LA PANDEMIA ES CAPITALISTA

Por Daniel Prassel.

Escuchá a Daniel Prassel acá

Estimadxs lectores, dado el obvio contexto por el cual transitamos hoy nuevamente nos toca referirnos a aspectos que podemos analizar a partir de esta situación excepcional que nos sigue aquejando y que pareciera no terminar jamás, pero que además nos demuestra que la desigualdad sigue siendo, a la hora de los hechos, la principal Pandemia y eso no es ni más ni menos que gracias a este sistema capitalista en el cual vivimos.

Recuerdo cuando apareció el virus en nuestro país, era fácil decir “lo trajeron los chetos de Europa”, afirmación 100% progre que lo único que lograba es seguir ensanchando la grieta, luego la culpa ya era de las villas y los barrios populares porque son muchos y no se cuidan decían los mediopelo y desclasados, casi inmediatamente el problema migro a los autodenominados “Runners” especie nativa y autóctona de barrios como Palermo aunque también tenemos en el conurba, para que luego la culpa de los contagios sea de los irresponsables vecinos que eran denunciados por los propios vecinos inaugurando una temporada de buchoneo y alcahuetería que lo único que logra es disgregar aún más el tejido social, también la ligaron los trabajadores de la Salud aplaudidos de entrada pero que luego eran repelidos de sus domicilio en departamentos y algunos barrios “por precaución”, continuando con que las marchas anticuarentena de aquí y allá también aportaban lo suyo en materia de propagación del virus, luego se nos fue el Diego y nuevamente la masividad complico el panorama sumado a la lucha de nuestras compañeras por la legalización del aborto hasta llegar a los y las culpables actuales: los jóvenes y sus fiestas clandestinas, que quiero decir con todo esto, solo dos cosas, la primera que es verdad que todo este recorrido, muy fogoneado desde los medios, ha sido verdaderamente un conjunto de hechos que favorecieron contagios y la segunda, que no importa ser Runner o Villero, en definitiva somos Pueblo y el origen de la Pandemia no lo produjeron los Pueblos sino este desigual sistema en el que vivimos, pero eso los medios jamás te lo dirán.

Ahora bien, aunque nos duela, tampoco paso que los malos se volvieran buenos ante este excepcional presente al que estamos asistiendo, por el contrario hasta pareciera, mejor dicho son, que se volvieron más malos, lo vemos con los medios ultragorilas mintiendo todo el día, la oposición deplorable que juega con la vida de sus propios votantes incitando a la desobediencia civil y por supuesto, con un gran sector del empresariado y los formadores de precios que aprietan cada vez más al Pueblo con precios imposibles desestabilizando claramente a nuestro gobierno y sus decisiones.

Luce bastante delicado el panorama pero si no comprendemos que esta Pandemia es parte de estrategias globales de las potencias, no se entendería porque se vacuna en tan pocos países, es ahí una vez más donde hay que repetir las veces que sean necesarias, la importancia de contar con un Gobierno Nacional y Popular que aunó los esfuerzos correspondientes para poder estar llevando a cabo el más importante plan de vacunación de nuestra historia.

Aun así reflexionemos como el Capitalismo, sigue sometiendo al resto, se está vacunando en muy pocos de los 193 países, acaparando solo diez de ellos el 75% de las vacunas, que alguien me diga si eso no es muestra cabal de la desigualdad que domina la escena a nivel mundial, que es lo que realmente debemos combatir y denunciar cuantas veces nos sea posible.

Sumo otro elemento a este pequeño análisis de la situación actual, ante el deterioro de las economías por razones obvias de restricciones y cierres totales y parciales, hay que expresar bien clarito que hubo sectores económicos que no dejaron de ganar nunca, lo cual también nos genera la necesidad de un replanteo de algunas medidas, ya que si se van a fundir los laburantes, los pequeños comerciantes, los trabajadores de la cultura, los informales y marginales que ya venían baqueteados del Macrismo, y por el contrario Bancos, Supermercados, Financieras, Exportadores y Mega Empresarios no caen nunca, hay cosas que muy bien no se estarán haciendo.

Debemos honrar nuestra historia y recordar muy bien acciones y definiciones como las del Cro Néstor Kirchner que ante las apretadas del FMI, que nunca fue ni será bueno, dijo sin titubeos “los muertos no pagan” en franca referencia a que iba a priorizar nuestro mercado interno, el salario de los trabajadores y la recomposición económica, antes de cumplir con el organismo de crédito.

Seguramente no ha de ser fácil este momento político para nadie, pero hay que confiar y seguir apostando a surfear esta segunda ola con la mejor estrategia posible, que jamás podrá ser dejar a las y los laburantes a la buena de Dios, por eso es muy celebrable la aprobación de la Ley que sube el piso de pago de impuesto a las ganancias y beneficia a más de un millón de trabajadores, porque efectivamente es un beneficio y una conquista para una parte importante del Pueblo.

Pero como se dice habitualmente “no dejemos que el árbol nos tape el bosque” y con celeridad apuremos e inclinemos la balanza hacia nuestros humildes, los que bancan siempre y que no pueden seguir esperando, en todo caso seamos capaces, mientras revisamos lo actuado, de que quien espere sea el fondo en todo caso.

Viene un año realmente complejo, la fórmula es la de siempre, militancia, compromiso y apoyar con firmeza a los “funcionarios que funcionan” dejando al descubierto a aquellxs que han venido a la política para servirse pero no para servir al prójimo, tenemos que seguir siempre apostando a la doctrina, a las ideas y a nuestro proyecto político.

Ese es el mal de nuestra gente. No se hace política de ideas y conducta, sino política de personas.”

Compañero John William Cooke

Más Estado, Más Solidaridad, Más Comunidad, como nuestrxs 30.000 nos enseñaron.