La pelota siempre al 10

Por Oscar Rodríguez.

Sin dudas este 2020, será recordado por muchísimo tiempo. Por varios motivos.

El político, la unidad del arco nacional y popular dejando de lado grandes egos, nos permitió encarar un futuro con más esperanza para la mayoría del pueblo argentino.

El año empezó bien, encarando situaciones que venían de 4 años de devastación encaminando áreas que habían sido arrasadas.

Llegó la pandemia, y quedó demostrado la importancia del rol del estado, como así también la diferencia de modelos de país que defiende cada sector.

Esta coyuntura de pandemia nos demuestra muy claro que tener un estado presente garantiza que se amparen los derechos de los más vulnerables.

Así fue transcurriendo este 2020. Llegamos a noviembre y la noticia nos terminó de depositar en la lona.

Diego Armando Maradona, el barrilete cósmico levantaba el vuelo que lo iba a depositar junto a sus padres en el cielo eterno.

Mucho se escribió, se dijo y se dirá sobre este coloso del fútbol mundial.

Cada uno de nosotros en su fuero íntimo sabrá cómo lo marcó Diego en su vida.

No voy a sumar más palabras a todo lo que se dijo.

Si me gustaría empezar a pensar a que calle le pondremos el nombre Diego Maradona.

En nuestra querida ciudad hay muchas calles que llevan nombres que representan lo peor de nuestra historia.

Teniendo presente que la nomenclatura urbana de nuestras calles ofrece una lectura de nuestra historia, generan sentido común a partir de quienes son las personas dignas de trascender en el tiempo siendo parte de nuestra habitualidad al recorrer la ciudad de Bs As.

¿Qué personas llegaron al reconocimiento de ser calles, no son merecedores de tal distinción?

Pensemos.

Diagonal sur, Julio Argentino Roca, Nace en la esquina sur del Cabildo de Buenos Aires y la intersección de las calles Bolívar e Hipólito Yrigoyen y finaliza en la esquina de Avenida Belgrano y Piedras. ¿Quién era Roca?

Genocida y artífice de la generación de latifundios a partir de la “campaña del desierto”.

En el gobierno de Roca llegaron inversiones británicas, como consecuencia la mitad de los ingresos eran destinados a pagar las deudas con bancos extranjeros.

Claro está que viendo en qué derivó las gestiones de Roca no merece semejante reconocimiento.

Coronel Ramón Falcon, considerada la segunda calle más larga de la ciudad.

Represor con mano de hierro de la clase obrera. El 1.º de mayo de 1909 Ramón L. Falcón ordena reprimir una manifestación convocada por anarquistas en Plaza Lorea; quedando un saldo de 11 muertos y más de 100 heridos.

Mariano Acha nace en Combatientes de Malvinas y llega hasta la General Paz.

Participó en las luchas civiles que asolaron la patria desde 1820 e intervino además en acciones contra los indios. A las órdenes de Lavalle y Paz combatió a Rosas y a sus partidarios en el norte argentino, también formó parte del Regimiento de Dragones de Buenos Aires que fue una unidad colonial de caballería de clase veterana del Ejército de España.

Alvear, se localiza en los barrios porteños de Recoleta y Retiro y mide siete cuadras de largo. Es la calle aristocrática de la ciudad por excelencia

MMMM… No, deja, olvidate.

La nomenclatura de nuestras calles y avenidas están plagadas de personajes que no le hicieron bien a nuestro país. A algunos se les escapó la tortuga.

Parte de romper el sentido común que nos han impuesto es también reveer a que se deben los nombres de las calles que transitamos a diario por nuestra querida Bs As.

Diego Armando Maradona, el último ídolo popular, aquel que nos llenó de alegrías y el que nos provocó emoción y orgullo cuando se les plantaba a los poderosos.

El 10….

Claro que tenemos que tener calles y avenidas que lleven su nombre.

Y al que no le gusta se jode se jode.