  que permitía a la gente acceder al consumo cultural desde sus casas, las entradas de cine crecieron, pasaron de una media en los últimos 10 años, digamos todos los 90 hasta mediados de los 2000, se vendían 35 millones de entradas en nuestro país, pasaron a venderse al rededor de 48 millones de entradas entre 2013 y 2014.

Esto esta cambiando, cayo la venta de entradas en Argentina, de la mano de la caída de capacidad de consumo de nuestra gente. También esta la crisis que atraviesan los exhibidores, no solo cinematográficos, si no también los teatros,  por el impacto que significan el aumento de tarifas, el aumento de servicios, y sobre todo, otra vez el espectador la gente que va acceder a eso, una de las primeras cosas que resigna dentro de su economía, prefiere pagar la luz que ir al teatro»

Solo en Junio de este año se vendieron 2 millones y medio de entradas menos, que en los años 2015 y 2016, en el año pasado se mantuvo la venta de entradas pero los exhibidores decía que vendieron 30% menos, porque la gente sostuvo el habito de ir al cine, con mayor esfuerzo, siempre con promociones 2×1, este año cayo dramáticamente la venta de entradas.

Esto se ve muy fuerte en lo que tiene que ver con la producción federal, se había invertido mucho en los fondos ligados a la Televisión Digital Abierta, a la Ley de Comunicación Audiovisual, para contenidos televisivos, se dejo de invertir de alguna manera»

Los canales nuestros Encuentro, Pakapaka, que también eran una gran fuente y un motor para la producción, también dejaron de producir de una escala exponencial a una escala mínima, esto afecto de una manera fuerte en el modelo de negocios de las productoras chicas,.