Carolina Pérez Costamagna:»Matriarcados contemporáneos»

En su columna semanal de feminismo y genero, Carolina Costamagna, nos hablo sobre el Matriarcado contemporáneo. Escucha la columna completa en el siguiente link.

Un matriarcado no es lo opuesto a un patriarcado, así como decimos que el feminismo no es el machismo pero al revés; entonces el matriarcado, no es un mundo al revés donde las mujeres acá hacen los hombres»

Los matriarcados tienen características comunes, pero la principal entre ellos, es que son sociedades, donde la mujer tiene una autoridad no coercitiva, y es reconocida por consenso.

Son sociedades donde el hombre y la mujer son complementarios, pero los hombres no están apartados, osea no son sociedades opresoras, no es que un genero subsiste sobre el otro, porque tienen una visión del poder que es completamente distinta»

Como el poder no se ejerce de manera coercitiva, la mujer no necesita restringir, o cercenar derechos del hombre, para ejercer este poder, lo que es muy interesante, es que son sociedades muy pacificas, a los hombres no les interesa tomar decisiones, ellos viven de otra manera.

Estos matriarcados existen en Guinea, China, México; en China funciona como un clan, porque esta dispersa en el territorio Chino, pero se les respeta esta forma de organización social, y funcionan como clanes familiares»

Una diferencia muy interesante es como es la concepción del amor, y es como se enamoran lo hombres de las mujeres, y las mujeres de los hombres, que es muy curioso; cuenta Ana Boyé en uno e sus documentales, que pregunto a una mujer en Guinea, lo que le gustaba de su pareja, a lo que la mujer responde su sensibilidad y su sexo, y le pregunta al compañero de ella, a lo que él responde, me gusta su inteligencia y su capacidad de organización, que es exactamente al revés de lo que nosotros estamos acostumbrados/as, a escuchar de como nos concebimos dentro de los roles entre uno y otros.

Se complementan y funcionan como comunidades propiamente dichas, donde se entiende que son necesarios ambos géneros, para convivir en paz, tranquilidad, y son sociedades muy felices, son comunidades con economía de subsistencia y no de acumulación»

No tienen la concepción del acumular por acumular, es más comunitario, lo que es de todos, es  para todos, construyen su sociedad a partir de otros conceptos y de entender otras cuestiones, de saber que se necesitan unos a otros para subsistir.

Otro tema importante en este tipo de sociedades, es la reproducción, el cuerpo de las mujeres es muy cuidado, por que se vincula al amor y la fecundación, entonces el cuerpo de la mujer es sumamente importante y respetado.

Otra de las características del matriarcado es el respeto por la tierra y la naturaleza, entendiéndolo como el origen de la vida, y lo que hoy por hoy garantiza su subsistencia, donde no existen los celos ni el rencor.

En México, hay una ciudad matriarcal organizada dentro de un  Estado patriarcal, esto es Oaxaca,  un pueblo muy colonial, estas mujeres son reconocidas en todo México, por su inteligencia, valentía, y audacia»

Donde el centro de esta sociedad es el mercado, donde vende lo que producen de la materia prima que traen los hombres, porque es un matriarcado que convive con el patriarcado, entonces tienen otra distribución de tareas, acá el hombre es una figura irrelevante.

Las mujeres estimulan el comercio, la necesidad de cooperación, y la generosidad del vecindario, el objetivo de toda unidad productiva, es la satisfacción de todas las necesidades diarias, y una buena reputación y estima dentro de la comunidad, pero nunca la acumulación, economía de subsistencia, la confianza se gana con la asistencia a las fiestas.