El algarrobo

Por Liliana Etlis.

De las incontables leyendas anónimas que hacen referencia al algarrobo, y que fueran recuperadas, seleccioné un relato por el significado que tiene un árbol a través del tiempo.

El algarrobo es el «personaje» central de esta narración y no una decoración o «personaje secundario». En la leyenda su fruto cumple la misión de salvar en una situación límite a las personas, el énfasis está en el valor nutritivo de la algarroba. Su historia marca dos eras de América: una precolombina y otra ambientada en la época de la conquista en un lugar de la región cordobesa. El algarrobo significa un elemento de realidad histórica que nosotros desconocemos.

¿Qué nos dice la Wikipedia yankiloide del árbol de algarrobo? Nos brinda un detallado fragmento de la cultura europea con sus clasificaciones botánicas desprendidas de la representación cultural que los pueblos autóctonos comechingones le otorgaban. La importancia por sus 10 metros de altura y su follaje perenne, hojas bipinnadas, flores pequeñas, sabor dulce del fruto la algarroba y así sucesivamente incluyendo los usos acordes a la ideología mercantilista de su madera y los muebles que se fabrican para un sector de la población por el elevado costo.

Este no es el significado del algarrobo que los comechingones ni los quichuas otorgaban, “existía” antes que los españoles llegaran a esta tierra. Razón por la cual fui creando mi propia mirada del algarrobo, trayendo a la memoria representaciones, relatos y leyendas que vinieron de otros mundos culturales. Los sistemas de creencias entre diferentes culturas nos hacen gigantes si respetamos esas miradas que aún fértiles nos brindan desde hace milenios un mar de posibilidades relacionadas a la paz, la igualdad, la fraternidad y la solidaridad entre humanos/as.

El Algarrobo (Leyenda de los comechingones)

Esto sucedió hace mucho tiempo, en la época en que los españoles comenzaron la conquista de estas tierras en América.

Un día, los indios comechingones, muy asustados, vieron que unos hombres de piel blanca, cargados de armas, avanzaban sobre ellos. Venciendo su temor, los hombres del cacique comechingón Naguan lucharon contra los hombres blancos. Esta lucha fue larga, y el hambre y el cansancio fueron debilitando a los comechingones. Naguan, entonces, decidió guiar a su pueblo hacia un bosque de algarrobos y allí pidió a los dioses que protegieran a sus mujeres y niños. En un momento, todo pareció perdido, pero entonces sucedió lo inesperado. Las ramas de los algarrobos comenzaron a sacudirse y desde las alturas cayó una lluvia de frutos que se abrieron y dejaron ver sus semillas. Esas algarrobas fueron el mejor alimento para los indígenas, que comieron hasta hartarse. Después se sintieron con más fuerzas, volvieron a la batalla y vencieron a los españoles. El fruto de los algarrobos había salvado a los habitantes de esta tierra. (Anónimo)