Feletti: “Carecimos de la cohesión para enfrentar a las empresas”

Por Hugo Gulman.

Según coinciden los especialistas, el abc para estabilizar la economía es la acumulación de dólares en el Banco Central. Usualmente, al aumentar la producción y el consumo por las fiestas, la primavera y el turismo, los últimos meses del año crece la demanda de moneda extranjera, pero al no ingresar divisas de la cosecha la situación se puede complicar.

El dólar soja permitió recolectar 7 mil millones de dólares que lograron estabilizar las reservas y calmar los momentos de zozobra. Ahora, el propósito del ministro Sergio Massa es conservar lo acumulado y aumentar más aún las reservas.

Para el economista Roberto Feletti, ex viceministro de Economía y ex Secretario de Comercio, se perdió una buena oportunidad con los excedentes de la balanza comercial, entre las exportaciones y las importaciones de 2020 y 2021. Ahora ese excedente cayó a la tercera parte y para las autoridades económicas, el gran debate a dilucidar es el modo de acumular mayores reservas.

El contexto no es sencillo porque una de las estrategias del gobierno se centró en negociar con empresarios la liberación de dólares para importación y producción a cambio de limitar los aumentos de precios para contener la inflación. Se trata un tipo de negociación habitual por la cual las empresas se benefician con un dólar relativamente barato, aunque hay que cuidar que luego, independientemente de esa ayuda, no aumenten los precios internos para absorver una ganancia mayor. “Es correcto establecer esos acuerdos, pero debemos atender que la situación de nuestro comercio exterior es acotado. Este es el primer intento que hace un equipo económico desde que empezó el gobierno de darle una visión global a la situación del comercio exterior y administrarla”, valoró el exfuncionario.

Otro de los puntos que Feletti destaca como una cuestión estructural a analizar en el nuevo informe que elaboró junto a un grupo de profesionales, es la necesidad de atender que los altos precios internacionales están generando una renta extraordinaria en sectores muy importantes de la economía, como minería, energía o el agro, aunque ahora exijan subsidios por la sequía. “Este fue uno de los motivos de mi salida del gobierno: parte de esa renta media tiene que ser apropiada y llevada al Banco Central para estabilizar la economía. Si no, es una situación extremadamente difícil”, analizó. 

Lógicamente, la decisión es política y la estrategia de la oposición no aparece con la inclinación a debatirla, a diferencia de otros países con gobiernos más conservadores en los que la pandemia provocó la inmediata reacción de crear impuestos o aportes especiales a la renta extraordinaria. Cuando la guerra rompió los acuerdos de precios que se estaban llevando a cabo, surgió la discusión en el gabinete. “Reclamé mayores derechos de exportación porque había empresarios que tan sólo por acopiar granos ganaba una fortuna a costa de los bolsillos del pueblo en el precio del pan, el aceite o la harina. Ahí se planteaba la renta extraordinaria y la necesidad de gravarla, pero después no se avanzaba”, recordó.

El economista, que participó de los gobiernos de Néstor Kirchner, de Cristina Kirchner y de Alberto Fernández, consideró que la diferencia fundamental era la cohesión en torno a políticas y derivaba en que los funcionarios, fueran mejores o peores para implementarlas, seguían un rumbo coherente.

Con las medidas instrumentadas a fines de 2021 se había comenzado a atenuar el índice inflacionario y mejorar levemente la distribución del ingreso del último trimestre, que fue el mejor de todo el gobierno, según el coeficiente que mide la distribución del ingreso. La inflación se mantenía estable, pero la guerra quebró la calma que asomaba lentamente y azotó con fuerza contra los consumos básicos como harinas, aceites y otros productos de primera necesidad. “Les planteé a los ministros la necesidad de poner el derecho exportación. Surgió como solución buena, pero parcial el fideicomiso, pero luego, lamentablemente, carecimos de la cohesión para enfrentar a las empresas”, manifestó.