Conocer para decidir en la Cuenca del Plata

Por Alessandra Minnicelli.

Se recrea a diario la discusión sobre la mal llamada “Hidrovía”. He tratado en varios artículos en este espacio de identidad colectiva el tema desde distintos aspectos: entre ellos, que se trata de un servicio esencial en red (https://identidadcolectiva.com.ar/cuenca-del-plata-si-hidrovia-s-a-no/) y que se llegó a una “prorroga forzada “de la concesión que venció el 30 de abril del corriente. (https://identidadcolectiva.com.ar/prorroga-forzada-de-la-concesion-a-hidrovia-s-a/)

En estos días, escuché al Presidente decir que algunos compañeros son muy “virulentos” con él, que le “piden que hoy se haga cargo de la hidrovía”, señalando como al pasar que “la concesión venció en el 2011 y le dieron 8 años más “(sic).

También escuché a Mempo Giardinelli señalando que desde el punto de vista técnico “El presidente no está bien asesorado”.

Quiero agregar que desde el punto de vista jurídico tampoco está bien asesorado, – los antecedentes legales así lo indican- y en consecuencia sus dichos en relación a que “le dieron 8 años más” se presta, cuanto menos, a una grosera confusión.

Soy recurrente en sostener que se impone que sean nuestros legisladores quienes vean en los servicios públicos la garantía y técnica de realización de los derechos fundamentales y, desde allí, adopten las decisiones constitucionales y legales y luego de un debate político defina la forma jurídica a adoptar, pues hay ya sobradas muestras que acreditan que la aplicación del principio de subsidiariedad del Estado implica afectar la soberanía y, en este caso, dejar el comercio exterior y los ingresos fiscales en manos de  empresas privadas a las que se les otorgan prerrogativas  y misiones de interés general.  

¿Y por qué digo esto? Porque las resoluciones conjuntas Nro. 35/2008 y 1522/08 del Ministerios de Economía y Finanzas Publicas y de Planificación Federal Inversión Pública y Servicios respectivamente, que fueron emitidas en el año 2008, en el marco de la Unidad de Renegociación de contratos (UNIREN), creada por el entonces Decreto 311/03 (refrendado por el Jefe de Gabinete de Ministros Dr. Alberto Fernández), establecía el marco legal para este procedimiento, con encuadre de la situación de emergencia ley 25.561.

Estas resoluciones, convocaban a Audiencia Pública para tratar el Acta de Entendimiento alcanzado con la Empresa Hidrovía S.A., que luego de ello, sería remitido a la Comisión Bicameral de Seguimiento (art. 20. Ley 25.561).

Este Acta de Entendimiento se convertiría en Acuerdo una vez cumplidos los requerimientos establecidos por la ley citada y las leyes 25,790, 25.820,25972,26,077 y 26.204, y previa aprobación legislativa con intervención necesaria de la Comisión Bicameral, lo que ocurrió por UNANIMIDAD, único Acta de Entendimiento que obtuvo acuerdo unánime. Raro entonces que uno de los integrantes de la S.A Hidrovía –el Sr Romero de EMEPA–, haya manifestado en sede judicial ante Stornelli y Bonadío que “compró“ esa decisión y haya apuntado a la ex Presidenta y a parte de su Gabinete (?)… digo: “que le hace una mancha más al tigre”   

Luego de la intervención legislativa, vendría la ratificación del Acuerdo por parte del Poder Ejecutivo Nacional para su vigencia y posterior implementación.

Debo decir que el procedimiento se cumplió íntegramente y fue a partir de entonces que se ejecutaron y cumplieron las disposiciones contenidas en dicho Acuerdo. NO ANTES Y NO PORQUE NINGÚN COMPAÑERO “VIRULENTO” LE DIERA 8 AÑOS MAS A LA CONCESIÓN.

Quiero señalar que esto ocurría en momentos en que el Estado Argentino recuperaba, con intervención de algunos compañeros, definidos como virulentos por el Sr Presidente, el Correo en manos del Grupo Macri, Aguas Argentinas del grupo Suez, hoy Aysa, el Espectro radioeléctrico que detentaba Thales Spectrum y se analizaba la situación de Aerolíneas Argentinas en manos del Grupo Marsans, a partir del desfalco denunciado por el Tribunal de Cuentas de España, y que luego fue expropiada. Y más tarde recuperarían el porcentaje mayoritario en YPF. Afectando seguramente intereses de la socialdemocracia europea con la que se identifica nuestro Presidente. 

Leer estos documentos, no solo permite conocer para apreciar, apreciar para distinguir y distinguir para resolver, sino también, alerta sobre quienes estaban involucrados en el proceso de renegociación, quienes definían y ejecutaban y quienes debían efectuar el seguimiento de esta Concesión para no afectar la soberanía o, eventualmente, dejar el comercio exterior y los ingresos fiscales en manos privadas: La Comisión Bicameral en cuestión, que hoy parece haberse convertido a priori en una Comisión Bicameral para el “Seguimiento, Control de la Licitación y funcionamiento de la hidrovia Paraguay, Paraná y del Sistema de Navegación Troncal con jurisdicción en la República Argentina”, que equivocadamente parte de reconocer y dar por sentado que el servicio público de dragado, balizamiento y “control del comercio exterior” estará sujeto a una Licitación.

Una licitación futura e incierta que tiene como antecedente una  prorroga forzada “de concesión en términos de derecho administrativo que, conforme surge de la resolución del Ministerio de Transporte, no ha pedido opinión a quienes integran el Acuerdo Federal Hidrovía por el MINISTERIO DE TRANSPORTE, el MINISTERIO DEL INTERIOR, el MINISTERIO DE DESARROLLO PRODUCTIVO, y las Provincias de BUENOS AIRES, CHACO, CORRIENTES, ENTRE RÍOS, FORMOSA, MISIONES y SANTA FE (CONVE-2020-58867791-APN-DGD#MTR) de fecha  28 de agosto de 2020.

Y tampoco ha consultado para ello al CONSEJO FEDERAL HIDROVÍA, creado por Resolución N° 307/20 del MINISTERIO DE TRANSPORTE integrado por los representantes de los distintos ministerios y provincias suscribientes. Un espacio asesor de coordinación política y estratégica para la administración de la Hidrovía Paraguay-Paraná.

Tampoco parece haber tomado intervención en la prorroga forzada la UNIDAD EJECUTORA ESPECIAL TEMPORARIA “HIDROVÍA” (Resolución N° 8/2021 del MINISTERIO DE TRANSPORTE), creada con el cometido de asistir y asesorar en todo lo vinculado al llamado y adjudicación de la Licitación Pública Nacional e Internacional dispuestos por el hoy cuestionado Decreto N° 949/20.

Bueno sería escuchar a todas estas Áreas técnicas de trabajo y bueno sería conocer todos los aspectos técnicos y legales involucrados en este tema estratégico para el País, para que luego el Congreso y el Presidente de la Nación, puedan tomar la mejor decisión informada.

Yo los invito a leer los antecedentes legales aquí reseñados, no se necesita ser abogado para interpretar ninguno de los instrumentos. Entiendo que nadie le pide al Sr. Presidente que “se haga cargo de la “Hidrovía”, se le pide que, con las intervenciones de competencia, se tome la mejor decisión para el País en este momento histórico. No es una revolución, es el interés general el que está en juego.