El FOCEM y su rol dentro del MERCOSUR

Por Camila Conforti y Ezequiel Vega.

Durante la sesión n°28 del Consejo del Mercado Común (CMC), en diciembre del 2004, Nestor Kichner y Lula da Silva impulsaron la creación del Fondo para la Convergencia Estructural del MERCOSUR (FOCEM) mediante la “Decisión N 45/04 CMC”. Esto permitió darle curso al primer mecanismo solidario de financiamiento propio con el objetivo primordial de contribuir de manera progresiva a la reducción de las asimetrías.

El mismo se pone en funcionamiento dos años posteriores a su creación (2006) y se encuentra consolidado por los aportes de las naciones que lo conforman (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay) y a financiado proyectos que aportaron a mejorar la que también ayudó a mejorar la competitividad de las firmas y el desarrollo social en múltiples regiones de los países miembros

El FOCEM se diseñó en base a un sistema de aportes y distribución de recursos en forma inversa, así los países del bloque con mayor índice de desarrollo económico (en este caso Brasil y Argentina) realizan mayores aportes; y, al mismo tiempo, las naciones con menor desarrollo económico, reciben más recursos para el financiamiento de sus iniciativas.

Según el documento “FOCEM – 15 años construyendo integración” el 90 % de los proyectos que financió el Fondo, se destinaron a mejorar la infraestructura en el área de: saneamiento y agua potable (se llevó adelante un sistema de saneamiento urbano en Porta Pora y uno binacional en la zona fronteriza de acegua y otro en comunidades rurales e indígenas), energia (se realizaron más de tres proyectos para la interconexión eléctrica regional), urbanística en cuanto a rutas (arreglo de puentes, pasos de nivel, desagüe) y vías férreas (alrededor de USD 133 millones que permitieron mejorar más de 450 KM para el transporte terrestre de interconexión del MERCOSUR, en Uruguay).

Al mismo tiempo iniciativas del área de vivienda (2300 viviendas en Paraguay), educativa (espacios públicos en nivel inicial, básico y medio en el norte argentino) y desarrollo social (contribución al fomento de la renta en actividades de la economía social, combate a la pobreza y a las carencias de necesidades básicas de sectores vulnerables de las regiones rurales).

Por último, en lo que respecta a la innovación en el área de salud se están financiando las construcciones de nuevos laboratorios y materiales e insumos de alto nivel y complejidad, en pos de investigaciones conjuntas entre los Estados del MERCOSUR.