Guillermo Martini: «No hay ninguna relación entre el costo de lo que se produce y lo que pagan los sectores de ingreso fijo»

En su columna semanal Guillermo Martini, nos habló sobre el costo de los productos alimenticios en Argentina, y de como la relación de entre el costo de producción y el costo de venta al consumidor final no tiene ninguna relación, este sector afectado por los aumentos indiscriminados de los alimentos son treinta millones de Argentinos, llamados sectores de ingresos fijos, trabajadores, jubilados, estudiantes o que dependen de alguien para vivir.

Hace Click Aquí: COLUMNISTA

Argentina tiene capacidad de producir alimentos para cuatrocientos millones de personas, entonces descubrir porque aumentan los precios de los alimentos en un país como el nuestro, que tiene dos patas, la dependencia que tenemos del mercado internacional y básicamente de la producción que hacemos que es alimento sin procesar, y por otro lado es que los alimentos se han convertido en un factor de especulación a nivel nacional e internacional, la financiarización del mundo hace que los alimentos sean usados no como alimento, sino como dinero»

Por este motivo cuando se habla de los comodities, el precio internacional del trigo, el precio internacional de la soja, no queda claro como se construye ese precio internacional y como afecta esto a la vida cotidiana.

En el caso del trigo nosotros podemos venderlo como grano o como alimento, si nosotros nos convertimos en supermercado del mundo, teóricamente estamos pensando que nos vamos a convertir en productores de alimentos, vamos agarrar el trigo y lo vamos a transformar en galletitas, harina, etc, lo que genera mano de obra local, que en el caso de Macri pasa a ser una declaración agradable para el oído de la gente que dice ahora se va a generar trabajo, pero que no es una realidad, no hay ninguna política de estado que transforman esa materia prima»

Decir que vamos a ser el supermercado del mundo en un mercado como el chino, que tienen un programa quinquenal de abastecimiento, que solamente quieren comprar comodities, es decir materia prima, es una afirmación mentirosa, sobre el esquema de que queramos ser el supermercado del mundo.

Entonces como se debería controlar los precios en la cadena de rentabilidad, a los empresarios para que el costo de los alimentos no sea especulativo.

En Argentina hay capacidad de generar arbitrariamente precios, más en un modelo como este, que no existe nadie que lo controle»

Si vemos que toda la cuestión vinculada a la comida tienen niveles de  concentración en pocas empresas que superan en todos los casos el 80%, tenemos otro elemento de porque suben los precios en la República Argentina.