Guillermo Martini:»Ahora, abrimos la importación de cerdo»

En su columna semanal sobre el sector agrario, Martini nos hablo sobre las políticas que aplica Estado Unidos al resto del mundo, y como afecta esto afecta a los productores de la República Argentina, y para aclarar la situación entrevisto a Esteban Motta de la Federación Agraria Argentina. Escucha la nota completa en el siguiente link.

Las políticas que aplica Estados Unidos, con respecto al resto del mundo, que por un lado tienen la marca de fabrica del liberalismo, de la apertura, de la integración del mundo, de la baja de los aranceles»

La visita de Mike Pence, que casualmente es productor de cerdos y estuvo hace algunos días en Argentina, quien felicito calurosamente a la República Argentina, por las reformas que estaban teniendo, la apertura al mundo, la instauración de un modelo económico  a nivel mundial que iba a repercutir sobre las inversiones y el crecimiento económico de Argentina.

En su momento negociaron con Macri directamente, que era la posibilidad de abrir las importaciones de carne de cerdo Norteamericana, y ahora esto ya esta cerrado, y esta cerrado por una serie de cosas, Estados Unidos no tiene una producción de carne de cerdo libre de una de las enfermedades que existen en la producción porcina que es el síndrome respiratorio reproductivo de los porcinos, que específicamente afecta a a la producción»

Argentina es un país libre de esta enfermedad, entonces se esta negociando que los niveles de rigidez y control para que se deje entrar la carne de cerdo Norteamericana, no sean tan grandes como para bloquear esto; hay que aclarar que Argentina tiene bloqueada la venta de carne bovina a Estados Unidos, Canadá y México, porque se habían detectado brotes de aftosa hace unos 15 años, en el gobierno de de la Rúa, que en su momento fue ocultado por las organizaciones gremiales del sector rural, que habían bregado por que se bajen los controles.

Entonces esto se esta negociando, nosotros abrimos las importaciones de cerdo y ellos nos dejan exportar libremente limones, los famosos limones, que hace más de año y medio Macri viene diciendo que se abre, hay que aclarar que la exportación de limones representa treinta millones de dolares por año, y la posibilidad de exportar carne bovina sin hueso, porque en el hueso es uno de los lugares donde la aftosa puede transmitirse»

Argentina esta produciendo casi 600 mil toneladas de cerdo, en función de políticas del estado nacional en gobiernos anteriores de consumo, que llevo a un incremento de 5.2 kilos a 12 kilos por ambiente, pero básicamente esta organizado por un esquema productivo en base a pequeños y medianos productores. Para aclararnos un poco el panorama de la apertura de importaciones de carne de cerdo dialogamos con Esteban Motta, de la Federación Agraria Argentina.

Si hacemos un análisis histórico, en lo reciente ya teníamos importación desde Dinamarca, Canadá y desde Brasil que es la histórica, que cuando le sobra en su mercado interno vuelca cortes al mercado Argentino, esto es algo que se vino dando a partir de 2016, y como afecta es muy sencillo, esta es la discusión eterna, entre los que plantean un esquema de competitividad basado en la oferta y la demanda, y quienes planteamos un esquema de producción planificada, para que se garantice un precio razonable al productor y un precio razonable al consumidor, se cree que la forma de bajar el precio del mercado es ampliar la oferta, sumando productos del exterior»

Lo único que se esta haciendo es afectar, romper la cadena productiva local, y después en la góndola tampoco se logra bajar el precio, porque el grado de concentración productiva que tenemos en la góndola con cinco grandes cadenas que manejan el 75% de los supermercados del país,  ellos imponen el precio, más allá de donde venga la mercadería, entonces hoy por hoy la apertura a nuevos mercados de importaciones, lo que puede hacer es bajarle el precio al productor, inclusive por debajo de los costos productivos, y eso termina impactando obviamente en perdida de fuentes de laburo y perdida de posibilidades de re inversión.

Hay que recordar que la política vinculada a los cerdos, hace ya diez años, donde se re convirtió la actividad en un sistema con mucha más eficiencia, donde se sumaron muchos pequeños productores, que mejoraron su escala productiva, mejoraron la genética, mejoraron el sistema productivo, en muchos casos con sistemas de baja inversión, como es el caso de cama profunda del INTA, y que hoy por hoy una apertura indiscriminada de importaciones puede afectar ese sistema productivo»

Cuando uno hace el análisis de que producciones regionales favorece o no, también tiene que hacer un análisis del impacto social, y margenes de estimulo global, pero hay una visión instalada, desde lo teórico, que hay quienes sostiene el liberalismo a toda costa, cuando les conviene y en los productos que les conviene, bien vimos que a la hora de poner un precio sostén a los hidrocarburos se lo pusieron, cuando el precio del barril estaba mucho más abajo a nivel internacional, y todos los Argentinos terminamos pagando un combustible caro a razón de un precio sostén, es decir para una industria totalmente concentrada, y ahora para la industria láctea, la industria del cerdo no tenemos precio sostén, y sobre todo terminamos abriendo las importaciones.

La situación es que cuando no hay un análisis del impacto, si no que todas las medidas se analizan segun las variantes macroeconómicas, y no sobre las variantes microeconómicas, y sobre las variantes sociales y el impacto territorial sobre todo»

Con esto se verían afectadas 35.000 fuentes de trabajo a nivel general.