Gobierno y empresas repasan temas para cerrar un nuevo acuerdo de precios

Las primeras estimaciones de la inflación que hubo en diciembre pasado hablan de un porcentaje cercano al 4% y un acumulado en 2021 en torno al 51%. Por su parte, la estrategia del Gobierno nacional es alcanzar un acuerdo amplio de precios y salarios para “anclar expectativas” de cara a un 2022 en el que se espera una alta nominalidad.

Ese entendimiento forma parte de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda de US$ 45.000 millones que tomó el Gobierno de Mauricio Macri. “El acuerdo de precios es un elemento importante para complementar el esquema de ordenamiento macroeconómico y del acuerdo con el Fondo, señaló ayer el ministro de Economía, Martín Guzmán.

De acuerdo con los relevamientos de las consultoras, el último mes del año pasado habría cerrado con una variación en el Índice de Precios Minoristas (IPC) cercano al 4% y un acumulado cercano al 50%. Para 2022, esperan un porcentaje similar.

Mientras tanto, la Secretaría de Comercio Interior está negociando con las empresas una canasta regulada de 1.300 productos de consumo masivo, los mismos que habían sido congelados por 90 días a través de la Resolución 1.050. “La medida se tomó en su momento porque una parte de las empresas que está en la Copal no estaba de acuerdo y trabaja las discusiones”, apuntaron desde Comercio Interior.

Según dijeron fuentes del Gobierno, “la intención es tenerlo listo antes de mañana o viernes mismo cuando finaliza la medida de congelamiento. Si bien existen diferencias y podría haber un poco más o un poco menos de productos, la predisposición del sector privado viene siendo buena.

La fuente se refiere a la reunión que tuvieron el martes con empresarios el ministro Guzmán, su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, acompañados por el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce.

Participaron en representación del sector empresario Laura Barnator (Unilever); Gabriela Bardin (P&G); Gonzalo Fagioli (Quilmes); Abelardo Gudiño (Coca Cola); Adrián Kaufman Brea (Grupo Arcor); Maximiliano Lapidus (La Serenísima); y Agustín Llanos (Molinos Río de La Plata).

Sin embargo, todavía queda trabajo por hacer y no hay nada definido. Las empresas piden actualizaciones mensuales y previsibilidad de que no habrá un congelamiento de forma unilateral como cuando salió en octubre la Resolución 1.050.

Algunas pistas de la visión oficial las dio públicamente Roberto Feletti“Queremos una canasta amplia y representativa del ciudadano medio argentino”, sostuvo.  “Es una negociación compleja porque es punto a punto, mano a mano, señaló el secretario, y detalló que hay “discusiones muy fuertes” en productos como la mayonesa donde incide un precio internacional como el aceite.

Fuentes oficiales y del sector empresario deslizaron a este medio que existe la posibilidad de que haya una segmentación de los productos de cada empresa con actualizaciones mensuales en algunos casos y trimestrales en otros. El plan se enmarca en el actual “+ Precios Cuidados” que agrupó a los anteriores “Precios Máximos” “Precios Cuidados”

En concreto, se baraja la posibilidad de autorizar subas mensuales del 2% a bienes más “premium” y del 6% trimestral para los productos de primera necesidad. En tanto, las fuentes no lo dieron por cerrado, sino que aclararon que “es una posibilidad”.

El ministro Guzmán deslizó ayer que uno de los objetivos para sostener el repunte de la economía, que en 2021 estuvo en torno al 10% luego de caer 9,9% en 2020, es que se recupere el salario real. Para eso será necesario, suele explicar, un acuerdo entre el Gobiernolas empresas los sindicatos.

Es la misma estrategia que se dio en 2021, con la primera pauta del 29% y las siguientes reaperturas de paritarias en torno al 45% o algunas al 50%. Si bien faltan conocerse cifras oficiales de cierre, el año pasado algunos salarios ganaron o empataron con los precios y otros perdieron

La nominalidad de este año, sin contar posibles correcciones bruscas por un acuerdo con el FMI, será alta. La consultora Ecolatina, por caso, proyectó 50% de inflación para 2022 en línea con los demás analistas de la City porteña. El Ejecutivo repite que “no habrá ajuste” y que la misión es que “los salarios ganen poder adquisitivo”, resta esperar aunque el panorama es incierto por ahora.