Ester El Kadri, una crianza que hizo Historia

Por Mariela Montiel.

Escuchá a Mariela Montiel en «Ester El Kadri, una crianza que hizo Historia» acá.

Son tiempos donde sentimos que cada vez quedan menos compañeros grosos, la vida, los años bien vividos y el virus, nos los están arrebatando. Por eso, aquí los recordamos. En memoria del compañero Pino Solanas y de la compañera Ester El Kadri.

En educación siempre decimos que la primera socialización se da en el entorno familiar y luego en la escuela. Son las familias, los valores, los ideales, la manera de comprender el mundo que nos atraviesa, la palabra de un adulto que ante las injusticias nos dice “Hay que comprometerse con las causas colectivas”. La familia es la que tienen un rol fundante en la vida de nuestros hijos. Ester, nació en Córdoba, en 1923, por lo que seguramente sus padres habrán visto cómo Hipólito Yrigoyen, a pesar de la inmensa oposición conservadora que le impidió cambiar las estructuras económicas del país agroexportador, propuso un Banco Nacional Agrícola, la creación de la Marina Mercante y la explotación estatal de los yacimientos petrolíferos de Comodoro Rivadavia. Seguramente, en algún desayuno compartido habrán leído las noticias del avance de la Revolución Rusa, la Primera Guerra Mundial o habrán escuchado en la radio cómo la prensa cipaya llevaba adelante la operación de desestabilizar al primer gobierno democrático. ¿Creías que era invento de los cipayos de hoy? No.

Esa conciencia familiar le dio una identidad profundamente peronista. Y aquel 17 de octubre, fueron de los que marcaron el camino de lucha. Pronto se afiliaron al Partido Laborista.

¡En varias entrevistas Ester contaba que “Cacho” cuando tenía 4 años imitaba a Perón en la plaza del barrio! Esa mujer tan fuerte, íntegra y humana crió un hombre de similares características. Envar nació el 1 de mayo de 1941. Estudió en la escuela pública de Flores y a los 14 años, con un fuerte apoyo de su padre inició la carrera en el Liceo Militar.

¿Cómo no querer ser milico en esa época? si lo que se observaba era al ingeniero Savio garantizando laburo al crear la fábrica de acero y pólvora o la fábrica de explosivos en Villa María, a Mosconi generando trabajo genuino en YPF y el Coronel Perón conduciendo su propia creación: el movimiento obrero organizado. Las FFAA habían tomado el rol que nuestra oligarquía nunca se animó, habían desarrollado un capitalismo nacional, se creó el país industrial que supo tener una Tercera Posición en plena Guerra Fría. ¡Ni yanquis ni marxistas, justicialistas!

Diez años de peronismo fueron suficiente para cambiar el destino del país y las prioridades de la mayoría del pueblo. El Kadri, vivió sus primeros 10 años en un país soberano, donde las infancias eran protegidas y amadas por una inmensa compañera, como es Eva Duarte. Un gobierno que garantizó el laburo de millones de argentinos en cada polo industrial del país y que, a pesar del empeño de los gorilas antinacionales, algunas de esas moles industriales, han visto pasar a Menem, De la Rúa y otras han abierto nuevamente en el gobierno de Néstor y Cristina.

El Kadri tuvo amigos que por primera vez llegaban a la Universidad. Al loco, nunca le faltó el plato de comida y sin embargo comprendió que eso debía ser un derecho para cada argentino y por ello vivió. ¿Te das cuenta los valores con los que los crió Ester?  ¡Cuánta nobleza!

En el 55, tenía 14 años y tras la sanción del decreto 4161 tuvo que quemar “La Razón de mi vida”. En una entrevista Cacho, decía esto

“La Libertadora me marcó profundamente por los fusilamientos en ese año y en el siguiente, el 56. El 9 de junio de 1956 un grupo de militares, entre los cuales estaba el papá de un compañero de clase, se subleva. ¿Usted sabe lo triste que puede ser cuando uno tiene 15 años y llaman a la dirección al compañero con quien convive a toda hora, para comunicarle que su padre ha sido fusilado? Se llamaba Cogorno y esa tristeza que sentí no se me olvida. Fusilaron a 34.”

¡¿A ver si dimensionamos?! 14 cumpleaños celebrados en un país con justicia social, con independencia económica y soberanía política. ¿Cómo no iban a defender esos tiempos de goce peronista? Juan Domingo sabía que la única forma de asegurarse que el pueblo defendiera la soberanía, era si esta se reflejaba, por ejemplo, en la felicidad de nuestros hijos jugando en el complejo turístico de Chapadmalal.

La familia el Kadri pasó firmemente a la Resistencia. Y como tantos otros compañeros, el Plan CONINTES del radical Frondizi metió preso a Cacho por peronista. Esa fue la primera de tantas. En algún reportaje contaba lo siguiente

“Las cosas eran blanco o negro. La vuelta de Perón era toda nuestra obsesión. Sin embargo, cuando caí en cana por primera vez, en el 61, ya habíamos empezado a saber que no bastaba con luchar por el retorno de Perón, que había que dar un contenido al movimiento. Se hablaba de expropiar tales y cuales bienes de la oligarquía, terminar con los colegios privados, privatizar la banca, romper relaciones con Estados Unidos. Era algo que, si no afinamos mucho, apuntaba al socialismo.”

Cuando te digo que Ester se la re bancó, te hablo de una madre orgullosa, pero angustiada que ve a su hijo y a sus compañeros encerrados en Casero por defender un modelo de país. La vida pega fuerte, eso no iba a ser el golpe más duro.

“En ese ínterin, a Omarcito, mi hijo más chico que tenía 11 años, se le detectó un problema en el riñón y repentinamente murió el 25 de mayo. Ahí sentí por primera vez el dolor de llevar a un hijo al cementerio. ¡Cuántas cosas en tan poco tiempo! La Comisión de Familiares Detenidos que yo integraba, el papa de Spina y de Rulli, hablaron con Matera y logramos que dejaran venir a Envar al velatorio. Son cosas que he pasado y no es fácil. Cuesta seguir adelante, pero hay que luchar”

¡¿Existirá dolor tan grande cómo perder a un hijo?!

Hacia 1965, contagiado de tanta garra militante cubana, fundó y participó de las Fuerzas Armadas Peronistas (FAP) con el objetivo de armar una guerrilla rural en el monte tucumano que enfrente militarmente al “onganiato”, abiertamente entregado a los capitales foráneos. Las FAP cayeron el 18 de septiembre de 1968, en Taco Ralo, dando origen a su segundo período de encierro y tortura muy duro y prolongado. Será liberado en 1973 con la amnistía del presidente y compañero Héctor Cámpora.

Llegamos al punto más polémico de Envar, esa decisión que habrá sido el sentir de miles de compañeros, pero que a la historiografía no le conviene contar para seguir profundizando la teoría de los dos demonios.

A la vuelta del General, dejó las armas, fundó la “FAP 17 de octubre” y formó parte del equipo de Rodolfo Puigross en el rectorado de la Universidad Nacional y popular de Buenos Aires, en el libro “Diálogos en el exilio” lo explicaba así

“Con la recuperación de la soberanía el contexto cambia radicalmente: “el depositario de la soberanía era el pueblo, no una vanguardia, un grupo mesiánico, un grupo elegido (…) habría que comenzar por distinguir dos grandes etapas: una que va, a grosso modo, de 1955 a 1973, cuando el pueblo utilizó todas las formas de lucha para reconquistar sus derechos; y otra, que va de 1973 en adelante, cuando en nombre del pueblo esa violencia fue consumada”

En fin, si cada madre y padre peronista educara con este amor maternal y patriótico, no deberíamos temerle al neoliberalismo. No es tan difícil.

Gracias compañera por tu vida y por el ejemplo que nos has dejado.

Lo que la muerte no sabe es que estamos hechos de historias y los que la escribimos, ponemos el corazón y la vida por esa causa nacional. Siempre se hará memoria y se relatará la verdad nacional, la del pueblo argentino.

RECORDAR viene del latín re-cordis : volver a pasar por el corazón…