El secuestro de la información

Por Oscar Rodríguez.

¿Cuántas veces escucharon decir que la información es poder? Y es cierto, por eso desde la edad media la información permanece secuestrada primero en las grandes bibliotecas de los monasterios, donde era reproducida por los escribas y solo compartida entre grandes monasterios, los sacerdotes y la realeza. Solo ellos tenían acceso a la misma.

Gutemberg un orfebre burgués y falsificador, con la creación de la imprenta de tipo móviles parecía que iba a liberar la información, para hacerla más accesible a todos, pero se crearon las editoriales y primo el negocio al acceso abierto a la información y ocurrió otro secuestro sin que nadie pidiera rescate y sin que nadie tuviera deseos de liberarla. Allí permanece secuestrada por editoriales que la usan para acrecentar sus arcas de dinero con algo que no les pertenece. El periodo comprendido entre el 1450 y el 1500 fue el auge en la impresión de libros. Ya en el año 1600 comenzaron a aparecer los primeros periódicos en Alemania donde se hablaba de sucesos acontecidos en otros países.

Entonces los primeros periódicos contenían en su mayor parte noticias extranjeras. Sufrieron una fuerte censura y restricciones. Los poderes concentrados veían a estos medios como amenaza a la imposición que procuraba someter a la población.

El avance tecnológico como la aparición de la linotipia a mediados del 1880 dio un crecimiento en la tirada de mayor cantidad de ejemplares.

Comenzó a partir de acá un crecimiento de medios de comunicación con la creación de diferentes diarios.

Los medios gráficos nacionales surgieron en la revolución de mayo ideológicamente identificados con las corrientes de Europa y EEUU.

Los medios de comunicación nacieron con la idea de informar de un modo integral ecuánime e imparcial. Pero rápidamente fueron cooptados por los poderes de cada época. En Argentina se dio un proceso de crecimiento ilegal del grupo hegemónico a partir de la apropiación de papel prensa. De esta forma comenzaron a ser funcionales al poder real, la imposición de la élite en la información dada. Según Chomsky llevaron adelante un sometimiento de las masas utilizando los filtros en la información a partir del dinero ofrecido en la publicidad pautada, generando un peligroso y eterno secuestro de la información. Eliminaron la realidad objetiva participando de la lucha de clases y adhirieron al pensamiento único.

Construcción de la realidad en detrimento de la realidad social, tomaron al relativismo como modo de configurar una realidad que les sea funcional a sus intereses de acumulación de poder negociando con la élite. Tratan de ocultar su ideología repitiendo que son un medio independiente cuanto más aclaran que son objetivos es cuanto menos objetivos son. La manipulación es consecuencia de la subjetividad. Eligen de la realidad los aspectos que les permitan construir su mensaje. Habría que observar cuanto espacio le dan los medios a la auto proclama de objetividad, independencia y fidelidad, Fíjense que si transmitieran la realidad de manera objetiva no tendrían que estar afirmándolo constantemente. Las operaciones mediáticas son alteraciones en la representación de la realidad se titula para exagerar o reducir elementos reales.

Comienza una lucha entre relativismo y realidad, la realidad que se capta es proporcional al conocimiento que se posee. El conocimiento influye de manera directa en la comprensión de las noticias que nos ofrecen. Aquello que captamos depende de la noticia en primera medida del conocimiento de los datos que poseamos de la noticia en cuestión de la información racional de nuestras emociones y el sentimiento que tengamos del medio que brinda la información. Los medios tratan de imponer la información construyendo su realidad subjetiva a partir de la persuasión repiten un mismo mensaje tratando de modificar conductas de manera consciente e intencionada, nos proporcionan lo que queremos escuchar haciéndonos cómplices del engaño. Utilizan métodos de manipulación, direccionan las palabras para confundir al receptor crean estereotipos sociales y construyen frases hechas como verdades absolutas generando un imaginario social. Ahora sabiendo esto, ¿tenemos alguna forma de protegernos? Claro, para todo veneno hay un antídoto podemos basarnos en los autores de la escuela de Frankfurt crear pensamiento crítico, educar en sentido crítico. Transformación de la realidad social y construcción de una nueva forma de realidad emancipadora. Podemos fomentar la participación desde escuelas, bibliotecas, asociaciones vecinales.

La tarea noble de los bibliotecarios deberá ser ayudar a transformar la información en conocimiento. Que linda responsabilidad tenemos de dar competencias para la búsqueda, clasificación y procesamiento de la información yendo al rescate de la misma, brindándola como herramienta de transformación. En este sentido se expresó el PAPA Francisco en su exhortación del Evangelii Gaudium donde plantea su pelea con el sistema financiero de usura internacional con el individualismo y el relativismo. Romper con la cultura del descarte. Acá estamos en este bendito país en un mundo globalizado inmerso en el consumismo banal dando pelea a los poderes concentrados de poder. Intentando la liberación de la información sin pagar rescate para ofrecerla abiertamente generando una emancipación desde el pensamiento crítico.