Guillermo «Corcho» Martini:»No hay políticas de Estado para solucionar las inundaciones»

Guillermo Martini, en su columna semanal del sector agrario, hoy nos hablo sobre las inundaciones que afectan a gran parte de la provincia de Buenos Aires y porque se producen.

Escucha la columna completa en el siguiente link.

Estamos en un momento muy difícil, con un costado político muy particular, donde nuestra Gobernadora, con toda la Sociedad Rural Argentina que esta bastante enojada porque básicamente su producción ganadera esta muy afectada, donde le hecha la culpa de todo al gobierno anterior.

La Gobernadora habla de esto, pero no habla de la inacción que hubo durante el último año y medio, y de lo que ahora no se puede hacer porque esta inundado; entonces cuando se habla de inundaciones en la provincia de Buenos Aires, hay que reconocer lo que es factores físico y factores humanos.

Los factores físicos que son los factores meteorológicos, son factores que están relacionados con los lugares donde se desarrolla la actividad económica, entonces la provincia de Buenos aires, tiene algunas cuencas muy importantes, la zona oeste de la provincia desemboca en el mar, y tiene problemas estructurales porque las dunas que están contra el mar tapan todo lo que es el desagüe»

Todo lo que es el bajo de la depresión del salado, es una gran palangana, un gran bajo con una salida, que esta taponada por más de setenta barrios privados, en donde todo lo que son los humedales que son muchos miles de hectáreas. Humedales son zonas donde el agua que baja, viene derivando, se encuentra con zonas abiertas más bajas y se inundan, y es ahí cuando se producen las inundaciones, donde ahí no se puede hacer nada, porque normalmente ahí no había ningún tipo de construcción ni nada.

Sobre esos humedales con miles y miles de toneladas de tierra, se han hecho los barrios más importantes de Buenos Aires, más de sesenta barrios, que están taponando de alguna manera, porque no es que taponen totalmente, dejan el canal de desagüe a un lado del barrio, entonces lo que era cinco kilómetros de frente de desagüe, se convierte en un río que no da abasto»

Y que por ejemplo, en el caso del río Lujan, lo que produce es que el taponamiento por el barrio privado, descarga el agua en los barrios periféricos que antes no se inundaban; entonces la respuesta fácil es hasta el 2015, la falta de obras, la falta de previsión, y la falta de un plan hidráulico nacional, a partir de la asunción de este Gobierno no se habla.

este es un problema histórico, la diferencia muy notoria es que ahora sale muy poco en los diarios, hasta fines del 2015 eran titulares de tapa; hoy hay en la provincia de Buenos Aires, y no me quiero circunscribir solo a provincia de Buenos Aires, hay más  diez millones de hectáreas inundadas»

La última inundación que fue en 1985, inundaciones de este tipo, le costo quince años recuperar la actividad productiva de los suelos, en mayor o menor medida. En la Pampa hay más de dos millones de hectáreas inundadas, en Córdoba más de  un millón de hectáreas inundadas, y es todo una gran cuenca de desagüe, de bajada de agua desde las provincias más del oeste que pasan por provincia de Buenos Aires, y que los políticos se cansan de decir la falta de obras, tenemos el plan hidráulico más grande de la historia, vamos a invertir cuarenta mil millones de dolares para que para el 2020 este solucionado, porque esa es la perla con la que Macri va a querer la reelección, porque se van a recuperar millones de hectáreas.

Vamos a invertir cuarenta mil millones de dolares, que van a salir del fondo hídrico, que viene del 1% de los combustibles, etc., que son cinco mil millones de pesos, no cuarenta mil millones de dolares, la única y la cruel realidad, es que el año pasado se recaudaron tres mil seiscientos millones de pesos en fondo hídrico,  y se invirtieron seiscientos diez millones de pesos, es decir se subejecuto, un 70%  las obras hídricas en provincia de Buenos Aires»

Cuando escuchamos el plan hídrico, el plan integral, y hay dos mil doscientas obras en marcha, en realidad estamos hablando del endicamiento de determinadas vías de escurrimiento, para que no inunden una ciudad, hay sesenta y cinco ciudades en la provincia de Buenos Aires que están con problemas de amenazas de agua, pero que no hacen otra cosa del sálvese quien pueda.

Hoy hay conflictos de intereses entre Municipios de la misma provincia, porque se tiran el agua unos a otros; sin pensar en lo que son las vías de desague, porque cuando vos tapas en un lado el agua siempre va a buscar por donde salir»

No vamos a tirar todas las responsabilidades a un Gobierno de dos años, porque esto involucra a las jurisdicciones de cinco, seis provincias, porque el agua viene desde las cordilleras hacia el mar, e implica plan de obras, plan de aguas, y plan de manejo general de aguas que involucran a muchas provincias.

Teniendo en cuenta que hoy hay un conflicto que esta en la Corte Suprema de Justicia entre Mendoza y la Pampa, por la utilización de las aguas de un río, imagínense lo que es ponerse de acuerdo para realizar obras integrales a lo largo de dos mil kilómetros que contemplaría obras integrales que afectarían barrios de desagüe, barrios que están hoy taponando la linea de desagüe.

No es cuestión de hacer canales, ni es cuestión de dejar de hacer canales, a Scioli se le cuestiono en algún momento de sus primeras gestiones, que hacia canales por todo lado, canales que funcionaron muy bien en la época húmeda.

El cambio climático es muy importante, lo que estamos viviendo es uno de los históricos ciclos mundiales que se hicieron a lo largo de la historia de los cambios climáticos, no nos olvidemos que el avance y el retroceso del hielo polar, o la subida y bajada de los mares, tiene mucho que ver con los niveles de inclinación respecto de la Tierra al sol, que hace que le pegue más o menos en determinadas zonas»

Esos son ciclos históricos a lo largo de la historia, las glaciaciones y la licuación de las glaciaciones, son procesos que se han dado a lo largo de muchísimos siglos, por eso por ejemplo es que hay restos de caracoles marinos en la Cordillera de los Andes, entonces asimilar el cambio climático a la responsabilidad del ser humano, sí, pero el ser humano no tiene tanta injerencia en las variaciones de los climas a nivel mundial, y puede hacer muy poco para pararlo.