Kreplak anticipa que puede existir un rebrote muy importante el próximo año

El ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, advirtió que la pandemia no terminó y que hay que prepararse “para un marzo-abril que puede ser muy complicado” por los últimos aumentos de contagios de covid-19.

El titular de la cartera sanitaria planteó que “los casos en la Provincia casi se triplicaron en las últimas semanas” y que todas las infecciones corresponden a la variante Delta, que tardó en diseminarse en Sudamérica pero que generó un alto impacto en Europa.

“Hemos bajado bastante el nivel de cuidados, hay que volver a activar el chip de cuidado”, planteó Kreplak. “Esperamos darle la tercera dosis a todos los que se hayan dado la segunda hace más de 5 meses”, agregó.

En ese marco, de cara al verano y la reactivación turística-económica, planteó que “es probable que en enero bajen los casos”. “No vamos a tener un gran pico en el verano si no hacemos las cosas muy mal”, sumó.

“Sabemos que las vacunas son seguras, tenemos que discutir cuál es el bien supremo a tutelar. Para nosotros es la salud”, agregó el ministro. Y por último, sobre el pase sanitario, aseguró que “fue aplicado en casi todo el mundo” y que es la mejor respuesta para estimular la inmunización.