La Importancia del Desarrollo de Parques Industriales

Por Mercedes La Gioiosa.

La pandemia que viene castigando a todas las regiones del planeta desde los primeros meses del año, obligó a los gobiernos locales a avocarse prioritariamente a la prevención y administración de la crisis sanitaria interna y sus lógicos efectos nocivos sobre la economía doméstica.

En el caso de la Argentina, la larga duración que viene registrando este fenómeno global requirió, además de la fuerte batería de medidas contracíclicas implementadas de manera ad-hoc, la pronta recuperación de la agenda productiva en vistas a retomar el impulso a los cambios estructurales que habían sido menoscabados durante los cuatro años del gobierno de la alianza Cambiemos.

Uno de los temas desestimados por la gestión anterior, que se tornaba ineludiblemente necesario recuperar en la hoja de ruta del nuevo gobierno era el fomento al desarrollo de los parques industriales.

La importancia capital de estos parques radica en que son concebidos como una herramienta para promover el desarrollo territorial y la generación de empleo local, a partir de la disposición de un determinado ámbito espacial dotado de una infraestructura de uso común que, además de permitir un mejor ordenamiento territorial, logra que las unidades productivas que operan dentro del mismo mejoren su desempeño económico, ambiental y social, logrando que el trabajo conjunto redunde en un beneficio colectivo mayor producto del desarrollo de prácticas asociativas.

En nuestro país, en el que se desarrolla actualmente un Censo de Parques Industriales, se estima la existencia de más de 600 parques, en su mayoría de carácter mixto. La región centro alberga al 56% de las empresas radicadas, que tienen como principal actividad a la industria manufacturera y que se caracterizan por pertenecer al segmento MiPyME en más de un 90%.

La necesidad de reimpulsar y consolidar esta política, para lograr un efecto sostenido en el desarrollo regional a través de la creación de empleo y la generación de valor local, ha llevado al gobierno a relanzar a través del Decreto Nº 716/2020 el “Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales”, mediante el cual se destinarán más de 3 mil millones de pesos en asistencia y financiamiento.

Esta herramienta, que se inscribe en el paquete de medidas de reactivación productiva, cuenta entre sus beneficios con aportes no reembolsables (ANR) de hasta $ 60 millones -por proyecto- destinados a obras de infraestructura intramuros y estudios para la construcción, ampliación y/o regularización del parque. Además, otorga acceso a créditos con bonificación de hasta 50% de la tasa nominal anual para instalación o ampliación de la capacidad productiva y ampliación de terrenos.

La condición necesaria para acceder a los beneficios es que el parque industrial solicitante se encuentre inscripto en el Registro Nacional de Parques Industriales (RENPI) lo cual, junto con la realización del Censo antes mencionado, permitirá contar a corto plazo con una información mucho más detallada del universo de parques industriales que operan en Argentina.

La información así obtenida será puesta a disposición de empresas, autoridades gubernamentales y público en general, por el Observatorio Nacional de Parques Industriales con el objetivo de favorecer el intercambio de opiniones entre los diferentes niveles de gobierno y entre sectores público y  privado, para propender a una mejora continua de la herramienta de incentivo y para garantizar el cumplimiento de su objetivo primordial que no es otro que mejorar -a través de la producción- la calidad de vida en cada una de las comunidades locales en las que operan los parques.

Esta herramienta de incentivo de diseño participativo y que opera con un soporte informativo que posibilita una mejora continua en su forma de intervención, será una de los instrumentos más importantes para inducir cambios estructurales, por lo que el esfuerzo deberá estar puesto en la universalización de sus beneficios en el marco de un alcance federal del programa.