El negro patotero que molestó a Mercado Libre

Por Mariela Montiel.

A mediados de julio, comenzó una nueva cruzada de los medios de comunicación colonialistas y oligarcas (es decir, responden a una oligarquía local, que a su vez cumple órdenes de una oligarquía internacional) contra la “patota de los Moyano” y en defensa de “Mercado Libre”.

Para comprender lo que sucede, mate y unos bizcochos de grasa de por medio, te cuento ¿Quién es el dueño de la empresa (CEO para la chetada)?¿Que orientación política tiene?¿Cuál es la disputa entre el empresariado y el sindicato? y por último analizaremos cuál es la influencia de esta disputa de poderes y derechos en nuestras vidas.

Mercado libre es una empresa que abre sus puertas en 1999. En plena etapa neoliberal. Su fundador, Marcos Galperín, trabajó en YPF Argentina, donde dirigió el área de Mercados de Capital y la de Futuros y Opciones y en 1998 realizó labores en el departamento de renta fija de J.P. Morgan Securities Inc., Es decir, conoce perfectamente el sector público y privado.

Durante los años en que gobernó el kirchnerismo y con la consecuente política de reindustrialización, proteccionismo económico, reapertura de paritarias y ampliación de derechos laborales, Marquitos prefirió irse del país. En una nota publicada en Perfil afirmó “Es una suerte de condena ser argentino”. ¡Maravilloso, el pibe!!

Siempre mencionamos lo complejo y el padecimiento que tenemos como argentinos de escuchar a empresarios que se enriquecen en suelo nacional, que son genéticamente un hibrido (sangre indígena, europea y mestiza) como vos y yo, pero que no logran sentar identidad en ningún lado. Reconocerse argentinos les implica un dolor en el falso ego “civilizatorio”. Son los típicos que votan para alejarse de la negrada y no por convicción ideológica y moral. Ahora, para ser europeos, les falta sobrevivir a la xenofobia europea capitalista que los condenó desde 1492 a ser “criollos”. En fin, la hipocresía.

Retomemos, mientras aquí nuestros dirigentes y el pueblo nos bancamos la flexibilización laboral de los 90, la deuda externa y la crisis del 2001, mientras remontábamos alto el sueño que nos propuso Néstor aquel 25 de mayo de 2003, Galperín pasaba por cajero churrua y nos miraba desde afuera. Una actitud bastante reiterada en la historia argentina. Los traidores suelen tomarse el palo hacia Chile y Uruguay. En la campaña electoral para las elecciones presidenciales del 2015, Marcos se reconoció públicamente votante de su colega empresario y militó como buen macrista. ¿Cómo sería una militancia macrista? Corta como sus capacidades de gestionar el sector público. Garpan a los medios de comunicación durante 4 años, compran las redes sociales para captar cabezas, te inflan 10 globos amarillos y se sientan 12 hs. en la mesa para fiscalizar. Tienen menos territorio que Juanita Viale.

Luego de que ganara las elecciones Cambiemos dijo “Tenemos una oportunidad única y quiero tratar de colaborar para que el país cambie para siempre. Ahora hay varias cosas interesantes dando vueltas: tengo confianza”. Claramente, tenía “varias cosas interesantes” y se refería a la especulación financiera, apertura de nuevas oficinas contratando a trabajadores que rozan la ilegalidad, aprobación de la reforma laboral y previsional. Pero, son tan malos gestionando el Estado y repartiendo la guita del Pueblo, que no han logrado sacar por el Congreso ninguna reforma laboral. Sin embargo, veremos que la iniciaron bajo otros medios y ese es el principal conflicto que deberá resolver, no solo con la “patota de los Moyano” si no, con el Pueblo trabajador.

Según la revista Forbes de los cinco argentinos más ricos del país, solo uno ha incrementado sus ganancias el último año ¿sabés quién es ese afortunado? Marquitos Gasperín. Aquí la lista Paolo Rocca: U$S3.300 millones (2019: U$S4.100 millones), Alejandro Bulgheroni: U$S2.700 millones (2019: U$S3.100 millones), Alberto Roemmers: U$S2.400 millones (2019: U$S3.000 millones), Marcos Galperin: U$S2.000 millones (2019: U$S1.600) y Gregorio Pérez Companc: U$S1.700 millones (2019: U$S1.600 millones). Este multimillonario, no solo que acrecentó su fortuna el año anterior, también es uno de los empresarios que mejor parados salen de esta pandemia.

Ahora, si tiene la vida solucionada y más millones que pelos en la cabeza ¿Qué le pasa con Moyano? Básicamente, la disputa está en que el conductor del movimiento obrero organizado le exige que deje de explotar a los trabajadores y que ponga fin a la reforma laboral implícita en el convenio colectivo 1591/2019 que firmó la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga, gremio que conduce Daniel Vila con la empresa “Mercado Libre” y homologado por Dante Sica, entonces ministro de Producción y Trabajo de Mauricio Macri ¿Qué dice ese convenio?

Atenta contra los derechos laborales de nuestros compatriotas, flexibiliza los horarios de la jornada laboral y las horas extras, e introduce un cupo de 192 horas de trabajo por mes, a distribuir en diferentes días. Desde la empresa sostienen que ese esquema se ajusta a la «estacionalidad» que impone el trabajo en ese sector, afectado por fechas de alta demanda como las fiestas o los eventos de promoción del comercio electrónico como el Cyber Monday o el Hot Sale. ¡Entonces, como nosotros somos negros muertos de hambre, tenemos que estar agradecidos que nos dan laburo, aportar y colaborar con el crecimiento de la empresa! ¿o nunca escuchaste eso de un patrón? En esta vida a todos nos gorrean y a todos nos forrean alguna vez.

Como si fuera poco, su vez, ese convenio nefasto modifica otras cuestiones como las vacaciones o las fechas de descanso semanal -el empleador puede modificar ese calendario con un preaviso de 48 horas-, establece la polifuncionalidad de tareas y la suspensión de tareas con un 50% del pago de haberes si la actividad en el predio debe ser interrumpida. Entonces, a ver si entendemos ¡¡ laburas las horas que se le canta a la patronal, podés quedarte sin vacaciones y te pueden pagar la mitad de tu salario!! pero lo único inconstitucional en este lio es el negro de Moyano.

Primeramente, Moyano es el secretario general de la CGT, organismo que nuclea a millones de trabajadores. Alto ahí con el discurso liberal e individualista. No es Moyano, son miles de trabajadoras y trabajadores de la Patria. Segundo, el sindicato está intentando sacar de la precariedad a los laburantes que sufren en avance de esta reforma laboral implícita que intentó abrir caminos y se topó con un pueblo que copó las calles cuando quisieron arrebatar los derechos conquistados. Remito a palabras del compañero José Hernández Arregui cuando en “Nacionalismo y liberación” afirmaba que las masas trabajadoras son las únicas que lucharán firmemente por la liberación, porque son las únicas que nada tienen para perder en un país semicolonia. En esa obra estupenda de la izquierda nacional hablaba de una “Democracia colonial” que nos cabe perfectamente en la coyuntura actual. Estamos atados de pies y manos por el sector que se beneficia de la patria financiera, de los empresarios que producen riqueza por medio de la plusvalía y luego la invierte en dólares, bonos y luego defrauda al fisco.

El señor Marcos Galperín debe aportar, como todos los empresarios de los rubros que mejoraron sus ganancias en tiempos de pandemia. Y dejemos de escuchar al mundo comunicacional que defiende la explotación laboral, que se llena la boca hablando de “libertad de expresión” y son los títeres prostitutos de la oligarquía.

¡En memoria del compañero Mario Mendibil, Patria o muerte! ¡Viva Perón y Evita!