Es necesario consolidar una política industrial a futuro en la Argentina

Por Daniel Rosato. Presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA).

Desde Industriales Pymes Argentinos siempre decimos que las pymes industriales somos como la sangre que corre por las venas en el cuerpo humano. Somos lo que hace que el país funcione. Por eso es muy importante para la economía nacional que las pymes puedan sostenerse, desarrollarse y crecer, ya que generan más del 70 por ciento del empleo en la Argentina.

Sabemos, y nos consta, que el actual Gobierno defiende la industria nacional y ha hecho grandes esfuerzos para cuidar a las pymes, en el marco de esta durísima pandemia que aún hoy transitamos. Lo ha demostrado con políticas directas como el otorgamiento de subsidios, reintegros a las exportaciones industriales y con el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), que impidió que miles y miles de pymes bajaran sus persianas para siempre.

Esto nos marca un claro rumbo, hacia el que debemos avanzar de manera conjunta los sectores productivos y los trabajadores. Es necesario encolumnarnos detrás de un objetivo común: consolidar una política industrial a futuro en la Argentina.

En el sector pyme industrial hay muchas esperanzas, porque observamos una alentadora recuperación de muchos sectores a partir del pasado mes de octubre. Pero también advertimos de una gran amenaza, que son los fuertes incrementos de los costos de los insumos difundidos, que atentan claramente contra la búsqueda de la competitividad.

Estos incrementos sin ninguna duda hacen a la inflación y enseguida se reflejan en las góndolas de los supermercados. Durante el Congreso Industrial Pyme de la Producción y el Trabajo que realizamos con gran éxito en el mes de noviembre pasado, hablamos del imprescindible consenso que se necesita entre las fuerzas productivas y del trabajo. Y por ese motivo es que hoy vemos con sumo agrado y entusiasmo el diálogo que el Gobierno ha iniciado con los distintos sectores de la economía, para defender el bolsillo y poder adquisitivo de los argentinos y argentinas.


Proteger las pymes para generar de empleo de calidad

Cuando nos comparamos con otros países del mundo, vemos que hay países donde la tasa de interés para las pymes es cero. O que los impuestos se reducen a la mitad de lo que se paga en la Argentina, o menos. Países donde existen leyes que protegen jurídicamente a las pymes, para que no sufran lo que en nuestro país se conoce como “la industria del juicio”, que tantas veces llevaron adelante los llamados abogados “caranchos”, con juicios a todas luces injustos, que destruyeron a miles de pymes.

Temas como estos son los que debemos tener en cuenta, porque son los que hacen al incentivo y la motivación para la generación de puestos de trabajo, además del otorgamiento de créditos blandos para las inversiones, solo por citar algunos ejemplos. Ese es el mejor camino para avanzar en la transformación industrial de nuestro país, la reactivación del mercado interno a través del consumo, en la erradicación del trabajo precario e informal, y en la generación de empleo de calidad y con salarios dignos.


Nueva Ley de Compre Argentino

En IPA venimos trabajando desde hace meses en un proyecto para una nueva Ley de Compre Argentino, ya que la que está vigente no cumple el objetivo de integración de las empresas del Estado y las grandes empresas privadas con el sector pyme nacional. Nosotros, a través de este nuevo proyecto que estamos presentando, buscamos un fuerte compromiso de las grandes empresas con las pymes industriales, priorizando la compra de productos nacionales. Esto va a impactar de manera muy positiva en la sustitución de importaciones y va a potenciar el mercado interno. Estamos convencidos que esta nueva Ley de Compre Argentino va a generar miles de puestos de trabajo y la apertura de muchas nuevas pymes.

En este sentido, consideramos fundamental el trabajo conjunto entre el sector Pyme industrial y el Ministerio de la Producción, para llevar adelante un cambio estratégico en la política industrial. La Pymes somos el motor de la economía y podemos hacer un gran aporte en el desarrollo y el crecimiento sostenido de la Argentina.

Hoy más que nunca tiene que quedar claro que de nada sirven las posturas mezquinas de quienes defienden solo intereses sectoriales o particulares. La prioridad son los intereses de la Nación, de las empresas nacionales y de sus trabajadores. Los sectores productivos y los sindicatos estamos en el mismo barco y debemos ir detrás de los mismos objetivos. Tenemos una gran responsabilidad por delante y nadie puede estar ajeno. Gobierno, empresarios y trabajadores, debemos estar unidos en la tan ansiada reconstrucción de nuestro querido país.