Cristina Álvarez Rodríguez: “Nuestro gobierno es con todos y busca transformar al país de un modo duradero”

Cristina Álvarez Rodríguez es diputada nacional por la provincia de Buenos Aires hasta el 2023. Anteriormente fue parte del Gabinete del gobernador Daniel Scioli; fue ministra de Infraestructura durante su primer mandato (2007-2011) y ministra de Gobierno durante el segundo mandato (2011-2015). ​ Es presidenta ad honorem del Museo Evita. ​

Le pedimos su opinión para este número de Identidad Colectiva porque, más allá de todos los cargos que ocupó y ocupa, su característica principal es ser una militante de la vida. En estos momentos raros, donde un grupo minúsculo de la sociedad amenaza con desestabilizar al gobierno popular es necesario, nos hace falta la claridad para entender y caracterizar esta etapa de la Argentina y del movimiento popular.

Salimos del acartonamiento de un artículo convencional y citamos textuales de Álvarez Rodríguez, para que sirvan como disparadores del debate que enfrente discursivamente a los sectores reaccionarios pero que, centralmente, podamos sentirnos seguros que el campo de juego es la Democracia. Porque, al fin y al cabo, la democracia nos contiene a todos.

Textuales de Cristina Álvarez Rodríguez:

  • En medio de una pandemia que no estaba en los planes de nadie, nuestro Gobierno se concentró en cuidar la salud de argentinos y argentinas, y proteger la economía a través de una fuerte presencia. El IFE para alcanzar la economía informal; el programa ATP para que las empresas puedan pagar a tiempo salarios y cargas sociales, entre otras medidas.
  • Bajo el lema “cuidarte es cuidarnos”, la población tuvo que reorganizar sus vidas porque sabemos (y la pandemia lo dejó más en claro todavía) que nadie se salva solo, que la salida de la pandemia es colectiva y que cada uno tiene que poner de lo que tiene para que Argentina vuelva a estar de pie.
  • Con la noticia sobre la fabricación en Argentina de la vacuna se demuestra, una vez más, que la ​ciencia y la industria nacional pueden hacer verdaderamente la diferencia y que no son un “gasto” (como decía la gestión anterior) sino una verdadera inversión en los argentinos y las argentinas.
  • Este país precisa de acuerdos, de coordinar esfuerzos porque lo dijimos siempre: nuestro gobierno es con todos y busca transformar al país de un modo duradero.
  • La pandemia puso sobre la mesa muchas de nuestras debilidades. Entre ellas, esa costumbre de algunos sectores de siempre poner palos en la rueda. Estoy convencida de que muchos y muchas tiramos para el mismo lado, de que somos mayoría quienes queremos un país con justicia social, en la que niños, niñas y adolescentes no tengan que crecer en la pobreza, en la que trabajadores y trabajadoras puedan proyectar un futuro.
  • No hay que perder esfuerzos en las propuestas de chicanas, en los mensajes de ex presidentes desde Europa, en los llamados a no cumplir con el aislamiento que ponen en riesgo la salud. Hay que concentrar los esfuerzos en llamar, todas las veces que sea necesario, al debate. Así es que la democracia funciona. Así es que, con democracia, podemos resolver los conflictos en favor de aquellos que más lo necesitan.
  • Nosotros nos hacemos cargo de la parte que nos toca y contribuimos a construir una democracia cada vez más participativa, representativa, con debate.
  • Tenemos un proyecto para que la Argentina vuelva al sendero de crecimiento. Y sabemos que el Estado tiene que jugar un rol importante. Creo que debemos aprovechar esta tremenda crisis como un envión, mirarnos los unos a los otros a la cara y salir de este momento mejores.
  • El otro día lo decía el Papa Francisco: «La pandemia es una crisis y de una crisis no se sale iguales: o salimos mejores o salimos peores”. Además, destacaba que la respuesta a la pandemia debe ser doble: tenemos que encontrar la cura de un “virus pequeño” y de otro “gran virus, el de la injusticia social”.