Los “cuentos chinos” de Vicentin

Por Gustavo Feldman.

La denuncia penal contra la sindicatura del concurso.

El otrora servidor público como embajador argentino en China, Diego Guelar, ahora al servicio de los Gazze, los Padoan, los Scarel, los Vicentin; en fin,  al servicio de buscar y obtener la impunidad de los que diseñaron y ejecutaron la más grande maniobra de desfalco en la Provincia de Santa Fe; Diego Guelar, ha comenzado a operar sobre los medios afines, contando con la rápida y voluntariosa colaboración de agentes de prensa, camuflados como comunicadores sociales.

La Seccion “Campo” de La Nación, en la que escriben-operan-Fernando Bertello y Cristián Mira, viene funcionando como una suerte de vocero del antiguo directorio de Vicentin. Ahora se agrega Diego Cabot, con lo cual es probable que aparezcan algunas fotocopias de algunos documentos de algunas actas……de algo……. Esto ha motivado que incluso desde dentro del propio diario La Nacion haya habido comentarios y quejas por tan sugestiva conducta.

En la Provincia de Santa Fe, en el sur, Rosario, San Lorenzo; pululan algunos pasquines on line  de poca monta que por dos chupetines y una caja de caramelos Mu-mu son capaces de revelar quien mató a Kennedy o de decir que la Sindicatura del concurso de Vicentin echó por tierra las denuncias de desfalco y estafa.

Merced a los buenos oficios del ex embajador en China, los operadores de La Nación ahora se ocupan de los cuentos chinos de Vicentin. El título de la nota de Cabot (“…la Justicia corrió el velo y contradijo al Gobierno”) además de falso-los sindicos no pertencen al aparato judicial- denota una postura interesadamente tendenciosa, y creo yo con la intención de confundir al lector, a partir de tergiversar algunos datos de la realidad.

Hace pocos días atrás algunos de los principales acreedores granarios-aquellos que entregaron el grano, presa del ardid de Vicentin y que nunca lo cobraron- con nuestro patrocinio-, le hicimos saber al Fiscal de la causa penal que tramita en Rosario, los errores y horrores en que incurre la sindicatura concursal tratando de garantizar la impunidad de Vicentin: Nuestra denuncia dice:

“Específicamente se destacó en varias oportunidades, la falta de presentación de los balances correspondientes al año 2019 y se indicaron diversas falencias en las registraciones contables de los anteriores ejercicios, muchas de las cuales actualmente se encuentran siendo investigadas por esta Fiscalía.

No obstante la contundencia de las irregularidades esgrimidas, en cada una de las oportunidades en que los distintos actores fueron efectuando denuncias (Estado Nacional, IGPJ, Estado Provincial, acreedores granarios, entre otros) la Sindicatura compuesta por los contadores ERNESTO GARCIA, DIEGO TELESCO Y CARLOS AMUT, patrocinados por los Dres. MARIANO PRONO, DIEGO BUSANICHE Y ROBERTO BARAVALLE, NADA DIJERON AL RESPECTO.

Esta pasividad, que roza el mal desempeño en sus funciones, permitió que el trámite continuara sin que estuvieran dadas las condiciones para ello. 

Posteriormente llegó el momento de expedirse sobre los créditos de los acreedores y sobre la situación general de la concursada, y allí nuevamente la Sindicatura optó por acompañar a esta en sus planteos, avalando y validando documentación y actuaciones que no solo se encontraban cuestionadas fuertemente en sede civil, sino que además están siendo investigadas en la presente causa.

Es decir, los Síndicos y sus patrocinantes, como se verá seguidamente, no solo “omitieron (deberá investigarse si negligente o dolosamente) el cumplimiento de las funciones que tienen como órgano de control del trámite concursal y de la conducta del concursado, sino que además llevaron a cabo actos que constituyen una peligrosa intromisión en las cuestiones que se encuentran siendo investigadas por ésta Fiscalía, como son aquellas relativas a la posible adulteración de los estados contables.

Pero antes de seguir con el análisis de esta lesiva conducta, entiendo que corresponde hacer un repaso sobre las distintas intervenciones que tuvo la Sindicatura, a fin de que el Señor Fiscal pueda considerar si las mismas podrían constituir actos tendientes a procurar la impunidad de los denunciados, mediante la realización de informes y dictámenes que les permitan darle un viso de legalidad y de legitimidad a aquellos estados contables que se presumen fueron dolosamente adulterados, permitiéndoles con ello no solo salir indemnes de las causas penales, sino también concluir un proceso concursal que pondría el sello final que perfeccionaría el daño generado con las maniobras fraudulentas oportunamente denunciadas.

La Sindicatura del Concurso ha sido desde que este empezó el principal colaborador del agente judicial Fabian “Salvador” Lorenzini para cubrir el accionar avieso de Vicentin, siempre en desmedro de los acreedores. Los propios Auditores Forenses del concurso hablan de procedimientos ardidosos con perjuicio para los acreedores.

Por eso esta presentación para que el Fiscal de Rosario evalue si los Síndicos están o no incursos en algun delito penal.

Es claro que, pesificar algunas deudas (la de los acreedores granarios) y mantener en dólares otras (la de las entidades financieras internacionales) dentro del mismo grupo de acreedores (quirografarios) y luego no categorizar, constituye una letal combinación que lesiona gravemente derechos de raigambre constitucional como son el de propiedad e igualdad ante la ley.

Es entendible el planteo desde el lado de Vicentin, por haber sido éste el objetivo que tuvo desde el minuto cero, licuar a los acreedores a los que dejó atrapados en un concurso por ocultar su situación financiera y seguir simulando una solvencia que no tenía, recibiendo granos hasta horas antes de declarar su default.

Lo que no puede aceptarse válido, o cuanto menos amerita que se investiguen las causas de tal comportamiento, es que la Sindicatura, que se supone debe velar por el cumplimiento del debido proceso, no solo avale tal conducta, sino que fuerce los argumentos legales para legitimar este abusivo proceder, e inclusive haya salido uno de sus patrocinantes (el Dr. Roberto Baravalle) en medios periodísticos a emitir opinión, antes de expresar formalmente su postura en el expediente, sosteniendo que: “La legislación es muy clara. La deuda en productos o bienes, como son los granos, se convierte a pesos a la cotización del tipo de cambio de la fecha de presentación del concurso, que en este caso fue el 10 de febrero…” y que “…Es una regla de todos los concursos que no tuvo modificación y cuyos criterios son coincidentes cuando se compara con otras legislaciones…”(nota brindada al portal Punto Biz).

Más aún cuando se evidencia en cada escrito presentado por la Sindicatura en distintos momentos relevantes (falta de presentación de balance 2019, pesificación de deudas, no categorización de quirografarios, informes individuales y general) una marcada y desmedida tendencia a beneficiar a la Concursada, justificando incluso aquellas cuestiones que por ley no podía validar, como es la apertura de un concurso sin el último balance, o la verificación de créditos sin la documentación respaldatoria

Nuestra presentación enumera , detalla y acredita  muchas conductas irregulares de la sindicatura que podrían ser delitos penales.

Entonces, ante lo incontrastable de la situación ahora se echa mano a las operaciones en y con los mismos medios que no mencionaron una sola línea de la testimonial del presidente que corrobora la maniobra de armar sociedades para tomar deuda, que el lector puede ver en forma integral en esta misma nota.

Esta actitud vergonzosa de quienes se presentan como periodistas serios e independientes vienen a corroborar todo un proceder ardidoso. ESTO NO ES PERIODISMO, se denomina de otra manera que tiene más que ver con cuanto que con lo que la realidad indica.

Todo el fenomeno “Vicentin” ha implicado un fuerte impacto para la entretela social y económica provincial y nacional. El abuso del Grupo Vicentin del noble mecanismo concursal, contando con un juez amanuense primero y con una Sindicatura intencionalmente miope agrava la situación. La agrava porque no solo busca desvirtuar lo que sin dudas ha sido un desfalco, sino que persigue la impunidad de quienes lo disrñaron y ejecutaron. El desenvolvimiento de los Sindicos no solo es deshonroso sino rayano en lo delictual, o quizás incurso en. 

Porque Reconquista es el reino de la IMPUNIDAD para Vicentin, y por la existencia de mercenarios disfrazados de periodistas.