Educación siglo XXI

Por Oscar Rodríguez.

En nuestro encuentro de esta semana salgo un poco de lo estrictamente político partidario, y quiero hablarles de educación.

Les comparto un escrito sobre cómo interpreto y veo la educación que se nos viene sobre todo después de la experiencia que hemos vivido este año, en un contexto atípico.

Les propongo analizar la generación de estudiantes y docentes del siglo XXI, a partir de ciertos términos que se empiezan a imponer como el de nativos digitales.

Concepto que desde mi punto de vista se toma de manera equivocada y desvirtúan acciones a implementar.

El término “nativos digitales” nos lleva a la creencia de que estos chicos son expertos en el uso adecuado de los dispositivos al que hoy tienen alcance.

 Prensky define a los nativos digitales como la primera generación que ha crecido con las tecnologías digitales y que son “nativos” del lenguaje de los ordenadores, videojuegos e Internet, mientras que los inmigrantes digitales son aquellos que no han crecido en un mundo digital, pero se han acercado a esta tecnología adoptando algunos aspectos.

Los chicos están rodeados de tecnología, es su entorno habitual.

Los docentes entendiendo erróneamente el concepto, (nativo digital) nos alejamos, en algunos casos, del uso de TECNOLOGÍA. Nos ponemos a resguardo con la utilización de los recursos clásicos, tal vez por temor a fallar ante nuestros alumnos.

La definición de Prensky aclara, los nativos digitales NO SON EXPERTOS en dispositivos digitales. Ni en nuevas tecnologías.

Entender esto nos abre la puerta para tomar el control y atrevernos a utilizar esta nueva herramienta.

La educación ya presenta aulas con tecnología. Desde computadoras hasta pantallas interactivas. El cambio de paradigma nos interpela para readaptar nuestras clases.

Muchas veces nos quejamos de lo disperso que están nuestros alumnos, y creemos que nada les interesa.

Lo que sucede, según mi punto de vista, es que el docente perdió el podio que le daba el poder del conocimiento y la información, nuestros alumnos nos han bajado de ese lugar elevado en el que creíamos estar.

Los chicos ya no esperan acceder al conocimiento a través del docente, saben que mister google les va a dar lo que necesitan con un solo click. Son la generación GLi. (Googlean la información).

Se plantea a partir de esta realidad, una evolución del aprendizaje, hay una readaptación de la corteza cerebral para incorporar nuevos conocimientos. Ya nada es lo que fue.

David Bueno en su libro Cerebroflexia destaca

Los nativos digitales tienen menos conexiones en la zona de gestión de la memoria del cerebro porque parte de esta función la han externalizado hacia los aparatos digitales: ya nadie recuerda el número de teléfono de sus amigos”

David BuenoCerebroflexia

Este planteo de David Bueno da un giro al estudio memorístico de otros tiempos.

La nueva conexión neuronal permite incorporar muchos datos diferentes; pasamos de la búsqueda de información del libro a la web. Pasamos de uno o dos libros como mucho a acceder a miles de páginas.

Acá entra un nuevo concepto, el de la infoxicación o sobrecarga de información.  Esta generación “GLI” que sub estima el valor docente creyendo tener el acceso al conocimiento del mundo, se encuentra perdido ante esta maraña enredada de información que le llega.

Aparece una misma función docente pero moderna, en lugar de seleccionar textos debe pasar a seleccionar enlaces en internet, direccionar la información en línea.

 El cambio de las propuestas educativas se hace imperativo, son ellas las que serán el motor del entusiasmo escolar y no los propios dispositivos.

Si creemos que los dispositivos encenderán la llama de la motivación estamos perdidos. Los alumnos no logran generar conocimiento a partir del acceso a la tecnología. El rol docente es sumamente importante para pensar propuestas educativas que enciendan la motivación al proceso de aprendizaje y pueda generar usuarios críticos del uso de las tecnologías.

La educación 7 x 24 es posible en la medida que los chicos tengan el apego a los dispositivos, romper los muros áulicos y extender el contacto alumno docente a través de aulas digitales, foros de discusión, conferencias en línea, wikis.

Todos recursos generados por los docentes pueden llevar a una navegación en línea direccionada. El docente innovador es aquel que brinda a sus alumnos herramientas que les facilite el acceso a la información y al conocimiento.

Generar ciudadanos críticos de la realidad que se les impone.