El Frente de Todos sale casa por casa

Con la inmediatez que exige una campaña, el Frente de Todos cambió el acto masivo de cierre nacional previsto para este sábado por una actividad en la que candidatos, ministros, intendentes y dirigentes saldrán junto a la militancia en un megaoperativo casa por casa a persuadir a la gente de participar y votar al oficialismo en las elecciones legislativas 2021 del próximo fin de semana. Territorialidad, cercanía, ponerle el oído a la gente; el cambio de plan sintoniza mejor con la prédica del comando de campaña para revertir el resultado de las PASO, con el foco puesto en la Primera y la Tercera Sección Electoral de la provincia de Buenos Aires. Esta previsto que el presidente Alberto Fernández también se sume a la recorrida en algún distrito que se terminará de definir hoy. 

La intervención quirúrgica a la vicepresidenta Cristina Kirchner obligó a modificar los planes. El acto en Merlo se pasó para el jueves a las 18. Será en el mismo lugar que estaba pautado -el parque Néstor Kirchner inaugurado en el debut público de la fórmula Alberto-Cristina, allá por mayo de 2019- pero ya sin la presencia “nacional” de gobernadores y candidatos de todo el país, dado que se privilegió que hagan cierres en cada distrito y no se trasladen ese día hasta Buenos Aires. “Cada provincia, cada municipio, es una elección diferente”, es uno de los lemas que pregonan en el Frente de Todos. Así que permanecerán en sus lugares de influencia buscando sumar voluntades hasta último momento. En Merlo, entonces, estarán los candidatos provinciales y porteños junto al Presidente. Si las cosas marchan como todos esperan, también podría participar la vicepresidenta.

La búsqueda en el sprint fina se centrará en las populosas Primera y la Tercera Sección Electoral, donde está el grueso del voto peronista de la provincia de Buenos Aires. En las PASO fue a votar alrededor del 68% del padrón en ambas, así que evalúan que existe mucho potencial para crecer: hay más de dos millones y medio de empadronados que no participaron de la primera vuelta de septiembre. El desafío es ir a motivarlos.