El Delete que Delata

Por Camilo García.

Reformar la Justicia se ha transformado en la madre de todas las batallas.

Podía el gobierno seguir uniendo piezas del entramado de inconvenientes que maniatan el desarrollo de nuestra Patria o jugar batalla naval, hasta encontrar que luego de H5 podía venir H4, o G5. Pero el cordel de anomalías del que se viene tirando para descubrir en donde se mancan los considerandos de la ley. Todos los caminos conducen a Casal. El eco sistema ortopédico de subrogantes e interinos (empezando por el del Procurador General) dispuestos allí para interceptar a dedo la balanza de la justicia y que el peso de las normativas pueda exceptuar a los dilectos del poder Real. A 20 años de aquel disparo que muchos parecen no haber oído aún; distintos homenajes a Favaloro reeditaron la proclama de Galeano que solía utilizar en sus discursos: «La justicia y la libertad, hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda». El miércoles hordas de balconeros salieron a hacer bochinche en defensa del Statu Quo de la in-justicia. El andamiaje sonriente de la defraudación a la verdad que se conoce como Poder Judicial, ha logrado convencer a toda clase de orcos, odiadores o extraviados de toda razón; de que lo que estuviera en Juego fuera la Defensa de la República. Contra esto peleamos. Infiltrados, apretados o runflas de Toga, que defienden su Asalto al Palacio de Justicia, marcando el cambio de vía, locomotora o maquinista cada vez que alguna causa se les descarrila. Ya lleva años este verdadero espejismo moebius, que no lleva nunca a un pez gordo a la cárcel. Eso es lo que defienden los halcones del desguace sistemático del Estado. No poder nunca ser atrapados. Macri lleva generaciones robando a 4 manos. Tuvo centenares de causas que apenas si le han hecho cosquillas. El poder externo lo «banca» así entre comillas. Esta semana se supo que Donald Trump ordenó al Fondo liberar fondos a rolete para que su torpe y confianzudo colega ganara las elecciones. Según cuenta Román Lejtman en INFOBAE, Mauricio Claver, asesor de Trump, interfirió entre Lagarde y Trump, para que su tocayo recibiera la inédita suma de 55 mil Millones de dólares para emparchar el Frankenstein económico que sólo repetía los articulados movimientos de fantasía que ejecutaban «comulucradores» y «perdioristas» que le pusieron la letra K a Kada Kosa Ke Pudiera «Serviles». Pero el dinero desapareció y el holograma se desconectó. Y la gente votó para Botarlo. Y tanto es así, que ahora disfruta de poder hacer lo que más le gusta y mejor le sale: Nada. Se acaba de tomar el Palo olímpicamente en medio del peor y más dramático escenario de la pandemia del coronavirus. ¿Puede hacerlo? Bueno, lo hizo, o sea que la respuesta es sí. ¿Que ha cruzado una nueva frontera ética? Honestamente creería que le importa tres huevos lo que esto pudiera significar para El Pueblo Argentino. Un sólo detalle mencionaré porque lo considero un gesto de muy malísima educación y 2 dedos de frente. Llegar a Francia y decir «Acá se vive con Libertad y Responsabilidad». «Eso sí que estuvo bello» diría Guinzburg en aquel personaje de predicador catódico. La cara de Hormigón Armado H-30 que hay que tener para devolver un país, sobreendeudado (choreado) con el invento de las lebac, Leliq y la Fuga. El Perdón de la deuda familiar del Correo, por el que dicho sea de paso hoy Casal le encomendó a mi estimado Fabián Céliz instruir un sumario por malos tratos a su personal contra la Fiscal Gabriela Boquín; quien desactivó un acuerdo que se estaba labrando entre la empresa del grupo Macri y el Estado con un perjuicio para éste último casi 300 Millones U$d, según chequeado (…) calculado en 2017 por entonces dólar a 16 más la proyección hasta 2033 fecha de la última cuota, redondean unos 70 mil millones de pesos que el Estado dejaría de percibir. Esto motivó a la fiscal Boquín a denunciar desvíos de fondos y movimientos silenciosos que estaban concretando el convenio a espaldas del gran ojo.

Desde entonces y hasta hoy, puede advertirse el más que sincronizado minué de los impostores de corbatero y mont blanc que acompañaban las andanzas del Juez y Sheriff Bonadío, Magnéttico para atraer casi cualquier expediente que fuera precedido con el nombre Cristina. (Nota al margen y hablando de alguaciles: alguien más vio al diminuto tele-pendenciero caminando el plato de su show con una estrella bordada en el chaleco? Madre de Dios!)

Cuando el GN (Gobierno Nacional) se adelantó a implementar la cuarentena, trepó notablemente el consenso hacia el Presidente. Los Inversamente proporcional comenzaron a despotricar la medida. Y claro que hay un montón de gente no tiene la chance de horizontalizar cómodamente su «cuaren-terna». Pero el azote diario al aislamiento, alentó ruines a la calle para pregonar a grito psiquiátrico el miedo desatando luego agresiones físicas a colegas (Lautaro, Guazzora y sus respectivos equipos) y rotura de vidrios al móvil de C5. Una más que intensa la batahola puede provocar el chasquido de unos dedos bien pagos de la TV o la Chotoxina de ilustres inadaptados por twitter. La chispa del Kaos.

Pero, aunque no los asiste la verdad, ese bien que sólo pueden desenfocar un tiempo; la virulencia es confusionismo y éste a su vez es tiempo. Le anteponen lecturas distorsivas y desvían con zonceras el camino al entendimiento masivo de los hechos; por cierto, de impúdica gravedad. En concreto, Darío Nieto secretario privado de Macri es allanado y su actitud lo arrima de inmediato al green de la sospecha y el hoyo de la culpa. Se pisa como dirían en la Jerga. Se encierra en su vehículo y convulsionado, pulsa su celular a tontas y locas. Cualquiera podría pensar que está borrando evidencias a contrarreloj. Se niega a salir durante un rato, pero sus deletes lo delatan. Borrar, borrar y borrar a troche y moche. Helter Skelter. Una imagen de “tierno” que no la vio venir. Luego con una larga cola de paja es escoltado por las autoridades que parecen invitarlo a no temblar. Aunque no sean tan de público conocimiento, existen hoy algunos programas capaces de reconstruir en parte los metadatos de un celular. Además, el entrecruzamiento de mensajes en diversas plataformas de contacto social puede contribuir a restaurar parte de la conducta que un individuo ha tenido. Para gente con el culo sucio o los dátiles pegados a la evidencia, les será difícil explicar algunas cosas. Por ejemplo: cómo han sido posible los movimientos frenéticos de divisas del Banco Nación hacia Vicentín obviando sin el más mínimo decoro cualquier proceso burocrático. El Ufed Plus la última llave maestra de la israelí Cellebrite consiguió birlar el debajo de la alfombra en el iPhone de Nieto y excavar en su bloc de notas la frase “hablar con Martín Mura por préstamos a Sergio Nardelli por 10 palos” seguida de “Que no lo lleven al directorio, ni a la SIGEN porque lo van a complicar. Que lo resuelvan por afuera”. Estas instrucciones, impartidas el 22 de noviembre del 2019, muy probablemente fueran de quien monopolizaba las directivas sobre el Secretario Privado del Presidente: El Presidente. Ese grosor extra de dinero quería sumar vía Banco Ciudad, a las ya dislocadas y raudalosas partidas que se evaporaban en cuestión de horas en la fuerza centrífuga financiera de estos grandes fugadores. El juego de El Gran Bonete. Nadie sabe dónde está. Pero no está. Y el Gobierno se cansó y desistió de expropiar o negociar o co comandar la recuperación de este conglomerado al que le arrancaron las vísceras y dejaron la carcasa.

Cómo consta en un PDF que puede hallarse en El Cronista Comercial, Vicentín recibió de la entidad presidida por Javier González “Fragua” 72 créditos por un monto de 290 Millones de dólares durante la Gestión Mauricia. 26 de éstos “acuerdos mancomunada y solidariamente” así rotulados según consta en los escritos; se emitieron en ráfaga entre el 8 y el 26 de noviembre de 2019, totalizando unos 95 Millones de verde/azul y con el Dream Team en franca retirada. Estos envíos a borbotones de moneda gringa a la sucursal Reconquista (Santa Fé) del Banco Nación; se libraron bajo garantía a sola firma de los accionistas de Vicentín y al amparo de cesión de derechos comerciales en el mercado interno contra firmas como Esso, Shell, Petrobras, YPF y Oil Combustibles.

La única explicación a semejante defraudación orquestada, sería una eventual amortiguación judicial dispuesta para guarecer a esta ristra de malhechores. Pero algo se salió de sus carriles. El inaudito pedido a la Ley de prescindir de una prueba crucial como la auditoría a su celular, enfoca sucio el asterisco de su desagüe. Parece improbable ahora que, una vez llegada la pericia a su Smartphone, éste no hubiera sido convenientemente depurado o saneado de sus tramas más opacas. La tendencia a mentir sólo parece haberlo llevado a escapar hacia adelante. Alicia Blanco Villegas, madre de este febril adepto al engaño, confesó a Revista Noticias haber llegado a levantarle la mano al entonces futuro actual ex Presidente en un intento por rectificar su manía a sustituir la verdad por toda clase de fábulas.

Si girásemos 180 grados podríamos observar el otro incendio que comienza a gratinar la parsimonia del ex Presidente. La desvergonzada maniobra caritativa del Estado para con algunas de las empresas explotadoras de caminos y que se sospecha, pertenecen aún al clan Macri. AuSol (Autopistas del Sol) y Grupo Concesionario Oeste S.A. fueron prolongadas en sus permisos para el cobro de peaje en los accesos Norte y Oeste hasta 2030. Además de no haberles ensayado la menor pantomima licitatoria; el escuadrón benefactor reconoció a las prestadoras exorbitantes compensaciones por “inversiones no amortizadas”. Geométricas dádivas de 499 y 247 millones de dólares les fueron despachadas respectivamente a cambio de desactivar un eventual reclamo frente al CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones) por sumas que pintaron muy inconvenientes para el Erario Público. Pero indudablemente «estos fantasmas» eran 5 tarambanas debajo de una sábana vociferando “buuhhh”. Clarísimo que ningún organismo alertó preocupación como para encender alarma alguna o articular ningún «rescate». Pero lo grotesco de la operatoria, le permitió a Canicoba Corral terminar su mandato en la Justicia con una pirueta de lucimiento al estilo de “taquito militar”. Nunca su labor fue tan vistosa: procesamientos en hilada de Javier “Woody” Iguacel, ex Director de Vialidad Nacional; “Guillo” Dietrich ex Ministro de Transporte; Bernardo Saravia Frías, ex Procurador del Tesoro Nacional y de Nicolás Dujovne (léase Dúshovne con acento francés y algo más), ex Ministro de Economía y “claque” de Christine Madeleine Odette Lagarde.

Pero, ¿saben qué?

Otro de los frentes que apremian su perímetro, el de Macri y lo encuentran flaco de pretextos, el espionaje ilegal desplegado junto a Arribas y Majdalani. A tal punto que no tuvo mejor idea que «desconocer conocer» a quien hasta hace muy poco configuraba su agenda junto a Darío Nieto. Susana Martinengo nexo directo con uno de sus fetiches favoritos: la información secreta de personas. Aliados o Rivales por igual fueron escaneados bajo el capricho imperativo del Capitán Tormenta. Un verdadero aficionado a la mirilla. Otro de Mensajes escrutados al celular de Nieto parece corresponder en tiempo y forma al hombre-prueba Marcelo D´Alessio. El falso abogado que se arrogaba públicamente experticias en Narcotráfico (sin especificar de qué lado) y Seguridad, resultó ser un armador de operaciones que repartía sobres y exhibía armas o credenciales de la CIA y la DEA. Este mismo impresentable capturado y abandonado por sus vínculos como Patricia Bullrich o Lila Carrió, envió al Secre del Presi la misiva digital que oraba «sus deseos son órdenes, Stornelli ya lo tiene sentado frente a él». No está de más agregar que ese mismo día el entonces ex Juez Norberto Oyarbide era recibido en calidad de imputado por El Fiscal Carlos (Stornelli). Conocedor del paño, el risueño danzarín de la Justicia se pudo haber estirado con el apriete, pero no se quebró tal y como esperaban. Buscaban que confesara haber sido apretado para absolver a Néstor y a Cristina en la investigación de una causa por supuesto enriquecimiento ilícito en 2009. Muy lejos de aquello y a la luz del mensaje del amigote de Daniel Santoro a Nieto, esta semana Oyarbide declaró «Yo soy enano y trolo, pero no traidor ni mentiroso, digo siempre la verdad». para El Gran Daño Argentino se trató del «ensayo de una curiosa defensa». Otra vez corriendo detrás de una noticia que los sorprende a contrapierna en falsa escuadra. Decir eso es admitir haberla buscado dentro del arco para cierto periodismo en guerra.

Mientras en el Salón de los barbijos, el Presidente Alberto Fernández insta a la «hora de tener una justicia proba que solo esté atenta a respetar y hacer respetar las reglas del Estado de Derecho. Una justicia sobre la que no influyan los poderes mediáticos, los poderes fácticos ni los poderes políticos”.  Y se envalentona con que “Si lo logramos, habremos fortalecido esta democracia que tantas deudas tiene para con los argentinos y las argentinas”. Una panacea. Una utopía. Pero que toma y obliga a dar pasos.

«Hay que dejar de rosquear por lo menos dos años» parafraseo con simpatía el demonizado «Cuervo» Larroque al inefable Barrionuevo que proponía lo mismo, pero con el verbo «robar». Su perfil de dirigente territorial y de la mesa núcleo en La Cámpora; más el intercambio áspero que tuvo en 2014 con el periodista Juan Miceli quien le espetó el por qué de unas pecheras identificatorias en medio de la ayuda a los inundados; todo eso le valió el desencuentro por años con vastos sectores de la prensa y la opinión pública. Sin embargo en la sonriente ocurrencia anida una falacia. es indudable que para desconectar de la Matrix judicial al invasor enquistado que propaga lawfare por doquier, habrá indefectiblemente que «rosquear» con más de una de las fuerzas representadas en la Legislatura. Y Gobernar es seducir decía alguien por allí.

Del otro lado del hemisferio ideológico, los anti-todo ya se anticiparon a estar en contra. Sin saber siquiera lo mínimo de una reforma que ni existe aún. A ese nivel de irracionalidad han llegado los rompe-cuarentena. Apresurados a enfrentar la nada Nisman, con los peores orates a la cabeza y con el eco de sus vacíos. Sin embargo, la payana presidencial ya desplegó 11 titulares con canto y rodado en el Derecho que serán los encargados de elaborar en conjunto, propuestas que satisfagan cada punto cardinal en lo posible. Sería injusto creer que se busca más injusticia. Inverosímil haber transcurrido tantos años desde el regreso de la democracia arrastrando el ancla de tanto poder enraizado. Pero como dice León Arslanian uno de los seleccionados por el DT “desconcentrar, es la manera de limpiar. Después, no habrá mucho lugar a operaciones”.

Desarticular los mecanismos de injerencia externa en el quehacer nacional, parece un emprendimiento inabordable. Embajada o buitres; servicios coptados, jueces carpeteados y como dice Mempo Giardinelli los “menti medios” son las aspas de una hélice que le enredó el cabello y las ideas a muchos argentinos. Desconocer esta guirnalda de complicidades es entregarse regalado a la faena del System.