EL ECO DE UNA JUGADA MAESTRA

Por Leonardo Gotlib.

Ya no tiene tiempo
su estado es casi
molecular.

Su capricho,
se presenta
en escena.
No necesita
invitación,
no necesita
presentación.

Una invasión
neuronal,
con forma
de tsunami.
Una ola
monumental
que barre
con todo.

El eco,
de una
jugada maestra.