La alegría argentina deslumbró en la inauguración de Tokio

Por Lucila Coccia.

Si bien la competencia ya había comenzado en Tokio 2020, durante la mañana de Argentina se realizó la ceremonia inaugural de esta edición de los Juegos Olímpicos. Con una presentación particular, por la obvia falta de público en el estadio, la delegación argentina con la energía propia que nos caracteriza le brindó frescura al desfile.

Los abanderados de la albiceleste fueron Cecilia Carranza y Santiago Lange, la dupla que consiguió el oro en la Clase Nacra 17 de Yachting, en la edición de Río 2016. Cabe destacar que es la primera vez que el Comité Olímpico Internacional decide que sean dos, un hombre y una mujer, quienes porten la bandera en símbolo de la igualdad. Argentina, con Carranza incluida, solo tuvo 7 mujeres al frente de la delegación, en 32 presentaciones.

Con dos históricos al frente de algunos de los 186 deportistas olímpicos, Argentina vivió una fiesta en el Estadio Nacional de Tokio, con capacidad para sesenta y ocho mil espectadores, que albergó solo a 1000 invitados. A pesar de la falta de público, el calor argentino logró disimular la primera presentación de una cita olímpica sin aficionados.

Fue tal la euforia de las y los argentinos que incluso fue replicado en el twitter oficial de Tokio 2020 que publicó: “Calmese Argentina” (…) “Es chiste, estamos igual de emocionados que tú”.

La sorpresa argentina llegó cerca del final de la ceremonia. Paula Pareto, quien había adelantado que no iba a desfilar, tuvo su aparición estelar portando la bandera olímpica junto con otros 5 representantes. Este reconocimiento es uno de los más grandes que puede recibir una deportista.

La judoca argentina compartió el honor de llevar la bandera con otros cinco atletas olímpicos que colaboraron en centros médicos durante la emergencia sanitaria. Los elegidos por cada continente son: Kento Momota representante de Asia; Paola Ogechi Egonu de Europa; Elena Galiabovitch de Oceanía; Mehdi Essadiq de África; y también Cyrille Fagat Tchatchet II, un refugiado camerunés que fue becado por el Comité Olímpico Internacional.