El Paraná Pide Respeto

Por Alessandra Minnicelli.

Escuchá a Alessandra “Lali” Minnicelli en “El Paraná Pide Respeto” acá.

La batalla de la Vuelta de Obligado, que forma parte de la Guerra del Paraná (junto con otros eventos bélicos como Tonelero, Quebracho, San Lorenzo), se produjo el 20 de noviembre de 1845 a 18 km al norte de San Pedro en la Provincia de Buenos Aires.

 Franceses e ingleses, que en ocasiones disputaban los mismos mercados, a veces se aliaban en estrategias bélicas, como esta, para hacer efectivas sus políticas –colonizadoras- de libre comercio.

Quizás la memoria histórica de esta guerra haya quedado desdibujada en la memoria colectiva como pasa con muchos hechos de la historia argentina que son adrede olvidados, ocultados, “invisibilizados” o “desaparecidos” por quienes escribieron la historia oficial, generalmente liberales en los S XIX y XX.

Los billetes de $20 convertibles de la década de los 90, testimoniaron el combate con una pintura evocativa en el reverso y la figura de Juan Manuel de Rosas, pero hay datos, conceptos, valores de esa Gran Epopeya – como el título de O´Donnell – que, recreados en investigaciones históricas y antropológicas recientes, nos ayudan a repasar lo ocurrido.

Ese momento, tuvo que ver inicialmente con el intento ingles de convencernos que la “libre navegación “y el “libre comercio “eran principios ligados al progreso o a la civilización y lamentablemente muchos compatriotas son propensos a “asumir como propios intereses ajenos “, muchos hoy tienen la tendencia a desoír, ignorar o revisar la historia – y por ello ser recurrentes y reincidentes en sus errores y porque no decirlo en sus miserias.

En la vuelta de Obligado, los 3 centenares de muertos defendieron la avanzada inglesa y francesa que pretendía remontar nuestro Rio Paraná, para comerciar en el sin permiso, sin aduanas y vulnerar nuestra soberanía.

Éramos entonces la Confederación Argentina y navegar por la fuerza era una afrenta a nuestra soberanía.

Era cuando defendíamos con nuestra vida y en combate las agresiones de los imperialismos. Era cuando los argentinos mostrábamos una voluntad “insobornable” de no aceptar ninguna intromisión en nuestras decisiones como país soberano.

Aun hoy, a quienes no nos han desdibujado la memoria colectiva, creemos que la batalla de la Vuelta de obligado “es la dignidad argentina hecha grito de guerra en defensa de nuestros   ríos, de nuestra tierra, del derecho a decidir nuestro destino como pueblo.

Por eso desde esta humilde tribuna entendemos que se torna impostergable y urgente Derogar el Decreto Nacional 949/2020 y revisar las consecuencias de esa decisión, porque agravia el heroísmo de los mártires combatientes de la vuelta de Obligado y las ideas de dignidad y soberanía que es nuestra obligación – como en épocas de la Confederación – legar a las generaciones venideras y de esa manera honrar nuestro origen confederal y su jefe político el Brigadier General Don Juan Manuel de Rosas.

El sable corvo del Gral. San Martin al que rendimos homenaje en el Museo Histórico Nacional, fue tributado por él al Brigadier Rosas como tributo por su defensa de la soberanía nacional sobre el Rio Paraná, y en honor verdad historia y contra el ocultamiento de los hechos, dicho sable reposa en el Museo por la gestión inclaudicable de la historiadora Araceli Bellota.

Hoy testimonian en notas y redes, los motivos del rechazo al Decreto 949/20 el Ing. Tettamanti, el Ing. Chiappino y el Teniente de Fragata Julio Cesar Urien.