Gines: te vacunó Verbitsky

Por Claudio Posse.

Escuchá la editorial de Claudio Posse acá

Ni bien ocurrido el escándalo “vacunatorio Vip” un amigo mío, con el cual construí una amistad muchísimo más fuerte que la que tienen Verbitsky y Gines, me llamó por teléfono y antes que dijera hola me arrojó a la cara: “para esto me hiciste peronista?, en un gobierno popular tenemos que soportar que haya Presxs Políticxs, que lo peor del empresariado argentino vaya a consensuar no sé que al CCK y, encima, haya un vacunatorio vip en la peor pandemia que hayamos conocido”.

Les confieso que me da un poco de ganas de dejar la editorial acá mismo y dejar que fluyan las ideas, mías y de ustedes, pero en honor a la militancia y por mi amigo, que ya es un compañero, me voy a extender en el análisis.

Es imposible analizar esta situación sin mencionar al hombre que lanzó la bomba para que explote en el medio del gobierno: Horacio Verbitsky. Y acá les pido que comprendan mi subjetividad, porque tiene que ver mucho con los códigos y la forma que uno se desarrollo en la vida, con lo cual les pido entiendan que a mí nunca me gustaron los “buchones”. Porque el buchón no delata la “verdad”, el buchón acusa en función de un interés propio. Acusa, no es que describe la realidad para poder sacar una conclusión de los hechos. No, el buchón acusa y con eso saca una ventaja, a veces ni siquiera nos damos cuenta cual fue la ventaja que saca hasta que pasa mucho tiempo, porque claro… no somos buchones. Otra característica del buchón, ya más entrado en años y más experimentado, es acusar a las personas sin ninguna clase de prueba ni conocimiento, porque el buchón lastima por beneficio propio y no le importa en lo más mínimo lo que pasa al que acusa, ni a la familia del mismo ni nada. Solo su interés personal.

Este Verbitsky es el mismo que acuso a compañeros de ser espías de la dictadura cívico militar, es el mismo Verbitsky que escribía para la Fuerza Aérea, en la misma dictadura, esa dictadura que se llevó la vida de 30000 compañerxs.

Un compañero me dijo alguna vez, “los compañerxs no se quiebran, algunos compañeros parecen compañeros, pero con el tiempo te das cuenta que siempre fueron un dispositivo del enemigo.”

No me voy a referir a Gines, porque, también es muy subjetivo, no es de mi agrado hacer leña del árbol caído. Una sola cuestión Gines, apuntar a tu secretaría privada culpándola de este desastre es por lo menos bajo. Que se yo, nos habremos criado en barrios diferentes.

Se vienen momentos complejos para nuestro querido país, por varios motivos. Pero solo me voy a referir a la cuestión política, en un año electoral donde la política esta en su peor versión, donde los funcionarios (muchos de ellos) no funcionan, donde la oposición se envalentona por los movimientos del propio gobierno, donde la política comunicación es un verdadero desastre, donde muchos y muchas tenemos ganas de dar una mano, pero no tenemos cabida, solo queda una solo cosa por hacer: juntarnos, armar espacios nuevos, formarnos y generar alternativas.

Y, por último, en un gobierno popular no puede haber Presxs políticos, con los empresarios no se consensua y no debe haber vacunatorios vip. Porque, sencillamente deja de ser un gobierno popular.

A modo de Post Data: a todos aquellos y aquellas que adulaban a Verbitsky, los llevaban a sus programas de tv y radio, se secaban la boca de elogios desmedidos, sepan recibir esta sugerencia: el que es buchón de chiquitito, es buchón toda la vida. Aprendan de lo que le pasó a Gines, Verbitsky lo terminó vacunando.