HAY DE TI, HAITÍ

Por Diego Gutiérrez- Escritor y Analista de Política Internacional.

¿Tú sabes cuál es el problema del Caribe? Que todo el mundo vino a hacer aquí lo que no podía hacer en Europa, y esta vaina tenía que tener consecuencias históricas…
Gabriel García Márquez, Bohemia, La Habana, 1979.

Como si al pobre pueblo haitiano no le faltaran tragedias y problemas de toda índole, ahora se le suma una nueva crisis política. Su presidente, Jovenel Moise, elegido 48 meses atrás, recibió la noticia de que se mandato había expirado. La sorpresiva medida emano del poder judicial, el Consejo Superior del Poder Judicial de Haití resolvió que el mandato de Moise expiro el 7 de febrero y que por ende, debe abandonar el gobierno. Pero en Haití el mandato constitucional dura cinco años, por lo cual el mandatario haitiano denuncio un intento de golpe de Estado y no acato la resolución judicial.

En un reciente twitt, Moise aseguro que, “mi administración recibió del pueblo haitiano un mandato constitucional de sesenta meses. Hemos agotado 48 de ellos. Los próximos doce meses estarán dedicados a la reforma del sector energético, la realización del referendo y la organización de las elecciones”. Es claro que no piensa renunciar, aunque en un país tan afecto a los golpes militares, deberá contar con el apoyo de las fuerzas armadas para llegar a cumplir el mandato completo.

El presidente denunció que intentaron asesinarlo, pero no dio mayores detalles sobre este acontecimiento, aunque lo relaciono con el intento de golpe judicial. Por todos estos episodios la policía realizo mas de veinte detenciones, entre ellas la de la inspectora general de la policía haitiana,
Antoinette Gauthier y a un juez de la Corte Suprema, Irvikel Dabresil. Moise, también ordeno por decreto la jubilación de tres jueces de la Corte de Casación, entre ellos a Jjoseph Mecene jean Louis, a quien la oposición nombró como presidente interino. Al resto también los acuso de ser parte de una conspiración para intentar derrocarlo.

La polémica esta fundada, en el plano jurídico, en que al termino del mandato de Michell Martelly en el año 2016 no fuese elegido su sucesor. El 15 de febrero del mismo año tomo posesión un gobierno no provisional dirigido por Jocelerme Privert, hasta que un nuevo mandatario fuese elegido en elecciones. Luego de 4 aplazamientos y el paso de un devastador huracán las elecciones se realizaron el 20 de noviembre. La victoria fue del actual presidente, pero debido a los cuestionamientos de los resultados, la asunción se postergo hasta los primeros días del 2017, cuando el Consejo Electoral Provisional de Haití confirmo los resultados.

El actual presidente asumió por lo tanto, un año después de lo que debería haberlo hecho, con lo cual, lo que asegura tanto el poder judicial como la oposición es que el mandato de cinco años se encuentra cumplido,

¿Cómo reacciono el gobierno de los EEUU? Por ahora Moise cuenta con el respaldo de la administración de Joe Biden, el Departamento de Estado emitió un comunicado en la voz de su vocero, Ned Price, quien insto a que se realicen elecciones para elegir un sucesor, pero una vez terminado el
mandato de cinco años. El gobierno de Donald Trump siempre respaldo al de Moise, el cual se alineo automáticamente a cada decisión de la Casa Blanca sobre su política contra Venezuela.

La OEA también emitió su opinión sobre el tema, que, oh casualidad, fue coincidente con el gobierno estadounidense. Como siempre, la organización panamericana parece mas la vocera del Departamento de Estado que el Departamento de Estado mismo. No sin razón es llamada el Ministerio de Colonias. No hacemos mal en recordar que la OEA cambio, literalmente hablando, el resultado de las elecciones en el 2010, cuando el resultado de la primera elección termino con Mirlande Manegat como ganador, Jude Celestin en el segundo lugar y Michel Martelly en el tercero. Ante las irregularidades detectadas en miles de actas, no se opto por realizar nuevas elecciones, sino que con la recomendación de la OEA se decidió descartar estas actas, con lo cual se invirtieron el segundo y tercer puesto. Martelly, un candidato con cercanos lazos a Washington, paso a segunda vuelta en lugar de Celestin. Martelly termino ganando la segunda vuelta.

Parte de la crisis viene desde el 2018 cuando el gobierno decidió retirarse de Petrocaribe, la empresa conformada por varios paises del Caribe y Venezuela, el cual los proveía de petróleo barato y en cuotas, lo cual conformo la llamada “diplomacia del petróleo” de Venezuela. La influencia del país sudamericano, contraria a los intereses de Washington, dentro de un área geoestratégicamente tan sensible, y las relaciones de caracas con Rusia y China, conforman un peligro para su hegemonía continental.

La salida de Petrocaribe redundo en precios mas altos de los combustibles, que empezaron a importar desde los EEUU y subsidios cada vez mas grandes para sostener el precio bajo. Pero al no poder sostener los subsidios y decidir subir el precio de los combustibles estallaron las protestas. La escasez de combustibles paralizo la economía con el consabido impacto en lo social. A este combo se le sumo la desaparición de mas de 3800 mil millones de dólares de Petrocaribe para obras de infraestructura en el pías. La acusación recayó sobre funcionarios de la administración de Martelly, pero también se acusa a Moise de formar parte del desfalco, desatando las protestas de febrero del 2019 que exigieron su renuncia.

Hoy Moise, y luego de las aquellas últimas protestas, disolvió el parlamento y gobierna por decreto y sin primer ministro como prescribe la constitución. También suspendió las elecciones parlamentarias del
2018 ante la imposibilidad de contar con una mayoría que le permita gobernar. Como si no fuese suficiente, se lo acusa de estar ligado a bandas delincuenciales y paramilitares de Puerto Príncipe. La pandilla conocida como G9, acusada de asegurarle la “paz” en los barrios y perseguir a voces opositoras, es señalada como la responsable de la masacre de La Saline, que dejo un saldo de mas de 50 muertos, por un enfrentamiento con otras bandas.

Desde siempre Haití a sido juzgada, sometida, dominada, empobrecida, y ni siquiera la naturaleza a sido benevolente con ella en estos últimos tiempos. Fue la primera revolución latinoamericana, una revolución de esclavos negros que echo a los colonizadores. Se dice que por eso siempre pago el caro precio de la negación a su desarrollo y soberanía, aunque me parece más una justificación de orden emocional que racional, y dedicada a explicar como Haití es una pieza clave, junto a todo el Caribe, de la geopolítica de los EEUU. El reparto de castigos y premios por parte de las potencias esta mas ligado a sus necesidades económicas y de seguridad nacional que a las demostraciones de fuerza sin razón.