“El gasoducto Kirchner no se hace porque la Secretaría de Energía está loteada”

Por Camilo Cagnacci de Mundo Imperfecto.

Compartimos la entrevista realizada a Julio De Vido, ex Ministro de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios y ex diputado Nacional, realizada por el programa Mundo Imperfecto.

Entrevista completa a Julio De Vido.

Yo iba a dar una charla en Neuquén llamada “El Chocón, un faro de las hidroeléctricas”, el tema era a pedido de los organizadores, o sea el Instituto Patria. Me llamaron de un medio a pedido de los organizadores y el comentario puntual que hice para terminar con el tema Martínez es el siguiente: la provincia de Neuquén a partir del año 2023 y hasta el 2029 va a haber finalizado la concesiones de todas las represas hidroeléctricas del territorio y mi visión sobre eso es que no hay ninguna discusión en relación al dominio de la provincia de Neuquén sobre esas represas. El periodista de Neuquén me preguntó sobre un grupo de trabajo del Secretario de Energía de Nación que es neuquino en donde la provincia de Neuquén era una suerte de convidado de piedra. Me preguntaron qué pensaba y dije que eso era una inmundicia porque dejar afuera al dueño del recurso es una situación obscena, pero no me refería a él en lo personal ni a los integrantes de la comisión que armó, sino al objeto de la comisión, la provincia no puede dejar de participar.

La semana que viene voy a hacer un audiovisual de lo que iba a ser la charla en su totalidad. Los que tienen que decir que hacen con sus represas son los propios neuquinos a través de sus autoridades electas. Nosotros desde el 2003 al 2012 el Estado casi cuadruplicó su presencia en el mercado eléctrico. Nosotros sufrimos el hostigamiento de las empresas para que aumentáramos las tarifas. Yo no soy parte del Instituto Patria ni del Frente De Todos. Me invitó el doctor Parrilli, con quien tengo una relación de amistad y compañerismo, me visitó cuando estuve preso y fue solidario con mi familia y eso se lo reconozco; pero no compartimos la misma visión política que tiene sobre el país y sobre la falta de planificación Argentina.

No soy panqueque, nunca cambie de bando, pienso lo mismo desde aquel 25 de mayo de 2003 cuando asumimos con Néstor Kirchner en medio de una gran crisis. Alberto Fernández en el 2008 se fue y puteó a la Presidenta hasta el 2019, bueno, supongo que cambió de parecer y tal vez Cristina Fernández también, no son lo mismo. Massa estuvo en la oposición y ahora es oficialista, yo lo enfrente estando preso.

Yo estoy en la misma posición, los que cambiaron fueron ellos. En vez de combatir a Macri se dedicaron a decir que todos funcionarios de Néstor y Cristina eran peores que los que iban a venir y claramente no lo han demostrado. Hay un ocultamiento muy obvio, nosotros dijimos e hicimos. El plan nuclear y satelital de paro y le entregaron gran parte del negocio que habría sido para el Estado a Clarín.

Si Kirchner viviera diría tantas cosas, pero no creo que hubiera buscado un enfrentamiento con los movimientos sociales; pero esa discusión había quedado las 10 de diciembre de 2019 y no ahora. Hay una crisis de construcción de poder desde el 10 de diciembre de 2019, la única que construyó poder fue la oposición.

Tanto Néstor como Perón y Eva era constructores políticos a partir de la gestión, la misma vicepresidenta lo mencionó en Ensenada. No hay épica, no estamos construyendo un satélite, una represa, no estamos construyendo nada.

El gasoducto Kirchner no se puede hacer porque nadie firma, la Secretaría de Energía está totalmente loteada, todos peleados entre ellos por egos y por posicionamiento políticos. De hecho el portazo de Guzmán. Ninguno tiene una visión estratégica, ni siquiera Cristina Fernandez creo que tiene una estrategia electoral más que otra cosa y si hay, no le entiendo. Cuando uno comete un error hay que hacerse cargo, repararlo y no cuestionar al que uno supone equivocado. No sé cuál es el error pero deberían resolverlo a lo que vinieron mejores.

La de Alberto Fernández es una gestión ausente. No hay épica ni para ganarle a los otros. La lealtad en el peronismo es una condición. Hemos traicionado muchos de los principios que por lo menos nos llevaron a ganar las elecciones en el 2019. Nunca hice nada que no fuera mi voluntad llevar adelante. A mi no me aprieta nadie, si me hubieran apretado no hubiera estado preso. Nunca Cristina me apretó, eso no lo hubiera permitido y tampoco es el estilo de Cristina.