El Caso Almendra sigue sumando capítulos

Luego del revuelo por la expulsión del mediocampista en el entrenamiento, sumada a las posteriores palabras de Battaglia y Benedetto, el Caso Almendra parecería tener un único final inevitable: la salida apresurada de un jugador que pintaba para crack.

El Caso de Agustín Almendra en Boca sigue sumando capítulos, luego de ser apartado del plantel de Primera División, el jugador de 22 años, dijo presente en el predio de Ezeiza para ver el partido de la Reserva frente a Huracán. Al mediocampista se lo vio en las tribunas a solo unos metros de Sebastián Battaglia, quien tomó la drástica e inamovible decisión de separarlo del equipo profesional.

La determinación del conjunto Xeneize, llegó a raíz de un episodio durante el entrenamiento matutino del lunes, en el que el mediocampista y el DT se volvieron a carajear. Quien también fue criticado y separado del grupo, es Alan Varela quien no habría llegado en condiciones óptimas para realizar el entrenamiento. Cuando fue consultado, Battaglia dijo que con Almendra y Varela “tomamos una decisión que me corresponde tomar, el club tiene reglas y hay que cumplirlas. Hoy los dos se entrenaron con la Reserva y tendrán que seguir ahí”.

Lo que llamó la atención fueron las declaraciones de Darío Benedetto, referente de Boca, que fue tajante con el acto de indisciplina de Almendra y bancó la decisión del cuerpo técnico. El goleador dejó en claro que el plantel apoya a Battaglia y afirmó que lo sucedido con el mediocampista “son cosas que a la larga iban a pasar, es algo que no se aguantaba más. Esto había que sacarlo de raíz, Agustín nunca entendió la camiseta que tenía puesta”. También, dejó una frase contundente para los juveniles de Boca: “les tiene que quedar claro que la camiseta de Boca es muy grande como para que estén de joda”.

Desde el club se planteó que la situación con Almendra es “irremediable”, y como primera medida fue bajado a la Reserva. Sin embargo, un jugador de sus características nunca deja de llamar la atención en el fútbol local e internacional, por lo que el mediocampista podría salir más temprano que tarde del conjunto de La Boca. Por el momento, y hasta que Battaglia siga al mando del primer equipo, la joven promesa del Xeneize no tendrá lugar en el equipo.